X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entrevista con el aspirante a la secretaría general del pspv ilicitano

Alejandro Soler: "Me presento para dirigir el partido, no tengo aspiraciones en el Ayuntamiento"

12/04/2018 - 

ELCHE. Poco a poco fue allanando el terreno para el desembarco. Apostó por Pedro Sánchez y la jugada le ha salido bien. Ahora, aprovechando el descontento de la militancia socialista local por la falta de actividad de la agrupación, Alejandro Soler aspira a ser de nuevo el secretario general del PSPV en Elche. Detrás tiene a un importante número de militantes, como se pudo comprobar en su presentación, y ha logrado el apoyo de los ediles Héctor Díez, Patricia Macià y José Manuel Sánchez. Aprovechamos para hablar de estos y otros asuntos del partido y la ciudad. El próximo 21 de abril se celebrará la asamblea local en la que el medio millar de afiliados tendrá que elegir entre él o la candidata Ana Arabid, quien tuvo que presentarse tras la decisión del actual secretario local y alcalde Carlos González de renunciar a presentarse de nuevo al ver sus escasas oportunidades. 

- ¿Por qué vuelve Alejandro Soler a presentarse a la secretaría general después de tanto tiempo?

Fundamentalmente como ejercicio de absoluta responsabilidad. Normalmente cuando uno se presenta a la secretaría general de Elche siempre se ha asociado este hecho con el acceder a algún tipo de responsabilidad en el Ayuntamiento. En mi caso no es así porque yo las responsabilidades en el Consistorio las he tenido todas ya. He sido concejal de casi todas las áreas municipales y alcalde y no entra entre mis aspiraciones ahora volver al Ayuntamiento. Pero lo hago desde la responsabilidad de que el partido en Elche tiene que ser una agrupación mucho más activa, potente y fuerte. Y creo que los compañeros y compañeras que me apoyan, la experiencia que juntos tenemos, podemos hacer un gran trabajo para volver a revitalizar y que la agrupación de Elche vuelva a ser como era históricamente una de las más potentes de España.

- Entonces con esas palabras, si no aspira a más cargos, ¿se descarta su candidatura como alcaldable u otro cargo más allá de la secretaría local?

La vida en general y la política en particular me han enseñado que no hay que hacer afirmaciones taxativas, por tanto, partido a partido, como diría el Cholo. Ahora estamos con el tema de la secretaría general y lo que es evidente que en mi caso no lo hago para entrar en el Ayuntamiento, pero sí para intentar organizar el partido y dirigir la política del PSOE a nivel local. Que creo que le hace falta empuje, fuerza y potencia.

- ¿Cuáles son entonces los puntos fuertes de la candidatura?

La principal fortaleza es que aúna a una mayoría de compañeros del partido. Eso se visualizará el día de la elección, y si no es así, respetaremos que haya una mayoría del otro lado. Pero en estos momentos creo que hay una mayoría  de compañeros y compañeras del partido que piden una reactivación de la agrupación. En segundo lugar, tenemos un proyecto de trabajo muy sólido y muy fuerte en el que sabemos exactamente qué hacer, qué tipo de ejecutiva vamos a hacer, con gente que tenga ganas de trabajar, que se reúnan todas las semanas, que tenga gestión, que dé gestión, que haga un importante esfuerzo por la organización, grupos de trabajo sobre temas concretos que sean capaces de conectar más allá de la sede del partido. Primero con aquellos militantes que no están participando para hacerlo en cualquier área, y luego incorporar a gente que no sea militante para que pueda participar de la actividad del PSOE.

En tercer lugar, tener una constante relación con los colectivos y entidades sociales que cero que ahora adolecemos de esa comunicación con ellos. Luego estar semana tras semana en cada lugar, rincón de la ciudad, barrios y pedanías, recibiendo las opiniones, sugerencias y críticas. Creo que también tenemos que tener una voz más potente en los medios de comunicación, tanto convencionales como redes sociales como twitter o facebook, donde hay muchos jóvenes. Por tanto un plan trabajo muy definido para activar a la organización más allá de lo que haga el partido en el Ayuntamiento. Y por último tenemos que acabar con las familias, grupúsculos, tiene que haber una sola familia, la familia del partido socialista de Elche.

Me presento por un ejercicio de responsabilidad, al partido le hace falta empuje, fuerza y potencia

- Se habla de renovación en esta y en la otra candidatura, pero son caras que llevan décadas en el partido.

La renovación en el partido no es una foto fija, tiene que ser una actitud constante de incorporar compañeros y compañeras nuevas tanto al seno de la organización como fuera a los distintos ámbitos de responsabilidad. Tienen que convivir con personas de mayor experiencia. Tiene que ser un hilo continuo de movimiento, creo en eso y en la medida que he tenido responsabilidades he tenido la oportunidad de practicarlo. Siendo secretario general siempre he incorporado al os secretarios generales a la dirección del partido, a las candidaturas en puestos de salida. Estoy convencido de que a la gente joven hay que activarla. Yo fui secretario de juventud y fui concejal siendo secretario de juventud y a propuesta de ellos porque lo aceptó el partido. Esto lo he creo porque lo he vivido. Detrás de mí han sido otros como Alejandro Pérez, José Miguel Masanet o Hector Díez. Un hilo de renovación en la que ha habido una pequeña ruptura que hay que recuperar.

- Ha nombrado a Alejandro Pérez, persona que estuvo en la presentación de la candidatura y que sorprende porque hacía tiempo que no se dejaba ver. ¿Se va a contar con él en algún puesto especial como en la Ejecutiva?

Es uno de los activos más valiosos que tiene el partido en Elche. Si yo tengo responsabilidad, estará siempre donde quiera estar porque es una persona que tiene experiencia, capacidad, con talante y con talento suficiente para representar al partido. En la medida que él quiera, porque no está en el día a día de la organización por su trabajo como abogado, tiene todo mi respaldo y mi apoyo para ocupar el puesto que estime oportuno porque creo que es una persona verdaderamente capaz.

- Cuando llegó Antonio Rodes, tras su secretaría, también hablaba de la necesidad de resucitar al partido, movilizarlo y sacarlo a la calle. Parece que combinar grupo municipal con trabajo de la agrupación local es difícil. ¿Absorbe demasiado tiempo o cómo se puede evitar que se vuelva a repetir el mismo error?

Yo podría hacer un valor de no estar en el Ayuntamiento de mi candidatura, pero no me parecería serio ni responsable. Ni voy a hacer demérito de la compañera Ana por el hecho de ser concejala y no voy a decir que eso sea una dificultad. Sí diré que un esfuerzo adicional. Yo he sido secretario general sin ser alcalde y he sido las dos cosas al mismo tiempo. Con un buen equipo tu esfuerzo se pueden llevar ambas cosas. La bicefalia no es buena ni mala en sí misma, depende de las personas, del equipo y del esfuerzo que se haga. Con mucho esfuerzo y trabajo se puede desarrollar, pero hay que tener claro el plan de trabajo y hacer lo imposible por cumplirlo. Ser constante y cumplir. Si hay7 que hacer más horas, y si hay que empezar en el Ayuntamiento antes se hace. Para poder participar en política muchas veces tengo que venir a mi despacho a las 6 o trabajar en domingo. Evidentemente en el ayuntamiento igual. Sacar horas en otro sitio para poder hacerlo

- O sea que ha faltado trabajo…

Cero que ha faltado esa organización para hacerlo compatible. Habrán dejado e ir al partido para estar en otras tareas municipales.

- En las últimas elecciones donde salió Carlos González votaron 200 militantes de 650, se nota de un tiempo a esta parte esa pérdida de afiliados. ¿Qué se puede hacer para contrarrestarla y qué participación se espera para el 21?

Espero una participación importante, en torno al 80%, lógico también cuando hay varios candidatos y tensión entre la militancia y voluntad de participar. La dinámica que vamos a generar va a posibilitar que los militantes que haya se activen, se ilusionen con su partido, que vuelvan a recuperar su partido y que vean que su voz y su participación tiene sentido para el trabajo que hace la organización y se lleva al ayuntamiento. La incorporación de jóvenes y no tan jóvenes que se va a sumar, va a hacer que haya más gente con ganas de afiliarse porque verán que sus opiniones se tienen en cuenta.

Alejandro Pérez es uno de los activos más valiosos del partido. Si salgo, estará donde quiera estar porque es una persona con capacidad y talento

- Usted y Ana Arabid hablan de unidad, ¿es posible una lista única? ¿Se espera algún pacto de última hora como en las anteriores primarias?

Hasta última hora todo es posible. Hay una relación de cariño y de respeto, de coincidencia en muchas cuestiones. Yo creo que tanto ella como yo tenemos la voluntad de llegar al final del proyecto. Yo estoy seguro de que no voy a renunciar a la candidatura general y por tanto le he expresado mi voluntad de que se pueda incorporar. Es una persona valiosa y espero que se pueda sumar a esa mayoría. Ella de momento sigue con su proyecto, lo cual respeto.

- ¿Será posible la unidad tras la asamblea? Otros años también se ha dicho pero luego las facciones salen tarde o temprano a flote.

Dependerá de dos cuestiones fundamentales. De la generosidad y la voluntad de integración de quien salga elegido y su equipo. También del respeto y la lealtad de quien salga elegido. Anuncio desde ya que voy a ser leal y respetuoso, he tratado de ser integrador cuando me ha correspondido dirigir y he tratado de ser respetuoso y legal cuando no me ha tocado dirigir, como en esta última etapa. Aunque no siempre he estado de acuerdo, he sido respetuoso y he apoyado la organización.

- El otro día en el Consejo de Mayores hablaban de la necesidad de acabar con las familias en la agrupación, una cosa inherente. ¿De qué forma se puede acabar con ellos? ¿Ha hecho que se hayan perdido militantes en el partido?
 

Queda mucha pedagogía por hacer en ese sentido de lo que supone la democracia. Tenemos que tener la capacidad de escuchar las opiniones que son totalmente distintas a la nuestra, sin que eso entre al terreno de lo personal ni sentirnos heridos por ello. Eso exige un ejercicio de tranquilidad y seguridad. Cuando uno sale de buena fe, si alguien no lo ve, hay que aceptarlo y escuchar, en las críticas siempre hay un fondo positivo. Entender que quien critica no tiene por qué intentar perjudicar, está expresando una opinión de tu trabajo con el objeto de mejorar. El que opina y marcar una diferencia con lo que hace quien dirige, hay que exigirle que lo haga de forma respetuosa y no intentar perjudicar a la persona a costa de la organización.

- ¿Ha hecho falta más autocrítica en la actual ejecutiva?

Siempre hace falta. Cuando alguien tiene responsabilidad hay que tenerla desde el minuto 0. A mí me ha ocurrido y le ocurre a todo el que tiene responsabilidades.

- ¿Fue difícil fichar a los tres concejales que le apoyan de cara al proyecto?

No, no ha habido un especial interés por fichar a compañeros y compañeras por ser concejales. Un voto suyo vale igual que uno de cualquier militante. Ese día un voto es un voto. Y realmente no ha habido una labor especial de captación. Ellos se han ido sumando al proyecto entendiendo que era un proyecto más interesante para la organización, además de forma generosa y sin pedir nada a nadie.

Tenemos que acabar con las familias, tener la capacidad de escuchar las opiniones que son totalmente distintas a la nuestra

- Es curioso ver cómo rápidamente aquellos que apoyaban a Susana Díaz rápidamente al ver que se perdía la candidatura se pasaban al sanchismo…

Eso forma parte de la madurez de la organización. En cada momento hay una decisión que tomar y no necesariamente todos pueden coincidir. Hay compañeros que apoyaron a Pedro y después cuando hubo otra elección y algunos pensábamos que el compañero Rafa García en la comunidad era la mejor, otros que habían apoyado a Pedro eligieron a Ximo Puig. Hay que respetarlo y hay que entenderlo. Hay que acabar con esto de es que estos son los míos porque yo les digo lo que hay que votar. Yo trabajaré para acabar con esto, tuyos y míos; hay gente del partido que en cada momento toma una decisión.

- Desde el seno de la candidatura se habla de victoria holgada en la asamblea, ¿qué pronóstico tiene?

No me gusta hacer pronósticos concretos. Creo que estamos haciendo un gran trabajo y que vamos a ganar. No obstante en democracia hay que respetar, son los militantes quienes votan libremente y uno piensa que va a ganar y pierde o que va a perder y luego ganar. Pero yo percibo que vamos ganar porque  cada vez hay más compañeros que no nos esperábamos a apoyar la candidatura.

- Aunque dirá que "partido a partido", ¿quién será el alcaldable o quiénes pueden estar entre los candidatos?

En efecto habrá que ir partido a partido. Creo que en su momento después del verano habrá un calendario en el que los compañeros tendrán que decidir. De entrada allá donde gobernamos el alcalde e s el candidato natural, salvo que la mitad más uno de los militantes pidan unas primarias. Habrá que esperar a ese momento y la percepción sobre si es lo mejor o no que el alcalde continúe y en ese  momento se decidirá si hay alguna acción para pedir o se respalda al actual compañero.

- En esa hipótesis de la victoria clara, en la que se podría dar la mitad más uno, ¿cree que Carlos Gonzáles se ha gastado en estos últimos momentos con los asuntos de patrimonio y urbanismo?

Si el proyecto de la Corredora se hubiera podido hacer antes y con mayor participación probablemente hubiera sido más fácil


Creo que está haciendo un esfuerzo en una situación muy compleja. Gobernar en un momento en el que las arcas municipales no están en su mejor momento. La legislación y la acción del PP imposibilita que se pueda intentar invertir más en la ciudad, contratar a más personas en el Ayuntamiento. Estamos en un gobierno en minoría con socios dentro y fuera, es una etapa especialmente complicada en la que a nadie le sería fácil gobernar el Ayuntamiento.

- Entonces están todos los escenarios abiertos, no se descarta para el puesto.

En estos momentos no me planteo esa cuestión.

- En el caso de que ganara su candidatura, hay casos como el Mercado Central, Riegos El Progreso o la Corredora, que están causando bastante polémica. ¿Cuál va a ser la dirección del partido con respecto a esos casos?

Me he planteado en esta campaña ser prudente, por lo tanto no entraré n temas municipales. Si soy secretario local trataré de que los compañeros del grupo nos pasen la información detallada y a partir de ahí tomar una decisión sobre los asuntos. De momento si en algo creo que el PSOE tiene que apoyar al grupo municipal. Anunciar un anuncio en algo que fuera una distorsión o algo distinto a lo que hace el grupo municipal, que podría ser siempre con la voluntad de mejorar, no apoyaría al grupo y por lo tanto no lo voy a hacer.

- En el caso de la Corredora, ¿se ha propuesto demasiado tarde en la legislatura? ¿Hubiera sido más beneficioso plantearlo al principio y no ahora? Teniendo en cuenta los líos con comerciantes y que hay elecciones en 2019.

Si se hubiera podido hacer antes y con un mayor proceso de participación probablemente el proyecto o el desarrollo hubiera sido más fácil.

- ¿Se ha echado en falta alguna actuación más decidida en estos asuntos?

Se están haciendo las cosas en la medida que se puede en una realidad tan compleja.

- Y para acabar, hablando en el plano nacional, aprovechando que usted está en la Ejecutiva Federal, el mes que viene expira el plazo para los presupuestos. ¿Puede haber una moción de censura si el PNV no apoya los presupuestos?

No vamos a hacer anuncios que puedan interpretarse como imposibilitar que el presupuesto se saque. Lo ideal es que se pudiera sacar y trabajar. De todas formas El PSOE no va a ser cómplice de este presupuesto antisocial y malo para España. Lo que está claro es que el PP no está sacando mayorías para sacarlo adelante. Pero quien tiene que moverse ahora es el PP.


Noticias relacionadas

next