X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

las pruebas del sumario judicial que afecta a la policía local de santa pola

Caso uniformes:  "Retócalo, no podemos pasar de 18.000 euros para que sea una adjudicación directa"

3/09/2017 - 

SANTA POLA. El sumario judicial del caso de los uniformes de la Policía Local de Santa Pola sigue ofreciendo muestras de la connivencia entre la cúpula policial y el conglomerado de empresas Almacenes Riera SL, que era la encargada de suministrar el material: a los contratos amañados y al material no servido al ayuntamiento, la documentación a la que ha tenido acceso Alicante Plaza, y que forma parte del sumario, deja en evidencia que todo se preparaba de antemano: cómo se presentaban las pujas a los contrarios menores; el precio del material y algunas prendas que finalmente iban a parar a manos de los propios agentes.

Cómo se recordará en la causa hay 11 implicados: por una parte, cinco miembros de la familia Riera de Redován, que operaban a través de varias empresas para servir el material policial; la comercial de la empresa, Isabel Amorós Poveda, y la cúpula de la Policía Local de Santa Pola, con su jefe, José Miguel Zaragoza -hermano del ex alcalde y actual diputado provincial del PP, Miguel Zaragoza- y los oficiales Roque Alemañ, Pascual Linares y Alfonso Aracil y el ex concejal de Seguridad Ciudadana, Antonio Pérez Huerta.

Pues además de amañarse los contratos del suministro de material con anterioridad, siempre para evitar la licitación y, por lo tanto, la concurrencia, los correos demuestran que el trato entre el oficial Roque Alemañ -que a su vez es el presidente del Club de Atletismo Santa Pola y cabeza visible de la empresa organizadora de eventos deportivos Chiplevante- y la comercial Isabel Amorós Poveda eran casi diario y que en la comunicación entre ambos se preparaba todo con antelación: cómo debían presentarse los presupuestos, cómo debían servirse el material, los saldos a favor del consistorio, cómo se compensaban, etc.. En total, a raíz de la denuncia inicial, los agentes de la Udef de la Policía Nacional analizaron los encargos realizados entre los años 2013, 2014 y 2015, período en el que se se ha hallado un desfase de 105.000 euros gastados por el ayuntamiento santapolera sin que esté acreditada la entrega de todo ese material

Así, según ha tenido acceso Alicante Plaza, hay correos en los que evidencia que se prepara todo. Hay una primera comunicación de Roque Alemañ a la comercial de la empresas, el 26 de diciembre de 2014, en la que le avanza, ante las necesidades de nuevos uniformes, cómo se debe proceder. "Tendré que pedir tres presupuestos, pero te adelanto esto a ti nada más para que estudiemos que podemos hacer". Sigue el texto: "Valóramelo a ver si hubiera suerte y entrara dentro de la adjudicación directa y diése más margen de maniobra", traslada Roque a la comercial. Al parecer, esos presupuestos se presentaron, pero había alguno que superaba los 18.000 euros más IVA, de ahí que en otro email posterior el propio Alemañ insta a Isabel Amorós a revisarlo para que pueda ser aprobado. "Retócalo porque no podemos pasar de 18.000 euros para que sea una adjudicación directa". En este último caso, se habla de unos pantalones para los agentes de la Policía Local del modelo Recife y su posterior bordado con la nomenclatura de la Policía.

Otra prueba que tiene la Udef a través de los correos electrónicos entre Roque Alemañ e Isabel Amorós es que los precios de los productos se variaba para encajar en los presupuestos aprobados por el Ayuntamiento de Santa Pola, que nunca superaban los 18.000 euros para poder adjudicar el suministro del material a través de un contrato menor con tres presupuestos aportados por empresas relacionadas entre sí, como acredita la Policía Nacional. Es decir, que primero se hacían los pedidos y en función de las necesidades, se ajustaban los precios. Una prueba de ello es un correo que figura en el sumario judicial en el que Isabel Amorós le traslada a Roque Alemañ, el 30 de diciembre de 2014, que "aún abaratando en estos temas que te comento, nos salimos del presupuesto de adjudicación directa, pero hay otras opciones para que pueda ser así. Necesitamos sentarnos y hablarlo".

Otro prueba de la relación entre Roque y la comercial de Almacenes Riera: "Te remito la relación de prendas por agentes y por tallas y las cantidades totales. Hay una diferencia de tres chaquetones o anorak entre lo que pido y lo que aprobó. Tienes que incluir un chaquetón a (se omite el destinatario) y quedarán a nuestro favor dos chaquetones, que en principio no sirvas y dejamos esa cantidad económica por si falta algún detalle"

La familiaridad

La familiaridad entre Roque e Isabel es patente en las conversaciones a través del correo electrónico, tanto en las expresiones como en la facilidad con la que se amoldan presupuestos y productos. Como ya publicara Alicante Plaza, el pasado mes de julio, con un correo con el que Isabel se dirige a Roque con "Cariñín...te he puesto los artículos...después ya lo apañamos", hay otras frases como "¡Hola Caracola!", "Me gusta tenerte activo", "guapo", "qué lo pases estupendamente!!! Y luego me cuentas para hacerme los dientes" o "si me lo dices...así como me voy a negar". Y otras de Roque, como "...siempre es agradable estar contigo...".

Noticias relacionadas

next