X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Campeones del reciclaje

La comunidad escolar de El Campello trabaja junto con el Consorci Mare para promover la sensibilización y los valores medioambientales en los más pequeños

9/06/2018 - 

EL CAMPELLO. Incentivar la concienciación medioambiental en los niños y niñas es clave para la consolidación de hábitos cotidianos que ayudan a cuidar y mantener adecuadamente el ecosistema. Y es por eso que el Consorci Mare viene desarrollando numerosas actividades en los colegios de distintos municipios, enseñando la metodología del reciclaje y sus virtudes. 

Se centran en la necesidad de dotar a los pequeños de herramientas que les permitan tomar partido ante la problemática medioambiental, así como fomentar su participación en el cuidado del entorno. Pero para ello, lo hacen de forma entretenida y divertida, mediante cuentacuentos y manualidades.  

Y eso es precisamente lo que hicieron esta semana los alumnos de los centros escolares de El Campello, enmarcado en la celebración de la Semana del Medio Ambiente. El pasado sábado, con el mercado ecológico y artesanal, se iniciaba un completo programa que ha contado además con exposiciones, talleres, excursiones y hasta una jornada de limpieza de espacios públicos como las playas. 

Un conjunto de acciones organizadas por el Ayuntamiento de El Campello, que han contado con la colaboración del Consorci Mare. Dos entidades que se unen para involucrar a la comunidad escolar. Porque, en palabras de Cynthia Alavés, presidenta del Consorci Mare y a su vez concejala de Medio Ambiente de El Campello, “estos programas de educación ambiental deben proporcionar una educación para la acción y deben capacitar para poder actuar contra los problemas ambientales a los que nos enfrentamos”.

Las actividades que se han llevado a cabo en los colegios han tratado sobre la mecánica del reciclaje, enseñando a los pequeños cómo y dónde reciclar, trabajando con los distintos tipos de residuos y sus contenedores. Y esta semana temática culminaba con una particular entrega de medallas para los campeones del reciclaje, después de aprender los beneficios de las tres erres: reciclar, reutilizar y reducir. 

Una medalla que han fabricado los propios niños con tapas de conserva y otros materiales reciclados. “Con estas actividades, aprenden que no todo es basura y que muchas cosas se pueden reutilizar”, afirma Tono Lloret, educador ambiental del Consorci Mare que ha trabajado con los pequeños durante estos días. Unas acciones que tienen su reflejo en casa y el mejor ejemplo es que “durante esta semana, por iniciativa propia, han creado sus propios juguetes con envases de yogur y otros artículos reciclados”, añade. 

Otros alumnos con más edad han creado su orla del compromiso medioambiental, con la que cada uno se comprometía a realizar a diario una acción concreta en casa, implicando también a la familia. Algunos reciclarán todos los envases, otros se comprometieron a cerrar el grifo cuando no estén utilizando bien el agua y así un largo etcétera de acciones ahorrativas y de reciclaje. 

Para sus organizadores, el objetivo está cumplido porque se trataba de fomentar la sensibilización y la concienciación mediante juegos, escenas de teatro y de participación, para que los escolares disfrutaran y que, de paso, las acciones incidieran en su manera de actuar, en sus relaciones con los residuos y en el cuidado del medio ambiente. 

Pero para seguir logrando nuevos objetivos y mantener a largo plazo los alcanzados, la educación ambiental debe comenzar en las edades más tempranas. “Por un lado, porque las generaciones que hoy estudian en nuestras escuelas serán las generaciones que deberán hacer frente a algunos de los problemas más importantes a nivel ambiental”, indican desde desde el Consorci Mare. Y por otro, “porque la población escolar está en formación y es el mejor momento para inculcar en ellos el amor y el respeto por la naturaleza, traduciéndose en una nueva y mejorada relación con nuestro entorno”, añaden. Por ese motivo seguirán realizando distintas actividades durante todo el año, aunque ahora finalice la Semana del Medio Ambiente. Unas acciones que además prometen ampliar a todo tipo de públicos, no solo a la comunidad escolar. 

Noticias relacionadas

next