X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de septiembre y se habla de benidorm Turismo AP-7 autopistas en quiebra alicante DISTRITO DIGITAL

Vicente Berbegal presenta un nuevo centro instalado en antigua alquería

Actiu crea el primer espacio que fusiona cultura, industria y diseño

La Venta Flores de Castalla, un edificio rehabilitado con criterios de sostenibilidad que conserva su uso original como punto de encuentro “con el objetivo de mantener vivo el espíritu de nuestra tierra: conectar personas”

9/07/2018 - 

ALICANTE. Un nuevo espacio para la cultura industrial ha nacido en Alicante de la mano de la empresa de diseño de mobiliario Actiu, con sede en el municipio de Castalla. Actiu ha puesto el broche de oro a la celebración de su 50 aniversario con la inauguración de un edificio restaurado con los conceptos más contemporáneos que recupera la antigua alquería La Venta Flores situada en los terrenos del Parque Tecnológico de Actiu. Se dedicará a centro cultural y de formación y a exposiciones vinculadas a la responsabilidad social, el diseño o el respeto por el medio ambiente.

El presidente y fundador de Actiu, Vicent Berbegal, explica que La Venta Flores complementa el proyecto industrial del Parque Tecnológico Actiu cubriendo una vertiente social, y no tanto de negocio. “Representa el alma de la familia Berbegal, el legado y los valores que queremos ofrecer a nuestro territorio mediante la aportación de conocimiento y cultura, ya que sin cultura no hay país. De este modo le damos sentido a la sociedad en la que estamos”, afirma.

La Venta de las Flores nace con vocación de ofrecer exposiciones, formaciones y talleres abiertos al público. También entidades y particulares ajenos a la empresa podrán solicitar su uso siempre que el objetivo propuesto encaje en el proyecto de la compañía y en los valores que se quieren representar en este nuevo inmueble. El espacio se ha estrenado a finales del mes de junio con una muestra gráfica que cuenta la historia de Actiu a lo largo de sus cinco décadas. Continuará su programa de actividades con otras exposiciones de diseño, artes gráficas e ilustración y de carácter social para dar visibilidad a colectivos de personas desfavorecidas.

Un legado cultural para el nuevo siglo

El fundador de Actiu cuenta el recorrido que ha seguido en el tiempo este singular proyecto de La Venta. “Cuando hace 10 años nos instalamos en los terrenos del Parque Tecnológico Actiu una vieja alquería ocupaba sus parcelas agrícolas. Aquella casa de origen humilde en el siglo XIX era un enclave estratégico para viajeros y comerciantes y un lugar de socialización empleado por los habitantes de distintas poblaciones como Castalla, Onil, Ibi o Alcoy. Estábamos ante un edificio con alma que simplemente necesitaba renovar su cuerpo. Y eso hemos hecho”, relata el empresario.

La venta era hace más de un siglo un escenario para celebrar reuniones o charlas y presentar proyectos e ideas. Su distribución estaba diseñada para favorecer el encuentro, con habitaciones para alojar a los viajeros, una gran cocina y comedor en la planta baja, además de patio interior, abrevadero y dependencias para animales. “Una arquitectura típicamente mediterránea que daba importancia a la luz, al agua y a los espacios comunes, elementos que inspiraron nuestro propio Parque Tecnológico y que hemos respetado a la hora de reconvertir el espacio”, explica Berbegal. El resultado es un edificio rehabilitado sostenible que conserva su uso como punto de encuentro “con el objetivo de mantener vivo el espíritu de nuestra tierra: conectar personas”, remarca el fundador de la marca. 

"Con la recuperación de La Venta Flores hemos querido darle una segunda oportunidad a un edificio y su entorno que estaba decadencia.  Decidimos mantenerla en pie porque entendimos que sus valores eran los nuestros, y nos negamos a derribarlos. Al contrario, quisimos reforzarlos para recordarnos cada día de dónde venimos. Hemos querido mantener su esencia, pero adaptándola a los paradigmas actuales", detalla Vicente Berbegal.

El proyecto, realizado por el estudio de arquitectura RGN, recupera cinco espacios: exterior, salón/cocina, patio interior, habitaciones y establos. Todos ellos son ahora salas diáfanas con una cuidada arquitectura y próximamente está previsto realizar una intervención tecnológica “para sumar al espacio la experiencia sensorial de olores, sonidos y luz”, confirman fuentes de Actiu.

El trabajo de restauración del inmueble se ha completado con la introducción de dos esculturas de Peter Foster que reflexionan sobre la naturaleza del tiempo situadas en los jardines de La Venta. Una de ellas, con el nombre ‘The colours of time’, es un homenaje a los 50 años de Actiu (1968 – 2018). La segunda, ‘The movement of time’, diseñada con motivo de la inauguración de La Venta, es una escultura donde las perforaciones realizadas sobre placas de acero corten permiten vislumbrar el vínculo entre el pasado y el futuro. 

Actiu ha organizado un amplio programa de actividades para celebrar los 50 años de la marca con la implicación del presidente de la empresa, de sus hijos Carmen, Laura y Soledat y Vicent Berbegal y de las 300 personas que conforman actualmente su plantilla. La compañía está especializada en diseño y fabricación de mobiliario con criterios de reinversión tecnológica, crecimiento sostenible y respeto al medio ambiente. La firma está presente en 90 países y ha recibido premios tan relevantes como el Empresario Europeo del Año en los European Bussines Awards, entregado en 2017 a Vicente Berbegal, o el Premio Nacional de Diseño.

 

next