X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

estudio paralelo a la nueva ordenanza de ruido

Alicante rescata ahora el blindaje del Centro frente a los pubs como zona saturada con más mediciones

19/09/2018 - 

ALICANTE. El equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Alicante vuelve a rescatar ahora la propuesta de declaración de Zona Acústica Saturada (ZAS) para impedir la proliferación de negocios que puedan generar molestias por ruido en las calles del Centro tradicional o Casco Antiguo. El edil de Medio Ambiente, Israel Cortés, precisó este martes que su departamento había encargado nuevas mediciones para evaluar si se se registran los niveles sonoros requeridos para impulsar ese acuerdo, después de haber ampliado los equipos de medición instalados en la vía pública por el ya extinto tripartito (durante la etapa del edil de Guanyar, Víctor Domínguez, como responsable de la concejalía) con otros siete aparatos.

Esos siete nuevos sonómetros -según Cortés, instalados a lo largo del mes de junio- se ubican en las calles Primo de Rivera, San Francisco, Plaza del Carmen, Plaza de Santísima Faz, Mayor, Plaza Nueva y Explanada con lo que se completa una red de 23 puntos de control. El regidor no concretó cuándo se dispondría de un informe de evaluación de esas mediciones, aunque sí apuntó que su intención es convocar en las próximas semanas una reunión de la llamada Mesa del Ruido para retomar sus trabajos después de que no se haya convocado ninguna sesión en los dos últimos años.

El anuncio sobre esa evaluación se produce un mes después de que se aprobase la modificación de los Planes Especiales del Centro Tradicional y Casco Antiguo, en los que se regulan nuevas condiciones para la instalación de locales hosteleros con ambientación musical. En ese debate, no se planteó la posibilidad de acordar la declaración de ZAS que sí se acordó a finales de los noventa en el ámbito de la conocida como Ruta de la Madera (a espaldas del Mercado Central).

La declaración como zona saturada es una reivindicación histórica de los vecinos del Centro que no se ha atendido hasta ahora. El colectivo de residentes cursó una solicitud formal al Ayuntamiento hace cerca de un año, en el otoño de 2017, que no fue atendida por el equipo de Gobierno (entonces compuesto por el PSOE en solitario). Lo cierto es que, en ese momento, la edil de Urbanismo, Eva Montesinos, sí impulsó la revisión de la ordenanza de ruido en la que sí se contempla esa posibilidad de declarar ZAS bajo determinadas condiciones. 


Esa ordenanza sigue todavía en fase de debate político, sin que se haya llegado a aprobar de manera inicial. Sea como fuere, la falta de respuesta a su petición original llevó a los vecinos a iniciar acciones legales contra el Ayuntamiento con la interposición de una denuncia por vulneración de derechos fundamentales que se acaba de reactivar ahora, tras su rechazo inicial por una cuestión de incumplimiento de plazos. Como informó Alicante Plaza, en una reciente resolución, el Síndic de Greuges ya ha conminado al Ayuntamiento a atender la reivindicación vecinal con un escrito de recomendaciones en el que insta a acordar la declaración de ZAS. 

Noticias relacionadas

next