X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Tiempo de mudanza

Foto: Pepe Olivares
13/12/2017 - 

ALICANTE. Nadie duda que en enero tanto el Elche como el Hércules van a acudir al mercado de fichajes.

Está por ver que Jorge Cordero y Javier Portillo encuentren lo que buscan, consiguiendo incrementar las opciones de sus respectivos equipos de disputar el 'play-off' y por extensión ascender, pero es evidente que los dos clubes persiguen incorporar a un mediocentro organizador, además de un centrocampista de banda izquierda los franjiverdes y un delantero centro los blanquiazules; objetivos recurrentes todos ellos, pues en el pasado han fichado en el mercado de invierno a jugadores que se desenvuelven en esas demarcaciones, con un resultado desigual a título individual pero insuficiente desde el punto de vista del colectivo y su objetivo: lograr el ascenso.

Por ejemplo, hace un año el Elche se reforzaba con el central Andrés Túñez, el mediocentro Fabián Ruiz y los delanteros Borja Valle y Dominique Malonga, buscando un salto de calidad que le permitiera pelear con garantías por regresar a Primera División. Los cuatro disfrutaron de minutos, elevando incluso el nivel de la plantilla, pero el equipo no solo no se confirmó como un aspirante al ascenso, es que terminó descendiendo todo y haber además un relevo en el banquillo; por lo que se refiere al Hércules, Lolo Ortiz y Juan Delgado fueron sus incorporaciones en el pasado mercado de invierno. Un mediocentro y un delantero que ofrecieron un resultado infinitamente inferior al esperado y el equipo blanquiazul, también con cambio de entrenador, no llegó ni a disputar el 'play-off'.

Tanto Elche como Hércules tienen cubiertas las dieciséis fichas profesionales con las que como máximo pueden contar y solo les queda una de las seis plazas sub-23 libre, por lo que para fichar tendrán que conceder antes una baja casi con toda seguridad. Todavía no ha trascendido ningún nombre, en lo que a objetivos de ambos clubes para reforzarse se refiere, pero sí se barajan varios como candidatos a abandonar la entidad, como Corozo o Diego Benito en los franjiverdes y Navarrete o Miguel Ángel Nieto en los blanquiazules.

No serían las primeras bajas federativas que Jorge Cordero y Javier Portillo deciden iniciada la Liga y es que la errática marcha de los equipos ya se cobró la cabeza de los técnicos que los entrenaban al inicio: primero cayó en el Hércules Gustavo Siviero, cuyo puesto pasó a ser ocupado por Claudio Barragán y semanas después, era Vicente Mir el obligado a dejar su sitio en el banquillo local del Martínez Valero a Josico. Tanto el técnico de Manises como el Hellín parecen perseguir un juego distinto al de sus antecesores, por lo que esa es otra variable, nada menor, que los directores deportivos (y sus colaboradores) habrán de tener muy en cuenta a la hora de firmar nuevos jugadores. 

Noticias relacionadas

next