X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

sin fecha para la aprobación del presupuesto para 2018

Bigorra cifra en 760.000 euros la "sobredimensión" de partidas en el presupuesto

14/04/2018 - 

BENIDORM. El portavoz de Compromís-Los Verdes en el Ayuntamiento de Benidorm, Josep Bigorra, analizó este viernes tanto la ejecución del presupuesto de 2017 como el borrador para 2018. Según destacó el edil de Compromís, hay partidas "infladas" que en su conjunto sumarían unos 760.000 euros que se podrían destinar a otros asuntos. Eso sí, afirmó que por ahora no presentará sus propuestas al borrador ya que dice faltarle varios elementos para poder conformarlas, como la Relación de Puestos de Trabajo o el desglose de algunas de las partidas que calificó de "genéricas".

Bigorra subrayó especialmente el capítulo de inversiones. "Si bien disminuye la partida de becas en 158.000 euros respecto al año pasado, se repiten inversiones no realizadas como la respectiva en el cementerio de San Jaime, valorada en 40.000 euros, o la de las boyas, con 45.000 euros que colea desde 2016. Además, hay inversiones que no sabemos a qué infraestructuras irán, como ahora, los 400.000 de accesibilidad o los 400.000 de presupuestos participativos, aunque desde diciembre hemos solicitado que se nos aclaren a qué obras van", afirmó el regidor.

Asimismo, Bigorra consideró que "el gobierno local repite inversiones no realizadas, olvida otras aprobadas en pleno, como la rehabilitación del Parque de l'Aigüera, y otras inversiones prometidas por el mismo gobierno que irían en las cuentas de 2018".

En la misma línea, el concejal de Compromís calificó las cuentas de 2017 de "irreales". Así, se refirió a los 7 millones de euros que se cambiaron de objetivo con 15 modificaciones presupuestarias, tal y como informó este diario.

A continuación, afirmó que "hay una diferencia clara entre lo presupuestado y lo ejecutado que sobredimensionó partidas como la de estudios y trabajos técnicos, actividades, material de oficina o reuniones y conferencias, que luego se han alterado". 

Y después, indicó que hay inversiones que no se efectuaron, como la de Destino Turístico Inteligente (aunque en este caso para que no se concedió la subvención), la reforma del cementerio de Santiago, las "eternas" boyas ecológicas, el acondicionamiento de un área gourmet en el Mercado, la mejora de ordenadores de atención ciudadana o la creación de salas de lactancia en dependencias municipales.

Para el concejal, lo "peor" es que hay inversiones aprobadas por el pleno o prometidas por el gobierno que no aparecen. Bigorra se refiere así a la moción aprobada del grupo municipal para rehabilitar el suelo y los elementos decorativos del Parque de L'Aigüera, que debía hacerse en diferentes ejercicios hasta 2019 y que este año no se contempla como inversión. O el aula del Mar (pendiente del permiso de Costas) y remodelación del cementerio de la Virgen del Sufragio, que el propio alcalde afirmó en nota de prensa en octubre de 2017 que iría en la propuesta presupuestaria con una cuantía de 210.000 euros. "Ni cumplen con las mociones aprobadas, ni con sus propias promesas", indicó.

Por último, Bigorra ha indicado que "el grupo municipal estudia hacer entre diez y doce enmiendas de carácter social, sobre personal de la administración para mejorar el servicio público o mejora de infraestructuras de la ciudad, pero no haremos cartas a los reyes magos, sino que haremos enmiendas realistas cuando el gobierno local entregue toda la información necesaria". 

Por su parte, el portavoz del PP, José Ramón González de Zárate, acusó al edil de escudarse en "excusas" porque es "un vago" que no hace propuestas al borrador. Además, afirmó que algunas de los documentos que exige no han estado en otros presupuestos y que no es nuevo en el Ayuntamiento.

Noticias relacionadas

next