X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

FINAL 

'Sé quién eres': la metáfora de la vida

¿Qué pasó exactamente con Ana Saura? Todas las preguntas tienen ya sus respuestas gracias a un capitulo final lleno de escalofríos. Telecinco dice adiós una de las mejores series emitidas

8/05/2017 - 

VALÈNCIA. "¿Quién mató a Ana Saura?" La pregunta de todos los lunes desde hace unos meses. 'Sé quién eres' ha revolucionado Telecinco a lo largo de sus 16 episodios gracias a una trama muy efectiva. Una joven desaparece y son muchísimas las personas que parecen tener algo que ver con lo ocurrido. Los primeros sospechosos son su propia familia, exactamente su tío Juan Elías, que afirma haber perdido la memoria nada más desaparecer ella. No hay cadáver, no hay nada, solo muchos sospechosos.

Los Durán y los Saura están unidos sin darse cuenta. Dos familias que viven en una red de mentiras y secretos ocultos que todos tratan de impedir que se rompa. Nunca podremos saber qué ocurrió con Ana Saura, como Laura Palmer. Cada nuevo episodio surgen nuevos affaires y asuntos turbios en los que la joven parece actuar sin ningún tipo de sensatez. Raro, pero típico; la desaparecida no acaba siendo esa chica buena con cara angelical. Todo lo contrario, está metida en cosas muy 'feas'. Ana guarda un montón de secretos, relacionados con prácticas sexuales inadecuadas y que rompe por completo con la imagen que tenían sus padres de ella.

Con tanta mentira la serie se vuelve tramposa, con sus propias reglas del juego y dejando en mal estado la actualidad judicial. La propia serie nos demuestra cómo la verdad es siempre lo menos importante en un juicio. En 'Sé quién eres' todos creyeron su mentira porque esta era mucho más morbosa y apetecible que la verdad. Era imposible pensar que la serie tuviese tantos personajes retorcidos y luego tener un final feliz. No. Esta serie no trata de esto. No hay héroes y no hay justicia. 

A lo largo de los capítulos se han ido resolviendo algunas de las preguntas iniciales, como la amnesia de Elías, qué había ocurrido con Ana o quién apuñaló a Alicia. El final ha sido brillante, una partida de ajedrez que acabe en jaque mate. En algunos momentos pareció que la historia iba muy justa y se estaba alargando demasiado.

 

Ana Saura acepta las condiciones de los Elías. No le delata y deja que el padre de Alicia cargue con las penas. Prefiere ser socia del bufete y tener una mala familia que asegurarse que el asesino y sus cómplices se enfrenten a la justicia. El problema es que Eva descubre que Juan Elías había visto el crimen de Alicia y no había hecho nada para impedirlo. Por tanto, Juan mata a Eva para no perder a su familia. En este mundo cruel no hay lugar para personas como Eva. El asesinato es una de las secuencias más bonitas del capítulo, técnicamente. En un plano fijo vemos cómo se consuma el asesinato para, con el mismo encuadre, cambiar de escenario y ver cómo entra de nuevo en plano Juan Elías en la playa con su mujer.

El desenlace de la serie es muy coherente con todos los episodios. Un drama familiar con misterio que se acaba transformando en un thriller psicológico puro. Manipulación y corrupción en escenas muy frías. El episodio 2 comenzaba con una barbacoa familiar. Los Elías y los Saura unidos. Y una barbacoa, con los Elías y los Saura, es la imagen que cierra la serie

El final es una metáfora de la vida. "Esto no va de quiénes queremos ser, sino de quiénes somos". Los malos siempre ganan, como en la vida real en este mundo de injusticias. Una serie inteligente que marca el camino a seguir para las próximas apuestas de las cadenas españolas.

next