X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

exposición

Teresa Cebrián inaugura 'El largo viaje' en el Centre del Carme

14/06/2018 - 

VALÈNCIA (VP). El Centre del Carme de València inaugurará la exposición 'El largo viaje', un proyecto que repasa el recorrido vital y creativo de la artista Teresa Cebrián (Losa del Obispo, 1957), marcado por la resistencia al dolor utilizando el arte como paliativo. Con esta muestra -que estará abierta al público del 15 de junio al 23 de septiembre- el centro de cultura contemporánea inicia el programa 'Trajectòries, de revisión de las carreras de artistas y colectivos de la Comunitat Valenciana.

'El largo viaje' revisa más de tres décadas de producción que se resumen en 14 conjuntos escultóricos o instalaciones que resumen las series más controvertidas de esta artista nómada. El director del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, José Luis Pérez Pont, ha señalado durante la presentación la muestra que Teresa Cebrián "no es una artista desconocida en València, pero no ha recibido el reconocimiento suficiente en su tierra".

"Esta exposición nos permite, por primera vez, recorrer su trayectoria y nos descubre a una artista intensa con una obra muy sólida de carácter casi autobiográfico", ha remarcado Pérez Pont, que ha agregado que "la fragilidad que ha provocado su enfermedad contrasta con la dureza de algunos de los materiales con los que ha trabajado a lo largo de su carrera, creando sugerentes instalaciones que conducen a la reflexión". En el recorrido junto a los medios de comunicación también han participado la comisaria, Marisol Salanova, y la propia artista, Teresa Cebrián.

Con un reconocido recorrido internacional, Teresa Cebrián ha desarrollado la mayor parte de su producción fuera de España en diferentes residencias artísticas en Canadá, Polonia, Holanda, Alemania, Hungría o Suiza, entre otros. "Siempre entre países, recopilando materiales increíbles, acoplándose en cualquier taller acondicionado para poder crear", ha explicado Marisol Salanova. La comisaria ha afirmado que Cebrián ha sido "una auténtica nómada que ha creado su obra a lo largo de su vida en diferentes residencias internacionales, que ha vivido solo de crear y vender obra, cuyo único sustento ha sido el arte, con la complejidad que eso conlleva".

'El largo viaje' está planificada para poner en diálogo una o varias obras no relacionadas anteriormente, y que tanto comisaria como artista quieren ofrecer al público desvelando una historia cuyo relato dependerá de los que la observen, ya que cada espacio contiene múltiples revelaciones. De esta forma, refleja las particulares dificultades a las que se enfrentan las mujeres artistas a la hora de crear y conciliar, especialmente en los años en los que comenzó a generar obra Cebrián en escultura e instalación, por el hecho de ser mujeres.

Salanova ha aseverado que "la lucha contra el machismo dentro y fuera del hogar, la toma de decisiones sobre la maternidad, los vínculos familiares, la infancia, la madurez, la resiliencia y el dolor como algo inherente al ciclo vital, son los temas principales de este proyecto". La exposición no es una retrospectiva al uso, puesto que no ofrece un recorrido cronológico, sino temático por las distintas etapas de la artista, lo que permite establecer diálogos entre piezas que nunca antes se han expuesto juntas, conocer todas las técnicas que ha experimentado la artista en su carrera e ir identificando preguntas existenciales con las que cualquier visitante empatizaría.

Contiene, además, obras inéditas de creación reciente. A pesar de que la artista ha anunciado varias veces su retirada del trabajo artístico debido a su enfermedad, sigue produciendo. La muestra se presenta como un viaje en el que ir conociendo esas piezas o series clave en su producción y que marcaron un antes y un después en su trayectoria, como 'La desaparición de las palabras' (2012), pieza que ha adquirido recientemente la Generalitat dentro del fondo de arte contemporáneo que tiene, y que hace referencia al momento en el que la artista debe establecerse definitivamente en València debido a su enfermedad y abandonar esa vida nómada. Aunque las temáticas y las preocupaciones de la artista a lo largo de su carrera son diversas, el dolor es el hilo conductor de esta muestra que, pese a no ser cronológica, evoluciona, como su enfermedad, hasta el dolor más absoluto.

La artista define la sala central de Ferreres como la habitación del silencio. En esta, la jaula de la violencia o 'La violencia enjaulada' (2002), un sudario y su autorretrato portándolo preparan al espectador para un recorrido que se inicia con algunas de sus residencias internacionales, con la idea de soledad e introspección de sus obras 'The hermits' (1991) o 'Linternas marinas' (1988) y 'Dark water' (1987), inspiradas en la literatura japonesa.

Destacan, asimismo, 'Del silencio de las lágrimas' (1999), obra del Consorci de Museus que se creó 'ex profeso' para exponerla en la Sala La Gallera, y que ve la luz por primera vez después de aquella instalación, o 'Faces/Faceless'(2006), una escultura instalativa compuesta por decenas de rostros que hacen referencia a la soledad en medio de la muchedumbre o a la fuerza de la colectividad. También sobresale la instalación 'El infinito dolor' (2015-2016), que cierra la exposición integrada por 13 piezas directamente relacionadas con el proceso de la enfermedad, aquello que la sociedad no quiere ver. Teresa Cebrián se ha mostrado emocionada por volver al Centre del Carme donde estudió Bellas Artes y ha manifestado que el reconocimiento que no tuvo en su tierra lo ha tenido fuera. Y ha apuntado que "en cada una de las salas que componen Ferreres, en cada instalación, planteo tres preguntas al espectador: todas son preguntas acerca de la vida, la respuesta de cada uno irá en función de su memoria".

Noticias relacionadas

next