X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

'Brotes blanquiazules'

Foto: Pepe Olivares
7/11/2017 - 

ALICANTE. El Hércules vive su mejor momento de la temporada, clasificatoriamente y por juego.

Ante el Baleares, equipo que ahora entrena Claudio Barragán, cuajó su encuentro más completo y es que no era la primera remontada de la temporada, ni tampoco el partido en el demostraba su pegada, pero sí la primera victoria con juego fluido, goles y dando la vuelta al marcador.

La dinámica es positiva y es que el Hércules no pierde desde el 8 de octubre, habiendo sumado 11 de los últimos 15 puntos disputados: ha ganado a Peralada (3-2), Peña Deportiva (1-0) y Baleares (2-1) en el Rico Pérez en las jornadas nueve, once y trece; y empatado en Formentera (1-1) y Mallorca (1-1) en las jornadas diez y doce.

Los blanquiazules cerraban la jornada octava como décimos con nueve puntos, a seis de la cuarta plaza, después de caer en Villarreal (2-1), y ahora son quintos con 20 puntos, a uno solo del cuarto clasificado. Es decir, que en cinco partidos han reducido de seis a cinco puntos su desventaja con la cuarta y pegado un buen salto en la tabla; una escalada en la tabla que se inició con Gustavo Siviero en el banquillo, con la victoria sobre el Peralada tras la que fue destituido y ha tenido su continuidad con Claudio, bajo cuya dirección se han sumado ocho puntos de 12 y el equipo ha empezado a mostrarse más seguro en defensa, haciendo gala de una circulación de balón más fluida y crea muchas más ocasiones de peligro, incluso a balón parado.

No obstante la mejora, si comparamos la marcha del equipo con la de los tres cursos ligueros anteriores, tenemos que hablar de brotes verdes ('blanquiazules') más que de floración.

Y es que el Hércules de Pacheta, a la finalización de la jornada 13, era también quinto pero con 22 puntos, dos más que en la actualidad, y empatado con segundo, tercero y cuarto: Nàstic, Espanyol B y Mallorca B respectivamente también contaban con 22 puntos. El líder era el Reus que tenía 23.

Los blanquiazules habían ganado seis partidos, empatado cuatro y perdido tres, con 15 goles a favor y ocho en contra.

De los siete encuentros siguientes, el Hércules ganaría tres y empataría cuatro (tres de ellos con Reus, Espanyol B y Mallorca B), es decir, sumaría 13 de 21 puntos, viendo rota en la jornada 21 una racha de imbatibilidad que les llevó a liderar la tabla en tres jornadas, de la jornada 16 a la 18, en la visita al Huracán que ganó (1-0) a los blanquiazules.

Pacheta sería destituido una semana después, tras caer (0-1) ante el Olímpic de Xàtiva y el equipo como cuarto, con un punto de ventaja sobre el quinto.

Foto: Juan Carlos Soler

Por su parte, el Hércules de Herrero cerraba la jornada 13 como cuarto con 21 puntos, uno más que en la actualidad. Eso sí, empatado a puntos con el Lleida que era quinto. El líder era el Reus con siete puntos más que los blanquiazules que tenía a seis al segundo, el Villarreal B, y a dos al Cornellà que era tercero.

Los blanquiazules habían ganado cinco partidos, empatado seis y perdido dos, con 14 goles a favor y 10 en contra.

Al igual que el curso anterior, los blanquiazules prolongarían su imbatibilidad con tres victorias y cuatro empates hasta la jornada 20 (cayendo a la quinta plaza pero llegando también a ser terceros de la jornada 17 a la citada 20, encadenando 15 partidos sin perder); una semana después cayeron (0-2) con el Alcoyano en el Rico Pérez, pasando a ser cuartos (con un punto de ventaja sobre el quinto) y siendo destituido Manolo Herrero.

Foto: Juan Carlos Soler

Y hace un año, a la finalización de la jornada 13, el Hércules de Tevenet era cuarto con 21 puntos, también uno más que en la actualidad, pero empatado a puntos con quinto, sexto y séptimo que eran Baleares, Badalona y Ebro. El Barça B lideraba la tabla con siete puntos más que los blanquiazules que tenían a cinco al segundo, el Alcoyano, y a uno al tercero, el Valencia Mestalla.

Seis victorias, tres empates y cuatro derrotas eran los resultados cosechados por el Hércules en sus 13 primeros partidos ligueros en los que, a diferencia de las dos campañas anteriores y de la presente, el Hércules había disputado solos seis encuentros como local; el séptimo partido en el Rico Pérez llegó en la jornada 14 y se saldó con victoria (1-0) sobre el Atlético Levante y el octavo en la jornada siguiente y que deparó una derrota (2-3) ante el Villarreal B que vino seguida de otra (3-0) en Alcoy, momento en el que Tevenet, que tardaría todavía varios meses en ser destituido, estuvo al borde de ser cesado: además de que la imagen en El Collao fue lamentable, los blanquiazules cayeron de la tercera a la sexta plaza.

Foto: Juan Carlos Soler

Noticias relacionadas

next