X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de octubre y se habla de ELCHE CF cd alcoyano alicante urbanismo Turismo

Aire acondicionado, termostato y electroventilador, principales averías de coche en verano

Foto: Europa Press
16/06/2017 - 

MADRID (Europa Press). Las averías más comunes de los vehículos durante el verano se encuentran en el aire acondicionado, el termostato, el electroventilador y la válvula EGR, con reparaciones entre los 120 y 800 euros, según un estudio realizado por la plataforma Autingo.

Desde esta plataforma recomiendan hacer una puesta a punto en talleres de confianza para evitar estas averías y estiman que el coste medio de las revisiones oscilan entre los 190 y 283 euros.

"El calor y los largos viajes son los principales enemigos para el coche en temporada estival. Los neumáticos se desgastan más, falla el aire acondicionado, se producen calentones del motor y fallos eléctricos", ha señalado el socio fundador de Autingo, Pedro Sanz.

Según Autingo, entre las principales reparaciones son las relacionadas con el aire acondicionado. Estas van desde la recarga del aire acondicionado hasta al desgaste de los conductos provocando una rotura de filtros o del compresor, en el caso más grave, cuyo recambio puede costar entre unos 600 y 800 euros.

En cuanto al motor, en verano es común la avería del termostato y del electroventilador. Ambos elementos se encargan de controlar la temperatura, regular y controlar el flujo constante del líquido refrigerante del sistema de refrigeración del motor, por lo que su avería conlleva al sobrecalentamiento del motor. La reparación del termostato ronda los 120 euros, mientras que la del electroventilador puede alcanzar entre los 330 y 350 euros.

Asimismo, la válvula EGR es víctima del calor, por el aumento de la cantidad de partículas suspendidas en el aire que pueden acabar rompiendo la válvula por acumulación de residuos sobre su solenoide. El precio de reparación ronda los 350 euros.

Otros elementos que pueden verse afectados en verano son la batería, los pinchazos y desgastes en neumáticos, entre otras. Para detectarlas y prevenir que se conviertan en algo grave, lo recomendable es realizar una revisión de puesta a punto antes de viajar.

Noticias relacionadas

next