X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

EL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN COBRA EL DIVIDENDO EN ACCIONES

Telefónica se subleva contra los bajistas remontando el vuelo

14/12/2016 - 

VALENCIA. Telefónica (TEF) encadenó ayer su séptima subida consecutiva en bolsa -idéntica racha que lleva el Ibex 35- en la que se ha revalorizado un 11,60%. De este modo, la operadora presidida por José María Álvarez-Pallete ha reducido sus pérdidas anuales hasta el 16% y, de paso, ha incrementado su capitalización hasta los 43.290 millones de euros y situarse en el 'Top 5' del Mercado Continuo. Las otroras 'matildes' cerraron en los máximos del día (8,593 euros) recuperando niveles perdidos hace un mes.

Todo ello al día siguiente de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) actualizara las posiciones cortas de las cotizadas españolas y, entre ellas, desvelara que nunca antes TEF había tenido tantos 'cortos' en su accionariado. Concretamente alcanzan el 3,77% en lo que es una nueva plusmarca histórica. Actualmente, la empresa que más posiciones cortas tiene en Telefónica es Boussard & Gavaudan Investment Management, que a fecha de 8 de diciembre tenía declaradas posiciones bajistas sobre el 1,17% del capital de la compañía.

Pero Telefónica, que acaba de incorporar la tecnología de Oracle para impulsar la digitalización de empresas españolas, se está sublevando a la vista del rally alcista que lleva. Y más después de que el consejo de administración se haya decantado por cobrar en acciones el dividendo flexible ('scrip dividend) de la compañía, en el que se ofrece la posibilidad de recibir la retribución en efectivo o en títulos de la empresa.

Según los primeros registros publicados ayer en la base de datos pública del organismo supervisor, Álvarez-Pallete ha recibido las 22.127 acciones nuevas que le corresponden por los 593.320 títulos de los que era propietario antes del dividendo. De esta manera, la participación directa del presidente ejecutivo se eleva una vez cobrado el dividendo a 615.447 acciones, lo que equivale al 0,012% del capital de la compañía. Asimismo posee otra participación indirecta de 600.000 acciones en planes de acciones equivalente también al 0,012% del capital. Su participación asciende a unos 5,29 millones de euros.


La decisión de Álvarez-Pallete de cobrar el dividendo flexible en acciones eleva por segunda vez en apenas un mes su participación en la compañía, ya que a finales de noviembre adquirió en el Mercado Continuo 40.000 acciones de Telefónica a un precio total de 318.600 euros.

Entre los miembros del consejo que la CNMV ya ha publicado su decisión de cobra el dividendo en acciones se encuentran el presidente de Fundación La Caixa, Isidro Fainé, que ha obtenido 22.899 títulos nuevos, al disponer previamente de 572.483. El presidente de Inditex, Pablo Isla, que tenía 9.889 acciones, ha ejercido el mismo derecho y ha recibido 405 títulos nuevos.

Más de dos tercios del accionariado

El 70,01% de los accionistas de Telefónica ha elegido recibir el último dividendo flexible en forma de nuevos títulos, frente al 29,99% que ha optado por percibirlo en efectivo. En concreto, este año los accionistas titulares del 29,99% de los derechos de asignación gratuita aceptaron el compromiso irrevocable de compra de derechos asumido por Telefónica. De esta manera, el grupo ha abonado un importe bruto de 499,7 millones de euros por estos derechos, a los que ha renunciado y han sido amortizados.

Por el contrario, los accionistas titulares del 70,01% de los derechos de asignación gratuita han optado por recibir nuevas acciones de Telefónica, lo que sitúa el número definitivo de acciones ordinarias emitidas en el aumento de capital liberado en 137,23 millones, equivalente al 2,8% del capital social.

La empresa presidida por José María Álvarez-Pallete lleva recurriendo a la fórmula del 'scrip dividend' para retribuir a sus accionistas desde mayo de 2012, mediante la aplicación del programa 'Telefónica Dividendo Flexible'. En mayo de este año, la junta general de accionistas acordó retribuir al accionistas mediante el 'scrip dividend' si finalmente no salía adelante la venta de O2 en Reino Unido a Hutchison Whampoa, tal y como finalmente ocurrió.

Noticias relacionadas

next