X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

quieren evitar a la sgae

Benidorm renegocia el contrato del Low Festival para rebajar el coste al Ayuntamiento

30/03/2017 - 

BENIDORM. Este mismo jueves es el día. Uno más, según el concejal de Eventos, José Ramón González de Zárate. El edil se reunirá durante este día con representantes del Low Festival para hablar de las condiciones del contrato que firmó el anterior equipo de gobierno con el evento musical por excelencia de Benidorm. Aunque no quiso contar mucho de lo que quiere negociar con ellos, sí que indicó que una de las cosas que tocarán será el coste que supone para el Ayuntamiento el pago de la SGAE. 

Tal y como figura en el contrato, es el consistorio el que tiene que pagarlo, y que el año pasado por ejemplo constó 35.000 euros más IVA. Todo ello viene después de una moción de Ciudadanos, aprobada en el pleno de diciembre de 2016. Aunque el acuerdo está firmado hasta el 2020, el concejal de Eventos indicó que sí que se podrían modificar diferentes criterios pactados en el momento, "pero para eso hace falta hablar y que las dos partes estén de acuerdo", dijo González de Zárate.

El festival, que atrae a numerosos jóvenes cada año hasta la ciudad de los rascacielos, ha sido motivo de discusiones entre los diferentes grupos desde el principio. Por ello, la moción que llevó la formación de Albert Rivera también quería descartar todo tipo de "anomalías" en el contrato. Según González de Zárate, los dos informes que se han redactado descartan esta posición: "los destrozos que se han ocasionado y que tenía que asumir la empresa, ya los ha pagado. El césped no es cosa de ellos, porque así lo firmó el anterior concejal".

Los informes, a los que ha tenido acceso Alicante Plaza, indican que no hay otra ubicación posible que no sea la actual, el Polideportivo Municipal de Foietes. Sus características le hacen idóneo para este tipo de eventos, aunque los vecinos son los más perjudicados, siendo éste un lugar en el que descansan muchos de los trabajadores de la ciudad.

Además, hacen referencia al pago de la SGAE, que según la moción de C's, es inasumible por el Ayuntamiento porque es inherente a la producción del festival. Aunque el informe del técnico de Eventos no entra a valorar tal afirmación, sí que dice que debido al tipo de festival que es y la ciudad en cuestión, la administración "debe valorar la repercusión de ese gasto" para la localidad así como la promoción turística y el "evidente impacto económico". Para ello, señalan que según Kantar Media el gasto medio de los asistentes es de 114 euros diarios fuera de las instalaciones del festival. Es decir, 9 millones de euros en los cuatro días que dura.

Asimismo, este informe hace un repaso de las ayudas que reciben por parte de las diputaciones otros eventos, como Rototom (92.000 euros), FIB (172.000 euros), SOS (300.000 euros de la Región de Murcia), BBK (1.188.000 euros del Ayuntamiento de Bilbao), mientras que por parte de la Diputación de Alicante se le ayuda al Low Festival con 16.500 euros.

Por último, el informe del técnico de Contratación estima con los datos aportados por parte de la mercantil del Low que está acreditada su solvencia técnica y económica. No obstante, el concejal de C's, Juan Balastegui, manifestó sus dudas en el turno de ruegos y preguntas del último pleno de Benidorm. Dijo que no se le habían contestado a sus preguntas.

El Low Festival en Benidorm está siendo una mina para la promoción, sobre todo en el sector de la gente joven, una asignatura pendiente para la ciudad. Por ello, y otros motivos, hablar del evento siempre cuesta por parte del Ayuntamiento, con el fin de que no se sientan agredido y terminen por irse a otra localidad, como ya ocurriera en otro casos cercanos. Esto mismo pasa con la tasa por eventos en el que habría que pagar 0,50 euros por cada entrada. Una iniciativa que colea en los últimos años, pero que aún no se ha podido aprobar.

next