X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Un experto advierte de que la mayoría de afectados por quemaduras de petardos son niños

14/03/2017 - 

VALÈNCIA, (EP). El doctor Vicente Carratalá, especialista de la Unidad de Mano del Hospital Quirónsalud Valencia, ha advertido este lunes de que la mayoría de afectados por quemaduras de petardos son niños, aunque los adultos son los que mayor gravedad presentan al usar cohetes de mayor potencia y tener un exceso de confianza en su manejo.

Así lo ha indicado el experto en un comunicado en el que ha recomendado no encender los petardos en la mano, no llevarlos en los bolsillos, ni introducirlos en botellas, contenedores o papeleras "para evitar que actúen como metralla".

Durante las Fallas, las atenciones en urgencias de accidentes en mano y miembro superior aumentan debido al "mal uso" de petardos y demás material pirotécnico. Carratalá ha descrito que estas lesiones "pueden ir desde quemaduras hasta heridas por explosión en la mano, amputaciones traumáticas de falanges o, incluso, dedos completos, además de fracturas y lesiones tendinosas complejas".

Asimismo, en ocasiones, "estas lesiones se producen en otras partes del cuerpo, como la cara, los ojos y los pies, provocadas por el lanzamiento de petardos en la calle y también al llevarlos guardados en los bolsillos".

"Los tratamientos de las heridas varían en función de la lesión e incluyen desde el lavado y cierre de heridas, al tratamiento de quemaduras, la fijación de las fracturas en la mano, la reparación de tendones, las amputaciones parciales de dedos o más amplias a nivel de la mano. En ocasiones, debido a la gravedad de las lesiones, no es fácil salvar todas las estructuras afectadas", ha apuntado.

El doctor Carratalá recomienda unos consejos cuando se maneje material pirotécnico, que van desde no encender nunca encender los petardos aguantándolos con las manos sino colocarlos en el suelo y lejos de la cara y las manos; encenderlos por el extremo de la mecha para que dé tiempo a retirarse; no guardarlos en los bolsillos ni llevar nunca demasiada cantidad ya que un incendio fortuito podría provocarnos lesiones graves y nunca disparar contra personas o animales, ni en zonas donde haya vegetación o líquidos inflamables.

Además, recalca que nunca se deben encender dentro de botellas, latas, contenedores o papeleras ya que, al explotar, "pueden producir metralla que puede ser muy peligrosa". Si un petardo no se enciende bien, "no debemos tocarlo ni recogerlo y nunca recuperar los restos que hayan quedado de otros artificios", advierte.

next