X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

por amor al arte / OPINIÓN

Ava Gadner

7/10/2018 - 

La única diosa verdadera fue Ava Gadner que meaba espatarrada en la Gran Vía, se bebió el Ebro y trastornó al Fary, a tres hornadas de toreros, a más de tres o cuatro duquesas ambidiestras y sus afluentes y murió, cristianamente, en Westminster contra Frank Sinatra. Después vino Carmen Alborch, que recibe el 9 d’Octubre l’Alta Distinció de la Generalitat Valenciana. Carme hubiera sido más que Conchita Piquer, Tania Doris, Vicente Blasco Ibáñez, Sarita Montiel y Lola Jhonson juntas, pero alguien le dio el carné del PSPV y los valencianos ganamos una ministra, pero perdimos una estrella. Ahora tenemos a José Luis Ábalos, Gabriela Bravo, Vicent Soler. A Arkano. Y a Mónica Oltra. Que estuvo divina de la muerte -qué fotazas de Eva Máñez- con su escote asimétrico en la fiesta Compromís -no, perdón- quería escribir en Els Premis de les Arts Escèniques. Ave María Purísima. Sin Pecado Concebida.

600 años después de la entrada triunfal de Jaume I El Conqueridor en el cap i casal, un presidente del gobierno de España, después del Santísimo Encuentro en la Moncloa, Pedro Sánchez, se dignará a venir a la Diada de la Comunitat Valenciana. De las musas al teatro. Para que por fin llegue la pasta, sólo falta ya suerte en la complicada agenda de la quiniela electoral de la temporada y sus correspondientes coaliciones. Uno que es sentimental y vaginal, para servir al #Metoo y a la Mare de Déu dels Desamparats, ya me he reservado el alquiler del frac para extasiarme y criticar -tres meses de tralla- a Begoña Gómez Fernández. De Carmen Calvo, Toni Cantó y Pepe Ciscar paso. Agurrimiento total. Moros i Cristians. Nit del Foc. Del senyor Torra ni parlar. Lo ideal sería una apoteósica -así como en París con Macron en lo de Miró- bajada del cielo celestial de la Zarzuela de SM Doña Letizia Ortiz. Que siempre está espectacular. Como Gerard Fullana, el futuro del Bloc. El Ídolo Oculado de Ondara.

La otra Alta distinción de la Generalitat. El pasado 17 de junio hacía demasiado calor y Alicante estallaba de Hogueras y políticos del PP en campaña. Ganaba Aznar, perdón Casado. Coincidiendo con el primer pulso con el neofascismo europeo, llegaba al puerto de València un barco con refugiados de todas las guerras desde Dios creo a Caín y Abel. Después del fratricidio, nos comimos a los neandertales. Pasó el tiempo y los recolectores se asentaron en lo País Valencià. Los yamnayas vinieron desde las estepas del este de Europa con carretas encima de caballos domesticados hace 4.500 años y exterminaron literalmente a todos los machos valencianos neolíticos. Y los del resto de la península ibérica. Saquearon a sus mujeres. La información genética así lo demuestra. Palabra de de la Universidad de Harvard. Amén. El exterminio sigue. También la solidaridad. La gente que acogió al Aquarius representa lo que somos: pueblo de acogida. Y de ida y vuelta. Una pequeña luz de esperanza en el Mediterráneo.

Con todo, del 9 d’Octubre me quedo -además de con la piuleta i el tronaorm’has comprat la mocadorà, carinyo?- con la distinción a Lluis Miquel -gràcies president per llegir Alicante Plaza i fer-me cas- y a Merxe Banyuls. Por su empuje, inteligencia, simpatía y trellat. La mejor vedette, persona y luchadora de la nostra terra. Y que fue mi amiga fuera y dentro -ai mare- d’Els Pavesos. La Amy Winehouse de toda una generación de gente de muy mal vivir -todavía errante- en esta tierra santa. El 9 d’Octubre de la tarde entero se lo dejo para el Gobernador Civil Juan Carlos Fulgencio. Suerte. 8 manis y vuelta al ruedo. Olé.

Luis Barcala ha tenido su semana negra. Tirant lo Blanc. Además de enfadar a Mari Carmen De España, se queda el pobre, sin su Volvo, se luce con las paradas rosas hasta que la Bellesa del Foc y el sentido común reclaman que sean a demanda, es incapaz de entender -un homenaje a Mariano Rajoy- sus propios discursos y, como colofón, su enemigo de partido, Carlos Castillo, le ridiculiza en vivo y en directo ante el polémico Jefe Provincial de la Policía Alfonso Cid. Resultado: se fueron a comer por ahí y hay 30 tocados por gastroenteritis. La ley de la gravedad. Marzà impone el plato único en los comedores escolares. El siete del Tiziano del Monasterio de El Escorial. Juan Luis Cebrián se sentiría muy honrado en presidir la Real Academia de la Lengua. Se ha ido Montserrat Caballé.

Inquietante el silencio de Isabel Bonig. Y un poco exagerado por ultracasadista el lanzamiento -aunque apuntando certero a la nueva brecha abierta en el Botànic- de César Sánchez como líder del PPCVcon la “usurpación” de las diputaciones para pagar “los 68 millones d’À Punt”. Son 55. José Chulvi anda afónico. Así que sale a contestar Toni Francés, alcalde Alcoi, ciudad sembrada de bombas. Hasta de la guerra civil. Antonio Estañ, antes de irse a Madrid, pone en un brete el amor eterno de Ximo Puig y Mónica Oltra. Maldades de campaña. Marina Albiol explota IU. Monseñor Cañizares “echa de menos” a Pérez Rubalcaba. Albert Rivera se va con su helicóptero a Colombia y a Montevideo. Inés Arrimadas se queda con la portada ABC de la bandera. En Benidorm sigue el misterio del “armario de las cosas raras”. Mariscadas. Enrique Ortiz, ruega por nosotros.  Pepe Asensi se sacrifica como candidato de cuota por el socialismo alicantino. Rodrigo Rato a las puertas de la cárcel. Toni Mayor es la llave del cofre de Compromís en les comarques del sud. Brett Kavanaugk va a ganar una batalla cultural contra las “bichos, hija putas”. Pero el futuro es nuestro, de todas. Imperdible el espacio Felicitat 3.0 de Imma Juan en À Punt.

En la niebla de las trincheras de la Ràpita se enciende intermitente otra luz. Llueve. Leo, conmovido la literatura pura del maestro Nicolás Herencia. Palabras como obuses. Bestialidad pura. A lo lejos, los campanarios tiemblan y se repican. Son las cuatro de la madrugada. Es mi nunca bien ponderado y bien pagado Herr Direcktor. Me dice que se ha emocionado. Miquel González tiene corazón.

next