X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

sumarán más calles tras la aprobación futura del consell

Benidorm estudia ampliar el número de comercios con primeras plantas y sótanos

7/02/2018 - 

BENIDORM. El Ayuntamiento de Benidorm someterá a estudio por parte de los técnicos la viabilidad de ampliar el número de calles para que se permitan comercios y restaurantes con primeras plantas y sótanos, como ya ocurre por ejemplo en el Paseo de la Carretera. Así lo anunciaron el portavoz del PP, José Ramón González de Zárate y la edil de Urbanismo, Lourdes Caselles. Ambos indicaron que tras el estudio, y al afectar a la ordenación estructural, será la Conselleria la que tenga la última palabra al respecto. 

El PP y la Asociación Independiente de Comerciantes (Aico) elaborar sendas propuestas que ahora serán analizadas para poner una propuesta común que sea aprobada inicialmente. La idea es que las principales avenidas de la ciudad sean designadas como ejes comerciales, incluyendo las zonas peatonales que se han añadido en los últimos años.

De momento, cuentan con un borrador que forma parte del expediente de la modificación puntual número 20 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Una modificación que incluye diferentes asuntos, entre ellos –y en base a una moción de Ciudadanos (Cs)- la de viabilizar la implantación de actividad comercial en los sótanos y primeras plantas en más calles de Benidorm.

El edil indicó que las grandes avenidas propuestas para su calificación como ejes comerciales son Ametlla del Mar, Beniardá, Foietes, Esperanto, Armada Española y Vicente Llorca Alós, así como las zonas peatonales. Unas calles que se suman a la treintena planteada por AICO, y que también deberán ser estudiadas por los técnicos para determinar “si es posible que, en base a los criterios marcados por la normativa, sean ejes comerciales”, aclaró Caselles. 

La titular de Urbanismo ha indicado que además de la apertura de negocios en las primeras plantas y sótanos, esta modificación puntual también afecta a la liberalización de la implantación de gasolineras y electrogasolineras, y a la ordenanza de publicidad. Con el objetivo de “agilizar” la tramitación de estos dos últimos asuntos, el Consejo también planteó ayer desvincularlos del resto de la modificación, ya que trámite ambiental depende del Ayuntamiento. De esta forma, ambos asuntos “podrían ir al próximo pleno” y estar resueltos “en un plazo de seis meses”. 

Malestar en Ciudadanos

El portavoz de Ciudadanos en Benidorm, Rafael Gasent, salió al paso de la rueda de prensa y el Consejo Asesor de Escena Urbana realizado por el gobierno local, liderado por el PP junto a CBM. Así, el edil de la formación naranja reseñó que Cs presentó en agosto de 2015 una moción para modificar la ordenanza referente a la zona terciaria y casco tradicional para que se permitiera el uso comercial de las primeras plantas. “Es bochornoso que el PP quiera atribuirse un trabajo, cuando llevamos dos años y medio solicitando informes sobre nuestra propuesta para poder dar alguna valoración u opinión”, denunció Gasent tras conocer las palabras del PP.

El portavoz de Cs declaró a través de un comunicado que “aparecer con un posicionamiento en un consejo asesor de Escena Urbana, cuando no se ha respondido nada en las Comisiones Informativas cada vez que hemos preguntado cómo estaba este asunto, es cuanto menos reprochable”. Gasent informó que “la última vez que presentamos por escrito una petición de información sobre este asunto fue al alcalde en verano de 2016, haciéndole entrega de los Registros de Entrada presentados por 

Ciudadanos el 12 de enero, 27 de abril y 8 de junio de ese año, solicitando copia de los escritos y documentación remitida al Consell para dar cumplimiento a la moción propuesta sobre el uso terciario de primeras plantas, así como un informe por escrito sobre qué tramitación restaba por realizar, algo que aún no hemos recibido”.

De hecho, según ha añadido el portavoz de Ciudadanos, “el alcalde ni siquiera contestó a estas cuestiones en la contestación que dio a éstos y otros requerimientos y que recibimos en noviembre de 2016”. Desde entonces, según apunta Gasent, “solo habíamos recibido contestaciones por parte de la concejal de Urbanismo diciendo que estaba trabajando en ello y de que faltaban alegaciones de AICO, nada más”.

Finalmente, dejaron el último recado: la finalización de los trámites en este sentido y que aún no tienen estaban dentro de los puntos que tenía que resolver el gobierno local en el acuerdo de presupuestos de 2017. La fecha que tenían de plazo era octubre de 2017. Hay que recordar que si no cumplían 25 de 29 propuestas, daban por roto el acuerdo y votaban en contra del de 2018.

Noticias relacionadas

next