X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

LLAMADaS 'PENNY STOCKS' O 'CHICHARROS'

Una veintena de valores del Mercado Continuo afronta el cierre del año por debajo del euro

11/12/2017 - 

VALÈNCIA. A tres semanas de echar el cierre a este ejercicio bursátil, una veintena de valores del Mercado Continuo cotizan por debajo del euro, lo que representa la quinta parte del principal mercado de valores español. O lo que en la jerga bursátil se conoce como 'penny stock'. Valores tremendamente especulativos, que han pasado (o siguen pasando) por problemas, compañías con pequeña capitalización, que con un puñado de euros se pueden mover fácilmente y que entran en lo que se conoce como 'centimeo', es decir, aprovechar unos pocos céntimos para entrar y salir rápidamente.

Hablamos de la 'familia Abengoa' -las de la clase A y B-, Urbas, Inypsa, Deoleo, Amper, Sniace, Duro Felguera, Liberbank, Natra, Coemac, Audax Renovables, Biosearch, Reno de Medici, Ezentis, Mondo TV, Tubos Reunidos y Service Point Solutions. Pero no hay que olvidar que en sus inicios la archiconocida Microsoft también fue en su día una 'penny stock', pero sus responsables supieron darle valor, hacerla más grande y convertirla en todo un gigante mundial. 

Igualito que aquí donde valores -no todos ellos pero sí una buena parte- con una dilatada trayectoria, que no hace mucho hacían las delicias de los bolsistas, siguen languideciendo, cayendo en el mayor de los olvidos y, lo que es peor, incrementando las pérdidas de sus accionistas año tras año. Y, encima, ampliando capital previo paso por caja.

No es lo mismo valor que precio

La lista podría ser mayor de no mediar por medio los 'contrasplits' o agrupación de títulos (Codere, Bankia...), que las han llevado a superar la barrera del euro. Un agrupamiento de acciones que consiste en reducir el número de acciones aumentando su valor nominal en la misma proporción, sin que por ello varíe el capital social. Esta operación hace que aumente la cotización del valor, de manera proporcional a la agrupación realizada. El fin de esta operación es intentar eliminar la volatilidad que se produce cuando la variación de una única unidad en el precio implica variaciones porcentuales muy elevadas sobre el precio de la acción.

Sin embargo, y como bien decía el poeta español Antonio Machado, "es de necios confundir valor y precio". Pese a que algunas de ellas ha atravesado por momentos complicados, otras ofrecen buenos fundamentales reafirmados con sus últimos resultados semestrales (como Codere por ejemplo). De ahí que antes de invertir en este tipo de valores sea recomendable conocer la situación en la que se encuentra cada uno de ellos porque no se puede generalizar.

El celebérrimo Warren Buffet, el ‘oráculo de Omaha’ y uno de los gurús más reputados de la comunidad internacional, decía que “precio es lo que pagas y valor es lo que recibes”. Y no le falta razón pero estamos ante valores con reducida capitalización y muy 'manejados' por los especuladores de turno.

Noticias relacionadas

next