X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de noviembre y se habla de benidorm isla de benidorm ELCHE ARENALES DEL SOL CONSUM

director de "el hombre que embotelló el sol"

Bernàcer: "Benidorm es una fuente inagotable para el cine de historias reales o imaginarias"

Benidorm vuelve a aparecer en el séptimo arte de la mano de Óscar Bernàcer y Nakamura Films con el documental "El hombre que embotelló el sol". Repara las leyendas e historias del alcalde Pedro Zaragoza, haciendo reflexionar en forma de comedia si todo lo que se cuenta sobre él es cierto

27/11/2016 - 

BENIDORM. El valenciano Óscar Bernàcer está de estreno. El director se ha adentrado de nuevo en los orígenes del turismo de Benidorm con el documental "El hombre que embotelló el sol". Una investigación sobre la figura del que fuera alcalde Pedro Zaragoza, reconocido en la ciudad de los rascacielos como el impulsor de lo que es hoy en día la capital de la Costa Blanca. La producción, de la mano de Nakamura Films, lo hace desde un punto de vista cómico, para desengranar las historias que envuelven al mítico alcalde y dejar pensando al espectador si todo lo que sabía hasta ahora era cierto o una leyenda... Su segunda incursión en el origen de la localidad turística tras el corto Bikini, que alcanzó el éxito también al otro lado del charco cuando la cadena HBO compró los derechos para emitirlo.

–¿Qué cuenta este documental?

–Aunque el título pueda llevar a engaño, lo que trata es de la belleza del mito fundacional de Benidorm entre los años 50 y 60. Y para contar esta historia hay que remontarse a la de Pedro Zaragoza. Nos interesaba muchísimo esa parte en la cual él invierte todo sus esfuerzos, su imaginación y su ingenio para promocionar el cambio de la localidad hacia ese turismo europeo que estaba emergiendo, con las clases media y trabajadora que empezaban a tener vacaciones. Hemos querido jugar a conocer nuestra historia de una manera entre divulgativa y amena. Haciendo comedia con ciertos pasajes. Todo esto desde el punto de vista de qué es real, qué no es real, qué son verdades a medias...

–¿Cuál es la conclusión?

–Queremos que sea el espectador el que saque sus propias conclusiones. Lo hemos intentado hacer todo despojándonos de los prejuicios. Cuando dices "Benidorm", enseguida tienes una opinión: o te viene un horror a la cabeza o al revés, te encanta. 

cuando hablas de Pedro Zaragoza, los que saben quién es o le tienen una admiración increíble o lo primero que te dicen es que era un franquista y fascista

Y cuando hablas de Pedro Zaragoza, los que saben quién es o le tienen una admiración increíble o lo primero que te dicen es que era un franquista y fascista. Lo mismo ocurrió con el corto Bikini, porque pensamos que si le hubiéramos dado una carga ideológica no habría funcionado.

–¿El corto de Bikini fue el que inspiró este documental?

–El documental nació en paralelo. Para la escritura del corto, lo que hacíamos era investigar el contexto histórico, para saber si esos diálogos serían verosímiles o no, si estábamos tocando temas que eran de ese momento. Gracias a esto, vimos toda la retahíla de anécdotas que tenía Pedro Zaragoza y que era un filón, un personaje a descubrir para los que no somos de esa zona.

–¿Primero el corto, ahora el documental, por qué Benidorm?

–A mi me fascina. Nunca había entendido por qué existía ese modelo de turismo masivo hasta que no me paré a estudiarlo y a investigarlo a raíz del corto y del documental. Y me fascinó. creo que es mucho más difícil entender lo que tu no tienes apego o no te resulta cercano que aquello que sientes que tienes una conexión que te facilita el entendimiento. Ha sido como una gran tesis todo este proceso y creo que empezamos a entender por qué existe Benidorm y que tiene su sentido. A muchas personas les gusta y eso hay que respetarlo. 

–¿Sería extrapolable a otros ejemplos actuales, como Esperanza Aguirre con Madrid, Rita Barberá con Valencia o Revilla con Cantabria?

–Pues no lo sé. Los políticos que me dices ahora me parecen menos interesantes porque se les ve venir, ¿no? El comportamiento que tienen o han tenido es bastante sencillo de averiguar o de poder retratar por como están las cosas. A mí lo que me fascinaba de la figura de Pedro Zaragoza era el contraste de la época. Una persona que tiene unos ideales tan determinados y tan afín a la dictadura y que sea la que le abra los ojos, diciendo el camino "bueno" en contra de todo lo que es la moral de la iglesia católica que amparaba al régimen franquista. Me parecía super interesante. Ésa es la España de los grandes contrastes.

–Tras unas 60 entrevistas sobre Pedro Zaragoza, ¿cómo lo definiría?

–Como una persona muy inteligente y que supo aprovechar los recursos que tenía al máximo. Creo que la autoridad que tenía en ese momento le ayudó mucho, pero también el hecho de que la gente viera que era el que más trabajaba de todos. Que no sólo estaba aprovechando su condición de alcalde para sacar rédito personal porque creo que no lo sacó. Al final, por las investigaciones que hemos hecho y por las entrevistas, yo creo que esa es una gran diferencia con los políticos de ahora.

–Después de ver el documental, da la sensación de que habéis recorrido bastantes lugares...

–Las líneas de investigación nos llevaban a un montón de sitios. A Laponia, que es una de las tramas que existe y que cerramos, pero había muchas que no se terminaban de cuajar porque no se contrastaba la información o por que no llegábamos a un camino claro y tampoco queríamos ponerlas por poner. 

LAS INVESTIGACIONES NOS LLEVARON A CHILE, LAPONIA, EL PAÍS VASCO O NUEVA ORLEANS

Había una línea que nos llevaba a Chile, al anterior a Allende. Hubo una relación entre ellos dos que no conseguimos contrastar por ningún lado. Otra nos llevaba a Nueva Orleans con un incidente bastante gordo, pero tampoco las conseguimos contrastar. Así como la trama de Laponia, País Vasco y la del bikini la hemos podido trabajar mucho más, hubo otras que tuvimos que descartar. El resultado es lo que nosotros pensamos que honestamente se podía contar porque lo demás habría sido frivolidad.

–Entonces, la historia de que viajó en vespa para reclamar a Franco que autorizase el uso del bikini en las playas de Benidorm, ¿es real o leyenda?

–El final es lo que tú quieras creer.  Y creo que el objetivo es la gran reflexión del documental: la leyendas, los mitos, sirven para forjar la realidad. El caso del bikini resulta como un gran ejemplo porque con la línea que hemos expuesto en la película no te estamos diciendo ni que fuera real ni que no lo fuera. Hay unos datos que podrías interpretarlos tú como algo que, bueno si no hay pruebas, no existió. O puedes decir: existó y no hace falta que haya un papel que lo pruebe.

–Ya han tenido el estreno en la ciudad del alcalde, ¿cuáles fueron las sensaciones?

–Los comentarios fueron muy buenos. Estábamos con la sensación de estar ante el mayor examen porque había gente que nos había contado esas historias, probablemente a otros no les habíamos entrevistado y las conocían igualmente e incluso mejor. 

EL DOCUMENTAL EXPLICA LA HISTORIA DEL BIKINI Y EL ESPECTADOR SACARÁ LA CONCLUSIÓN DE SI EXISTIÓ O NO

Al salir de la proyección las muestras fueron bastantes positivas, mucho cariño, mucho afecto, estuvieron muy amables todos. Siempre había el comentario de esto no sé si lo habría contado así, etc. Creo que el examen en casa lo aprobamos, ahora falta saber fuera.

–¿Benidorm puede dar para más en el cine?

–Yo creo que Benidorm es inagotable. Para todo lo que te quieras plantear, otra cosa es que consigas el apoyo para llevarlo a cabo. Creo que es un gran lugar para la ficción de lo real y de lo imaginado. 

Noticias relacionadas

next