X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Ambiente de Primera

4/06/2018 - 

ALICANTE. Menos de los esperados pero absolutamente entregados. Los 15.524 aficionados que asistieron este domingo a la victoria del Elche sobre el Sporting B lo dieron todo desde incluso antes del inicio del partido, recibiendo al autobús del equipo y cantando el Aromas Ilicitanos como en los días de Primera División. Papeles, bufandas, tifo con leyenda de apoyo..., la grada se entregó al conjunto de Pacheta y ambos obtuvieron el justo premio a su trabajo e insistencia, aunque fuera sobre la campana.

Y es que pese a la gris primera mitad cuajada por el Elche y que se cerraba con gol en contra al borde del descanso, los aficionados que se dieron cita en el coliseo franjiverde mantuvieron el pie sobre el acelerador en el segundo acto, siendo correspondidos por los jugadores, especialmente por el ídolo local, un Nino que en la media hora que estuvo sobre el terreno de juego anotó dos auténticos golazos que pusieron patas arriba el Martínez Valero, especialmente el segundo.

El delantero de Vera celebró tan efusivamente el tanto de la victoria que perdió su camiseta, para regocijo de algún aficionado de un fondo norte que literalmente se desbordó sobre el rectángulo de juego con los público y jugadores fundiéndose en la celebración.

La eliminatoria no está ni mucho menos decidida, pero eso no impidió que los franjiverdes, cuando ya habían ganado el túnel de vestuarios, se vieran obligados a regresar al césped ante la insistencia de la grada.

Vigilante trasladado al Hospital

La única nota negativa de la tarde fue el susto mayúsculo que dio uno de los vigilantes del fondo norte al perder el conocimiento tras impactar en su cabeza el esférico tras una falta botada por Javi Flores. 

Después de ser asistido en el rectágulo de juego por los servicios médicos del Elche y personal de la DYA, el vigilante fue trasladado en una ambulancia de la conselleria de Sanitat a un centro hospitalario de la ciudad para realizarle diferentes pruebas.

Por cierto, una vez el árbitro señaló el final del partido, Javi Flores acudió al fondo norte a interesarse por el estado del herido, si bien este ya se encontraba ingresado.

Noticias relacionadas

next