X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de octubre y se habla de ELCHE CF cd alcoyano alicante urbanismo Turismo

según el informe de coyuntura de ineca

Alicante crea más empleo que la media de España, pero cada vez peor pagado

12/04/2017 - 

ALICANTE. Buenos datos, pero no tan buenos. Esa es la conclusión del informe de coyuntura elaborado por el Instituto de Estudios Económicos de Alicante (Ineca) en base a los datos oficiales publicados para 28 variables estadísticas, que dibujan un panorama en el que la provincia sigue recuperándose de la crisis pero a un ritmo cada vez más lento, especialmente comparada con la media española. Prácticamente a cada buen dato hay que ponerle un 'pero', lo que ha llevado al presidente de la entidad, Perfecto Palacio, a definir la coyuntura como "un momento allegro ma non troppo".

Una constante dicotomía que resulta especialmente llamativa en el capítulo que más preocupa a la mayoría de los alicantinos, el mercado de trabajo. Según el análisis de los datos elaborado por Ineca, la provincia de Alicante crea empleo a un ritmo algo superior a la media de España, pero en cambio es un empleo peor pagado que antes de la crisis. Solo así se explica que, prácticamente con el mismo número de afiliados a la Seguridad Social que en 2008, la recaudación por el IRPF sea un 13,6% inferior.

Alicante sigue reduciendo la cifra de paro con una tasa interanual importante, en el entorno del 8%, pero sin olvidar que la reducción que se experimenta con cada periodo analizado es menor que el anterior. En cambio, la evolución en cuanto a la Encuesta de Población Activa (EPA) ha sido muy positiva, y por dos trimestres consecutivos refleja una tasa de paro inferior a la media nacional. En el último año, la tasa de paro de la EPA se ha reducido un 20%, mientras en España esta caída era del 11%, según los datos de Ineca. 

Los trabajadores afiliados a la Seguridad Social en su conjunto (régimen general y autónomos) mantienen una evolución positiva en el 2016, si bien con incrementos que prácticamente son la mitad del año anterior, por lo que se observa un menor ímpetu en la filiación de trabajadores. En el caso particular de Alicante, las variaciones son mejores que las del conjunto de España, por lo que en este aspecto la provincia presenta mejores resultados. Hay 444.582 afiliados al Régimen General (un 4,69% más que hace un año) y 123.426 autónomos (un 2,2% más). En conjunto, se pasa a representar el 3,46% de todos los afiliados de España, cuando hace un año Alicante aportaba tres décimas menos, el 3,43%.

Por contraposición, la recaudación por IRPF se comporta peor que en el resto de España, lo que indica un empleo peor pagado. Aunque en 2016 se ha recaudado un 4,1% más (y el incremento nacional es de solo el 0,1%), la devaluación de los salarios es evidente porque la recaudación media por trabajador es en torno a un 13,6% inferior que antes de la crisis. Mientras tanto, la media de recaudación por cotizante a la Seguridad Social para el conjunto de España de diciembre del 2008 al diciembre 2016 se ha incrementado un 6,1%, lo que denota el importante ajuste económico y laboral de la provincia de Alicante. "Con estos datos de recaudación e ingresos, es muy difícil poder reclutar talento. Si bien es cierto que el entorno geográfico ayuda, si no hay una recompensa económica, resultará complicado que este tipo de profesionales se quede o venga", enfatiza Palacio.

Otro aspecto en el que hay a la vez buenas y malas noticias son las exportaciones, que en los últimos meses han dado más disgustos que alegrías a la provincia. En Ineca señalan la enorme diferencia entre los datos provisionales (para 2016) y los definitivos (que ya están cerrados para 2015). "Se detecta claramente cómo las cifras provisionales reflejan una gran cantidad de operaciones que, inicialmente son realizadas por las empresas de la provincia y, finalmente, por los motivos que sean, no se cierran. Con el lógico ajuste, la realidad es que los valores se reducen". 

En el caso concreto de final del 2016, si la comparación se realiza sobre valores provisionales las exportaciones de Alicante en el acumulado del año se han reducido un 8,2%, mientras que si la comparación se realiza con valores definitivos del 2015 Alicante incrementaría sus exportaciones un 6,9%.

Otro aspecto de clara vinculación con la actividad exterior, y en este caso sí netamente positivo, es la relativa a las ventas de inmuebles a extranjeros. En el dato del cuarto trimestre de 2016 se han facturado casi 580 millones de euros a extranjeros residentes, con un incremento respecto a los valores de hace un año del 12,4%. Se mantiene la tendencia creciente iniciada en el 2010, y además por tercer trimestre consecutivo gana terreno en el conjunto nacional. El peso de la provincia queda en el 18,8% del total nacional.

En cuanto al turismo, la provincia sigue marcando valores máximos en el 2016. En esta ocasión, las pernoctaciones tanto de nacionales como de extranjeros vuelven a incrementarse, respectivamente para todo el 2016 un 2,1% y un 11,4%, sumando un total de 17,6 millones de pernoctaciones, con una distribución casi a la par entre nacional y extranjeros (en la media de España la proporción es de 2 a 1 para los foráneos).

Sin embargo, lo que realmente llama la atención es el incremento de pernoctaciones en apartamentos turísticos y campings. En ambos, el crecimiento anual es superior a la media nacional: los apartamentos, con 7 millones de pernoctaciones, aumentan un 17,4% (frente a un 9% en España); y los campings, con 4,4 millones de pernoctaciones, un 11,2% (frente al 6,6% estatal).

En conclusión, el informe de coyuntura de Ineca señala que "tanto por sectores como por actividad, la economía alicantina mantiene ligeros avances. Las
buenas perspectivas de 2016, creemos, sirven para abandonar el pesimismo pero no la preocupación. Los síntomas de recuperación muestran un cierto cansancio, porque han perdido el empuje de hace unos años. La reactivación de los sectores tradicionales, llámese industria, ha dejado de ser una opción para convertirse en una necesidad".

Noticias relacionadas

next