X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la han cerrado siete años después por deficiciencias

Benidorm desconoce qué proyecto avaló las reformas de la extensión administrativa de Limones, ahora clausurada

26/12/2017 - 

BENIDORM. La reforma de la extensión administrativa y centro vecinal situada en la calle Limones de Benidorm "fue realizada por parte de los Servicios Técnicos Municipales en el año 2010 y coordinada por el Departamento de Arquitectura, desconociendo la existencia de proyecto de reforma o documento técnico que avale las soluciones adoptadas en la misma". Así de contundente se muestra el ingeniero técnico industrial en su informe elaborado sobre la situación de este centro del que han decretado el cierre esta semana por indicación de los técnicos municipales.

Según informaron el pasado lunes, habían constatado que ambas instalaciones, puestas en funcionamiento hace siete años, no reúnen las exigencias normativas para prestar servicio.

Pero eso no es todo, los problemas se sucedieron durante el proceso. Según destaca el informe, la licencia de la extensión administrativa "debería haberse tramitado bajo la figura de comunicación ambiental". Pero no fue el caso, tal y como señala el documento, que dice "desconocer a ciencia cierta por qué no fue tramitada dicha licencia, dado que esta situación ha sucedido en otros casos similares".

Además, “dispone de escasa iluminación natural y la ventilación insuficiente para garantizar los niveles requeridos por el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE)”.

Por lo que respecta al centro vecinal, la licencia de la sala se tendría que haber tramitado a través de una declaración responsable, pero "al igual que en el caso anterior, sobre este centro no se ha tramitado ningún expediente de apertura".

Asimismo, cuenta con una altura de techo inferior a la requerida en el Reglamento que desarrolla la Ley de Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas y Establecimientos Públicos. A todo esto, hay que recordar que el consistorio mantiene una deuda con el dueño del local de unos 200.000 euros.

Sobre este asunto se pronunció el portavoz de Compromís-Los Verdes, Josep Bigorra, quien dijo no entender que se hicieran las obras sin un proyecto que lo avalara. Ante esto, razonó que si se hubiera elaborado, no se hubiera llegado hasta esta situación ya que este local se habría rechazado para albergar estas dependencias municipales desde el primer momento.

Noticias relacionadas

next