X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

SE INTERCAMBIAN LAS PIEZAS

Bricoshoes: calzado personalizado 'made in Elche' que conquista el Norte de Europa y Sudamérica

Tiene un sistema revolucionario que permite ajustarlo al pie, crear tu propio look y jugar con formas y diseños hasta crear seis modelos diferentes de un mismo zapato

13/03/2017 - 

ELCHE. Bricoshoes es un calzado diferente e innovador que ha cambiado tanto la forma de ponerse un zapato como la de comprarlo. Se trata de un zapato de mujer ajustable, sostenible, cuyo sistema le permite intercambiar las piezas y personalizar el modelo. Esto es posible porque a las suelas se les añaden los accesorios (los cortes de piel) que se fijan con unos tornillos para adaptarlos a la forma del pie de cada persona y, a la vez, esos accesorios son intercambiables en las partes delanteras y traseras del zapato que se pueden quitar y poner.

De esta forma, un mismo zapato se puede convertir en varios tipos de look simplemente cambiando los accesorios y jugando con varias formas y colores hasta obtener seis modelos diferentes con solo un par de suelas y dos pares de accesorios por un precio medio que gira alrededor de los 75 euros.

Este sistema que permite ajustar al 100% el calzado a la forma del pie y hacerlo más confortable es lo que le ha abierto a esta empresa ilicitana las puertas de mercados como los países nórdicos, Alemania y Sudamérica ya que en muchos casos los contornos del pie en estos países son diferentes y a las personas les cuesta encontrar una horma o fabricación que se adapte a sus características.

El director de Bricoshoes, Juan Carlos Rico, añade que en España también están creciendo y que están abiertos a cualquier mercado porque estos zapatos pueden adaptarse a la forma de cada usuario. Al respecto apunta que este calzado respeta el largo del pie en las suelas pero los accesorios pueden ser de tallas más grandes o pequeñas para que las clientas se adapten el zapato a su forma.

Precisamente la idea de poder elegir, crear su propio zapato y adaptarlo a cada pie fue lo que llevó a este industrial con 35 años de experiencia en el sector a poner en marcha esta empresa hace 4 años. "El calzado tradicional está predeterminado por el textil, horma, diseño, precio y lugar de venta" y Juan Carlos Rico quiso cambiar ese concepto y valoró la posibilidad de "fusionar las piezas de tal forma que se pudieran vincular y desvincular con el fin de que se ajustara al pie y se personalizaran los modelos".

Hecho a mano y sostenible

Otra de las características que resalta el director de Bricoshoes es que se trata de un calzado hecho a mano en Elche y sostenible porque en la trazabilidad del producto se elimina mucho consumo de energía, los accesorios metálicos son reutilizables al igual que la caja de los zapatos y como las piezas del zapato no están unidas, el interior de la caja es más compacto y elimina cuatro líneas de transporte.

Precisamente las novedades que han presentado recientemente en las ferias Momad Metrópolis y Momad Shoes se basan en la sostenibilidad del artículo con cuñas más funcionales, naturales y confortables.

En cuanto a los colores, trabajan con una gama de 14 colores y cada temporada incorporan los tonos que son tendencia y los intercambian por los que menos han funcionado o ya se han pasado de moda.

Noticias relacionadas

next