X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

tras el hallazgo en unas obras

Alicante conservará las vías del antiguo tranvía de San Blas; Cultura las quiere en Cigarreras

5/08/2017 - 

ALICANTE. El Ayuntamiento de Alicante tiene intención de conservar las vías del antiguo tranvía de San Blas, aparecidos en la calle Pintor Gisbert con motivo de las obras que lleva a cabo la empresa mixta Aguas de Alicante para mejorar el drenaje de la calle. Por el momento, las vías se retirarán a los almacenes de las brigadas municipales para su restauración. A la Concejalía de Cultura le gustaría que se expusieran en los exteriores del centro cultural Cigarreras

Los técnicos que supervisan las obras han decidido que las vías se retiren de su actual ubicación y que no queden, de nuevo, soterradas, como ocurrió en anteriores reformas de esa vía pública. Una vez sean trasladadas a las instalaciones municipales, serán restauradas y una vez ahí, se decidirá su futuro y se estudiará la petición de Cultural

Desde la Concejalía de Urbanismo han pretendido que no ocurran como en otras ocasiones, que cuando han aparecido restos del tranvía y otras infraestructuras históricas de Alicante, los elementos han acabado tirados o olvidados. En este caso, Urbanismo ya fue advertido hace más de un año, antes de comenzar las obras, de la existencia de las vías del antiguo tranvía. Ahora, una vez decidido su futuro, se pretende que al menos se restauren y estén en buen estado.

Hay que recordar que esas vías se taparon pasado 1969, cuando dejó de funcionar el tranvía en la ciudad de Alicante. Según cuenta Juan Olaizola, en su blog www.historiasdeltren.blogspot.com, "Alicante también contó con una red de tranvías, cuya explotación se inició en 1893, primero con tracción animal y, posteriormente, también con pequeñas locomotoras de vapor. En 1924, la empresa Transportes Eléctricos, S.A., financiada por el Banco de Vizcaya, emprendió la electrificación de la red, la última gran operación de esta clase realizada en una red tranviaria española, que quedó concluida dos años más tarde. Lamentablemente, Alicante no fue ajena a la moda de suprimir los tranvías y sustituirlos por autobuses, imperante en nuestro país tras la Guerra Civil y, finalmente, sus últimos tranvías clásicos sucumbieron en 1969". Alicante recuperaría el tranvía años después con la implantación del sistema TRAM.

Noticias relacionadas

next