X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el portugués se traslada a múnich tras ocho años en alicante

Campinos deja la EUIPO como la mayor agencia europea y el reto de seguir creciendo

16/06/2018 - 

ALICANTE. António Campinos deja su cargo como director ejecutivo (antes presidente) de la Agencia Europea de Propiedad Intelectual, la EUIPO, tras ocho años. Y puede presumir no solo de haber liderado la etapa de mayor crecimiento de la euroagencia, sino también de ser el mandatario del organismo más querido por la sociedad de la que forma parte, la alicantina. Hubo mucho de todo esto en las intervenciones de los asistentes a la presentación del Informe de Impacto de la Euipo en la Comunitat Valenciana 2017, este viernes en el salón Simone Veil, en la zona de ampliación. Desde el propio Campinos al presidente Ximo Puig, que cerró el acto, todos destacaron la apertura de la EUIPO a la provincia que la acoge desde 1994 y el crecimiento de su actividad y sus beneficios, que la han llevado a introducirse cada vez más en nuevos campos.

"En 2010 teníamos un excedente de crecimiento, pese a la bajada de tasas, problemas con las oficinas nacionales de propiedad intelectual y mucho trabajo que se quedaba acumulado", recordó Campinos. "Hoy le hemos dado la vuelta a la situación, seguimos creciendo y somos la mayor agencia europea por personal y por superávit", destacó. La oficina, que no solo tiene un impacto económico, sino también en la educación (con la escuela), la cultura (con el concierto del Día de Europa), la solidaridad (con la ONG Solcir), el medio ambiente (con el bosque que están impulsando junto al Ayuntamiento) o el diseño urbanístico (con la remodelación del acceso sur de la ciudad), ha sido "un catalizador para el cambio de la Comunitat Valenciana", donde mantiene 3.000 empleos.

Campinos se marcha a Múnich, a dirigir la Oficina Europea de Patentes (otro organismo descentralizado), pero deja deberes a su sucesor. En su opinión, "la oficina debe continuar ganando competencias y reduciendo su superávit, para no estancarse y arriesgarse a una intervención pública". En este sentido, recordó que bajo su mandato se ha incorporado el Observatorio de la Propiedad Intelectual, que periódicamente elabora estudios sobre la piratería, con información "para legisladores y ciudadanos". Y apunta que esa asunción de nuevas competencias podría ir encaminada a los certificados digitales, los nombres de dominio en internet, el Blockchain y la innovación en las pymes. "Sin dejar de conservar la calidad en el registro de marcas, donde hay que aspirar a ser más eficientes".

El presidente de la Cámara de Comercio (autora del estudio que se presentaba), Juan Riera, se felicitó por el 25 aniversario desde que el Consejo de Ministros designó Alicante como sede de la EUIPO, cuando todo el mundo esperaba que fuese a Madrid. Riera, que se refirió a Campinos como "un alicantino de Lisboa" y bromeó con el encuentro del Mundial que iba a enfrentar a los dos países horas más tarde, celebró que la aportación al PIB valenciano "sigue creciendo, es una de nuestras mayores empresas".

"La EUIPO está hablando con interlocutores de más allá de nuestras fronteras para intentar equiparar las herramientas con las que pueden contar las empresas en esos países", subrayó Riera, algo que a su juicio permitirá que "las empresas europeas puedan entrar con mayor seguridad en las economías emergentes". Algo en lo que anda aplicada la Cámara, que acaba de regresar de una misión comercial en Vietnam y Tailandia. "Campinos ha abierto la oficina a la sociedad alicantina: 2.500 niños la visitan cada año, para poder conocer qué es la Unión Europea y cómo funciona".

"La decisión más trascendental en 25 años"

El último en tomar la palabra, una vez presentado el estudio, fue el presidente de la Generalitat, que mantiene una cordial relación con Campinos desde que accedió al cargo hace tres años. Puig defendió la visión europea de Simone Veil (que da nombre al salón donde se celebró el acto), y advirtió que "sin una Europa potente basada en sus valores fundacionales, el mundo pierde". Probablemente, Puig tenía en la cabeza la crisis del Aquarius, en la que la Comunitat ha jugado un papel crucial. El presidente también advirtió sobre los riesgos del "autoritarismo, la falta de respeto a los Derechos Humanos y el nacionalismo irracional".

El presidente destacó el impacto acumulado de 6.000 millones de euros en la Comunitat desde que se creó la oficina, y señaló que la elección de Alicante como sede es, a su juicio, "la decisión institucional más importante de los últimos 25 años para la Comunitat". En este sentido, señaló que la EUIPO ayuda a "levantar la hipoteca reputacional" por su buena gestión y su proyección internacional, y consideró que es la mejor tarjeta de visita para captar inversores.

Noticias relacionadas

next