X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 12 de diciembre y se habla de actiu ciudad de la luz benidorm maría jesús pinto Ikea

techo máximo de 45.000 toneladas ajenas en el vertedero 

Alicante se planta y mantiene su límite para rechazar más basuras de Valencia 

6/05/2017 - 

ALICANTE. El vertedero de Alicante seguirá cerrado a la entrada de basuras ajenas que sobrepasen el límite fijado el pasado noviembre: 45.000 toneladas anuales. Esa es la respuesta que el Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Limpieza y Medio Ambiente, ha trasladado ya al secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, Julià Álvaro, a la consulta oficiosa registrada a lo largo de la última semana para sondear posibilidades de traslado de hasta 66.000 toneladas de residuos procedentes de municipios del sur de la provincia de Valencia, como los de la comarca de La Safor.

En realidad, el envío de esas basuras a la planta alicantina de Fontcalent ya se está produciendo desde Semana Santa para atender una necesidad urgente de puntos de vertido que se habría generado durante ese periodo vacacional en algunas poblaciones en las que se registra una gran afluencia turística, como Cullera. Pero, desde entonces, según confirmó el edil de Limpieza, Víctor Domínguez (Guanyar), sólo se han recibido 630 toneladas

Esa recepción se va a mantener para los desechos de la Safor y de otros consorcios de residuos ajenos a Alicante, como el de la Vega Baja o el de Ayora (Valencia), pero únicamente en el caso de que no se supere el techo máximo marcado por el tripartito de Alicante (PSOE, Guanyar y Compromís) que hasta ahora está lejos de cubrirse. Según Domínguez, a lo largo de este ejercicio, se han recibido 11.000 toneladas derivadas desde los municipios del sur de Alicante. "Estamos satisfechos porque, con ese ritmo, podría cerrarse el año con menos de la mitad del umbral que nos marcamos cuando eliminamos el llamado cuarto turno para el tratamiento de residuos", insistió. 

 "Cuando llegamos al Gobierno, nos comprometimos a garantizar que la planta funcionase como un centro de tratamiento de residuos, no como un basurero, y eso era imposible con la autorización que se había concedido en el año 2014 para recibir hasta 122.000 toneladas de residuos de otros municipios", insistió. Sobre todo, si se tiene en cuenta que ya se reciben otras 120.000 o 130.000 más generadas en Alicante.  

Ese compromiso, tendría su reflejo numérico: en 2015, se recibieron 120.000 toneladas foráneas; en 2016, se redujeron a 54.000; y en casi seis primeros meses de 2017 la cifra se sitúa provisionalmente en 11.000, "con el máximo permitido de 45.000", abundó Domínguez. Es más, al margen de establecer ese nuevo techo, "acordamos que la entrada de basura ajena debía producirse de manera escalonada, con una planificación semanal para que no se concentrasen máximos que dificultasen su eliminación", explicó. Con esa nueva política de gestión, según ha llegado a informar Limpieza, se habrían ganado ya siete años de vida útil para las instalaciones del centro de tratamiento.

Por lo pronto, según las fuentes consultadas, Medio Ambiente estaría redistribuyendo la mayor parte de los residuos de La Safor (plan zonal V5 o COR), que dependen de la planta de Rótova (saturada), a las instalaciones de la Emtre de València, en Manisses, o a las de Llíria, entre otras. 

Noticias relacionadas

next