X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de mayo y se habla de Pedro Sánchez PRIMARIAS PSOE deef alicante goiko grill

perspectivas económicas del año que empieza

Así ven el año 2017 los empresarios alicantinos

1/01/2017 - 

ALICANTE. Empieza un año nuevo, y con él la esperanza del empresariado alicantino de que la salida de la crisis se consolide. Son varias las incertidumbres que se ciernen sobre la economía alicantina, sobre todo las derivadas de las decisiones del Gobierno central o la Generalitat y también del contexto internacional. Pero también son varios los motivos para el optimismo de la clase empresarial, a la que Alicante Plaza ha sondeado para que ofrezcan su previsión de cómo será el año 2017.  

Francisco Gómez (COEPA)
"Se mantendrá el crecimiento, aunque no será espectacular"

El año 2017 seguirá protagonizado por un crecimiento razonable, aunque no espectacular, y los empresarios de Alicante seguiremos intentando mantener una creación sostenida de empleo. Hay algunas incertidumbres, como la devaluación del euro, que va a incidir en el encarecimiento del petróleo, o el impacto del Brexit, que ha provocado que nuestras exportaciones ya estén cayendo. Y falta por ver qué efecto tiene la presidencia de Trump en Estados Unidos. Estamos en un mundo globalizado y cualquier decisión nos afecta, pero veo a España fuerte, y si el Gobierno es capaz de aprobar los presupuestos será un buen síntoma. 

El empresariado alicantino está con fuerza y ganas de tirar hacia adelante, innovando y haciendo los deberes en la dirección correcta. Falta que nos acompañen los agentes externos. En cuanto a los políticos, la subida del impuesto de sucesiones de la Generalitat es una metida de pata, y el Gobierno central debería racionalizar el impuesto de Sociedades. Si la Administración se come la vaca no podrá ordeñarla, yo les recomendaría que intenten encontrar el equilibrio entre el trato a las grandes empresas y a las pymes.

Cristóbal Navarro (Cepyme): "La Zona Franca podría ser un polo tractor, hay que crear empleo" 

Hacer previsiones en un mercado tan globalizado obliga a realizar un repaso internacional por los entornos más influyentes en nuestra economía. Tendremos por una parte una nueva politica norteamericana, que afectará por lo menos en el corto plazo, puesto que la bajada de impuestos a las empresas y la subida de tipos de interés en EEUU provocará una fuga de inversiones que afectará negativamente. En el segundo semestre, de mantenerse la revalorización del dólar prevista, los países exportadores como España podrán resarcirse. Nuestros vecinos más cercanos tienen situaciones convulsas, el Brexit, el referéndum italiano y elecciones en Países Bajos, Francia y Alemania. Por otra parte en China hay contradicciones en la política del Gobierno, que pretende controlar la salida de divisas. Incertidumbre por tanto en el ámbito internacional, que podría terminar compensando circunstancias negativas con otras un poco más favorables.

En el plano nacional la economía española seguirá atrayendo inversiones, salvo celebración de nuevas elecciones que tendrían un efecto desastroso. Las necesarias medidas de creación de empleo que tendrá que implementar el Gobierno (que no bajará los impuestos este primer año) deben compensar el perjuicio del incremento tributario. En la Comunitat no podemos estar peor, infrafinanciados, con el déficit galopando y sin plan "B". Y en Alicante tendremos como asignatura la creación de empleo: proyectos como la Zona Franca podrían convertirse en polos tractores con importante incidencia económica. La recuperación en el mercado inmobiliario y la capacidad para seguir atrayendo inversores seguirán, pero las cifras no pueden esperarse muy por encima dela media que impulsan las provincias más alcistas como Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla.

Juan Riera (Cámara de Comercio): "Creceremos menos, un 2,5%; las pymes se deben internacionalizar"

Nuestros estudios nos indican que la economía española seguirá creciendo en 2017. Si este año que acaba se cierra con un 3,5% de crecimiento, consideramos que este año que empieza estaremos sobre el 2,5%. Si bien es una desaceleracion, es importante tener en cuenta que el empleo seguirá creciendo. Hay muchas causas que pueden ser el origen de este freno, pero sobre todas las más importante es, sin duda, el contexto político mundial. La incertidumbre sobre las políticas que aplicará el gobierno de Donald Trump y las futuras elecciones en Francia y Alemania pueden marcar el futuro de la economía mundial. Desde la Cámara consideramos que hay que seguir haciendo una apuesta por la internacionalización de las empresas de la provincia especialmente de las pymes. 

Por otra parte el precio del petróleo va a ser también importante para la competitividad de las empresas sobre todo en sectores industriales. Debemos estar atentos igualmente a las consecuencias que se puedan derivar del Brexit para el turismo, principal motor de la economía de la provincia de Alicante. Vemos el futuro con moderado optimismo, ya que todo hace indicar que se mantendrán los niveles de consumo interno y que como he indicado al principio nuestra economía crecerá en 2017 y se seguirá generando puestos de trabajo.

Toni Mayor (Hosbec): "Estamos en un momento dulce por la inestabilidad internacional y hacemos los deberes"

El 2016 ha sido bueno, estamos en un momento dulce donde es fácil hacer caja. La situación lo ha provocado así: los problemas de terrorismo en otros destinos, el IPC, el precio del petróleo, todo ello nos ayuda. Pero en un momento de estabilidad irá a menos. Estamos haciendo los deberes, no paramos de actualizar los hoteles, subimos de categoría, estamos dando un paso más para la insonorización, el ahorro de agua... También están haciendo los deberes desde el Ayuntamiento de Benidorm, por ejemplo, a pesar de las penurias económicas. Tenemos que seguir en esa línea.

Vamos a tener dos o tres años de tranquilidad en cuanto a la densidad de turistas. El Brexit es una incertidumbre que no sabe Dios qué pasará y quien lo diga se equivoca. Tendrá que ser un acuerdo en el que cedan las dos partes, pero será un proceso de años. Para principios del año que viene tendremos una reunión importante, en la que renegociaremos el precio del Imserso en invierno, porque si supieran lo que cobramos, se preguntarán cómo encendemos las luces. Estaría bien que seincrementara unos dos o tres euros, para llegar a los 24 euros con IVA incluido porque ahora palmamos dinero.

Y si nos ceñimos al panorama local, yo si fuera alcalde, haría todos los taxis eléctricos. Hay que ser valientes. El turista necesita espacio urbano y tendríamos que convertirnos en un destino verde.

José Monzonís (FICE): "Afrontamos el año con incertidumbre por la caída de las exportaciones" 

El año 2017 llega con cierta preocupación para el sector debido al descenso de las exportaciones de calzado que empezaron a vislumbrarse en el segundo semestre de 2015 y que han terminado por confirmarse a lo largo de 2016 afectando principalmente a los mercados europeos tradicionales como Francia, Bélgica, Alemania y Holanda. A nivel nacional, el descenso de las exportaciones en los primeros nueve meses del año ha caído en torno a un 7,6% y se espera que estas cifras lleguen a alcanzar entre el 9 y el 10% a finales de año.

Estas caídas son coyunturales por el ciclo económico y se espera que el ciclo político que hay en la actualidad por el Brexit en Gran Bretaña y las próximas elecciones en Francia y Alemania sigan lastrando las exportaciones de la industria zapatera a los principales mercados europeos en 2017. En contraposición, las alegrías para el nuevo año se supone que vendrán de la mano de los países extracomunitarios que están creciendo en tasas que giran alrededor del 4,6% en los primeros nueve meses de 2016.

En este sentido, hay buenos comportamientos en los países emergentes y Estados Unidos está siendo clave para tirar de las exportaciones del calzado español en el exterior. De hecho, en Norteamérica se está creciendo a un ritmo muy significativo principalmente en el calzado de piel que es el de mayor valor por el propio coste de las materias primas.

Sin embargo, la mayor duda en Estados Unidos para 2017 viene de la mano del nuevo gobierno presidido por Donald Trump. Esperamos que en el nuevo año no cambie esa tendencia positiva que se está registrando en Estados Unidos y que cualquier medida económica proteccionista que pueda derivarse del nuevo gobierno norteamericano no afecte directamente a las exportaciones europeas hacia ese mercado.

2017 se presenta con incertidumbre para las empresas zapateras

Ante esta situación, 2017 se presenta con incertidumbre para las empresas zapateras que tendrán que enfocarse nuevamente a ajustar costes y seguir apostando por un producto de moda, diseño y calidad que es como se conoce internacionalmente al calzado español.

Para FICE, la línea a seguir es continuar centrados en Estados Unidos y abrir nuevos mercados en Asia – Pacífico. Para ello, se contará con un nuevo showroom en Australia que se llevará a cabo en el segundo semestre de 2017. Las fechas de esta misión comercial en Australia se ajustarán en función de los eventos para promocionar el calzado español que se realizan en Tokio y Seúl y también teniendo en cuenta las propias necesidades y conveniencias del mercado australiano. Ya hay empresas españolas que están exportando con éxito al mercado australiano y lo que pretendemos es seguir avanzando en esa zona puesto que junto a Japón y Corea del Sur son mercados que al final acaban influyendo en el resto de países de Asia – Pacífico.

La diversificación seguirá siendo importante para el nuevo año. Las empresas de calzado, en su mayoría pequeñas y medianas, dificilmente pueden focalizar sus esfuerzos más allá de 3, 5 ó 7 países desde el punto de vista de mercados geográficos. Recomendamos a las industrias del sector que esos mercados estén lo suficientemente separados geográficamente desde el punto de vista social y económico para que cuando se produzca un ciclo negativo en alguno de ellos no se solapen al 100% con ciclos negativos en el resto y esas disminuciones se puedan compensar con determinados crecimientos en el resto de países.

Por otra parte, el sector ha pedido al ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, que se incrementen los presupuestos sectoriales del ICEX para tener una promoción internacional más agresiva y también se hace especial hincapié en la necesidad de la transformación digital de la industria del calzado y en la eliminación de obstáculos financieros, laborales y fiscales para favorecer el crecimiento de las empresas y que puedan conquistar nuevos mercados internacionales.

Guillermo Moreno (FEMPA): "Continuará la recuperación económica, pero como el consumo y el empleo, a un ritmo más moderado"

Continuidad en la recuperación económica aunque con menor intensidad que en 2016, podría ser la síntesis en una frase. En términos generales continuará una tendencia hacia la consolidación de un crecimiento económico estabilizado, aunque será mucho más moderado que en 2016. En general se prevén peores indicadores para 2017 con una bajada moderada de todos los sectores, incluido el sector metal, aunque sin la pérdida ostensible de dinamismo económico.

Como factores positivos que apuntalan esa tendencia podríamos citar el anuncio del Banco Central Europeo con un mantenimiento de los tipos de interés bajos, continuidad en su compra de deuda y por tanto con una política monetaria con tipos de interés privilegiado. Las previsiones en cuanto a consumo y generación de empleo continuarán siendo positivos aunque también menores que en 2016. El gran reto que tenemos por delante en 2017 sigue siendo la inserción de los desempleados de larga duración y el desempleo juvenil. Se debe apostar más decididamente por unas políticas activas de empleo bien diseñadas, que deben contribuir a mejorar la empleabilidad de estos colectivos.

Entre los factores positivos que consolidan la tendencia de crecimiento, aunque más estabilizado, también está la del control del déficit público en nuestro país, que se ha situado en el 2,78% del PIB, todavía por debajo del 4,6 % comprometido con Bruselas para 2016. También tendrá un efecto positivo en 2017 en España, sobre las exportaciones en nuestro sector, la progresiva apreciación del dólar que mejorará nuestra competitividad. Desde el reciente anuncio de subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal de EEUU (Fed) las previsiones van en la línea de acercar dólar y euro a la paridad, con los efectos ya descritos.

Si bien es cierto, que tendrá también un efecto negativo sobre las importaciones de crudo, que continúa con su escalada de precios y también tendrá efectos negativos sobre la inflación. En Europa la incertidumbre generada por el Brexit, continuará generando efectos negativos sobre las expectativas de crecimiento. 

En nuestro país, los cambios introducidos como consecuencia de la reforma del Impuesto de Sociedades a través del reciente RDL tendrán toda una serie de efectos negativos sobre las empresas y sus accionistas, todavía no suficientemente valorados. Al margen de la técnica legislativa empleada, más que discutible, la retroactividad, al menos económica, de las modificaciones realizadas al impuesto, dejan en situación preocupante y comprometida la estabilidad de muchas empresas de cara a 2017. 

La Comisión Europea mantiene para nuestro país una previsión de un incremento del PIB para 2017, del 2,3%, frente a un PIB real del 3,2% en 2016. En nuestro país y en nuestro sector será imprescindible que en 2017 los salarios evolucionen con la productividad y que se favorezcan mercados laborales dinámicos, flexibles e inclusivos, en los que las personas puedan acceder a las cualificaciones necesarias de forma que aumenten su empleabilidad y respondan a las necesidades reales de las empresas.

Sería necesario alcanzar en España y en nuestra Comunidad Valenciana un gran pacto por la Industria. Es urgente recuperar el tejido industrial perdido durante tantos años de crisis, sobre la base de que la actividad industrial es el núcleo más sólido de la actividad económica, el que procura empleos de mayor calidad, más estables y mejor remunerados y por tanto es el sector que más contribuye a un crecimiento sostenible y a consolidar el progreso de la sociedad en su conjunto. Nuestro Sector industrial se juega su futuro también en 2017 en tres grandes áreas : Innovación, Energía y Empleo.

Perfecto Palacio (Ineca): "Las subidas salariales ligadas a la productividad incentivarán el consumo y el empleo"

Un análisis general de la economía de la provincia de Alicante nos revela que ésta seguirá creciendo en 2017 en torno al 2,5%. No obstante, este crecimiento dependerá de cómo se comporte el precio del petróleo -repercusión directa en la factura energética- y de la depreciación del euro frente al dólar lo que puede provocar un aumento de las exportaciones. El turismo y la industria agroalimentaria seguirán una trayectoria creciente. La tendencia del empleo será positiva aunque su intensidad dependerá de las anteriores variables y de cómo se resuelva el Brexit. (Ineca adelantó que el 7% del PIB de la provincia -unos 2.342 millones de euros- estaría expuesto).

En este punto en Ineca queremos incidir en la necesidad de ligar las subidas salariales a los incrementos de productividad, que nos consta que ya se están produciendo en algunos sectores económicos de la provincia. Este aumento podría incentivar el consumo interno y a su vez el empleo.

En el Instituto no olvidamos los problemas de escasez de agua, el déficit de este recurso debería seguir estando presente en la agenda de nuestros responsables políticos.

Noticias relacionadas

TIENDA ONLINE

Cómo llevar una camiseta de Alicante y no ser un hortera

Por |  - 

El último mes ha vendido a razón de siete camisetas al día. Y quizás el dato no sorprenda, pero lo que no es habitual es que este hecho suceda cuando los motivos que llevan impresas son la Explanada de Alicante o el Castillo de Santa Bárbara. DEEF Street Wear es el proyecto de Daniel  Segovia y sus diseños parecen haber superado ese rango hortera al que estábamos condenados por llevar la marca de Alicante

next