X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la crisis catalana es la principal preocupación de la empresa familiar

Antonio Gassó (GAES): "Dejar Cataluña por Alicante fue una decisión triste, pero no errática"

25/04/2018 - 

ALICANTE. El consejero delegado de la audioprotésica GAES, Antonio Gassó, explicó este jueves ante la asamblea de la Asociación de la Empresa Familiar de Alicante (Aefa) que el traslado de la sede social de su firma (cuyo cuartel general está en el distrito 22@ de Barcelona) fue una decisión "triste", porque se adoptó como consecuencia de la crisis política catalana, pero al igual que ha hecho en varias ocasiones el presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, advirtió de que "no es una decisión errática". 

Gassó, como adelantó Alicante Plaza, participaba este martes junto al holandés Marco Hulsewe (de la consultora teamOn Corporate Finance, también con sede en Barcelona) en una mesa redonda organizada por Aefa y moderada por su vicepresidenta, Maite Antón, sobre 'Los empresarios familiares y la situación socio política'. En una conversación en la que se abordaron muchos de los retos que afrontan las empresas familiares (tamaño, relevo generacional...), uno de los 'temas estrella' fue la crisis política catalana, que provocó precisamente que la sede social de GAES esté ahora mismo en Alicante.

Según explicó Maite Antón, el desafío separatista catalán es la principal fuente de preocupación de los empresarios familiares alicantinos (según la encuesta elaborada por la organización entre sus asociados), "muy por encima del Brexit y de otras cuestiones como las políticas arancelarias". Desde el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, más de 4.500 empresas han trasladado su domicilio social fuera de Cataluña. 

Algo que, según Hulsewe, tiene más trascendencia de la que se le otorga desde el sector independentista: a su juicio, no se trata solo de una cuestión formal, sino que tendrá una "afección profunda en la pirámide de la estructura empresarial de España; poco a poco se trasladarán los puestos de alta dirección, o los jurídicos. Si tienes que coger un avión todas las semanas, ¿por qué no vivir aquí?" Hulsewe descarta también que las empresas vayan a volver a corto plazo a Cataluña, por mucho que se normalice la situación. "Nadie ha hecho tanto por la economía de la Comunitat Valenciana como Carles Puigdemont", señaló.

Algo que parecen corroborar las palabras de Gassó, más comedido ("me siento catalán y español, es como preguntar si quieres más a mamá o a papá"). El consejero delegado de GAES, miembro de la segunda generación familiar al frente de la empresa, señaló que "el cambio de domicilio social no es algo normal ni natural, aunque estamos encantados de estar en Alicante, es triste venir de la forma que hemos venido". En cuanto a la reversibilidad de la decisión, el empresario fue claro: "Una decisión del consejo de administración no es errática, no se toma para rectificar a los tres meses".

"Buscamos un fondo para crecer en el extranjero"

Antonio Gassó destacó que su firma cuenta con 17 centros en la provincia de Alicante, de los más de 600 que forman su red, y que son "todos propios, no franquicias". "Además, el centro GAES de Alicante fue el séptimo que abrió la empresa en los inicios de su expansión". La firma, que facturó 204 millones de euros el pasado ejercicio, está presente en nueve países y quiere abrir en Costa Rica, Brasil y Perú este año. Para ello, según relató su director general, "buscamos un compañero de viaje que nos permita seguir creciendo". La familia Gassó posee actualmente el 100% de la empresa, al comprar la mitad que era de la otra familia fundadora, los Espoy. Así, están sondeando la posibilidad de aliarse con "un socio estratégico, como un fondo de inversión", para que impulse su crecimiento internacional.

Noticias relacionadas

next