X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

SANTI MILLÁN Y JAVI SANCHO ESTÁN MEJOR QUE NUNCA, Y VIENEN A CONTARLO A ELCHE

Santi Millán: “Escuchar las miserias de los demás siempre es reconfortante”

1/02/2018 - 

ELCHE. El actor, presentador de televisión, showman, monologuista y un buen puñado de cosas más Santi Millán (Barcelona, 1968) volverá el próximo sábado, 3 de febrero, a las 21:00 horas, al Gran Teatro de Elche, en un momento vital excepcional, de ahí el título del espectáculo, Estamos mejor que nunca. Por la compra de la entrada para este nuevo espectáculo de Santi Millán, regalan la actuación de Javi Sancho, tarragoní de unos 25 años con tremendo flow, en una promoción válida hasta que a Santi se le acabe la paciencia.

Los compañeros de generación de Santi, aquellos que rondan la cincuentena., se sentirán identificados y reconfortados, aunque no es un espectáculo de catarsis generacional, como el propio Santi reconoce, ya tienen la suerte de que “entre el público hay desde niños de 10 años hasta gente de setenta, intentando ser divertidos para todos, pero está claro que si hablas en primera persona y desde la experiencia, conectas más con tu generación, pero para eso está Javi Sancho, que llega más a la juventud.

En una conversación telefónica en que el entrevistador susurraba las preguntas, mientras el entrevistado respondía con numerosas carcajadas -el mundo al revés-, Santi destapa los secretos del éxito:

-Dadas las circunstancias, “Estamos mejor que nunca” es un título un tanto provocativo…

-(Jajajajaja…) Bueno (jejeje), yo hablo de mi situación personal. Hablo por lo que yo sé,hablo de mí, de todo lo demás ya no puedo meter la mano en el fuego por nadie, las cosas… siempre son susceptibles de ir a peor, así es que…

-Vaya, pensaba que había una carga de ironía y una de resignación en él.

-No, no, ni ironía, ni resignación, es una declaración de un sentimiento que tengo, después de la reflexión “tengo ya 50 tacos, prácticamente -los cumplo este año-, y para nada tengo la percepción de ser un tío de 50 años, al menos la imagen de un tío de 50 años que tenía yo cuando tenía 18”.

-Eso lo comparto.

-Sí, es algo que nos pasa a todos. Comentándolo, es algo que nos pasa a todos, incluso en la gente más mayor. El otro día, hablando con unos vecino, me lo decían, tiene 60 y pico, y me decían que para nada tienen la sensación de tener 60 tacos. Y eso está bien, pero también genera disfunciones, porque cuando te crees que tienes una edad que no tienes, hay situaciones que te ponen en tu lugar.

-¿Este espectáculo es, entonces, una especie de ÜberSanti, Santi Millán elevado a la enésima potencia, más Javi Sancho?

-Sí, sí, de todas formas, creo que lo te puede diferenciar de otra gente que haga este tipo de espectáculos de humor, son las vivencias personales. Al final, todos hablamos de lo mismo, y lo que hace que la gente se identifique contigo, empatice y te escuche, que lo viva como que realmente está experimentando experiencias personales, es la verdad, y riéndote mucho de ti mismo, lo que te da licencia para poder reirte de los demás.


-Empatizar con Santi es empatizar con una personalidad múltiple, ¿no? No tienes prejuicios, en tu trayectoria has tocado desde el teatro musical a la presentación de talent shows de televisión, ahora mismo, series, humor…

-(Jajajajajaja) Sí,yo lo que siempre he pretendido, dentro de las opciones que tenía -y si no, nos las hemos buscado-, ha sido hacer lo que nos ilusionaba. En esta profesión es muy importante mantener esa ilusión, porque en el fondo, hacemos esto porque nos gusta, no somos profesionales de esto, somos amateurs, lo hacemos porque nos gusta, no por el dinero. Si llega un punto en que esto lo haces únicamente como una manera de ganarte la vida, entras en un agujero complicado.

-¿Por qué Santi Millán y Javi Sancho, y no Santi Millán en solitario, hay una necesidad de la pareja?

-Es una cuestión de planteamiento, como te decía, de pasárnoslo bien, de ir donde nos apetece, y el hecho de poderlo compartir con alguien en el escenario es mucho más enriquecedor, más divertido, y hace que la experiencia sea mejor, para nosotros y para el público. Al final, entre irme a Elche solo, o irme con Javi Sancho, lo segundo es más divertido.

-¿Es como si le estuvieras pasando el testigo? (digamos que Santi Millán es Generación X y Javi Sancho Millennial)

 -¿Como si fuera mi delfín? (jejejejeje). No, no, para nada, Javi Sancho es un tío mucho más gracioso que yo, y esto, no te creas, me da bastante rabia. La gente, cuando acaba el espectáculo, solo hace que comentarme “qué gracioso es Javi Sancho”, “qué divertido es Javi Sancho”, y yo necesito un poco de por favor, que ya estoy mayor y estas cosas me afectan.

-Pues hablando de parejas, en nuestro diario hacemos unas entrevistas llamadas Calaveras o Diablitos, en que en una de las preguntas, hacemos escoger una pareja cómica entre dos opciones, R2D2/C3PO o Koothrappali/Wolowitz, de Big Bang Theory, y siempre estamos tentados de cambiar una de ellas por Paco/Sebas (Millán/Corbacho en los primeros tiempos del talk-show de Buenafuente en TV3), ¿os volveremos a ver juntos?

-(Jajajajajajajaja) ¡Sería muy bonito por vuestra parte ese cambio! Respecto a lo de Corbacho, sí, yo creo que sí. Justamente, hace nada coincidimos los dos en Nueva York, con nuestras familias, y lo comentamos. Yo siempre estoy encantado de trabajar con Jose. Pero no creas, sí hemos ido haciendo cosas, tenemos un espectáculo donde estamos los tres, Javi Sancho, Jose y yo, que la vamos combinando con el “Estamos mejor que nunca”.

-Pues volviendo al espectáculo, ¿por qué la gente tiene que ir a ver “Estamos mejor que nunca”? Véndete…

-Porque si quieren pasárselo bien, es un plan inmejorable, una pequeña inversión con un gran beneficio, te lo digo en serio, en la relación calidad-precio, no va a encontrar nada mejor. Y además, escuchar las miserias de los demás siempre es reconfortante, te hace plantearte “a lo mejor no estamos tan mal”, siempre hay gente que está pero que tú. Aún así, estamos hechos unos chavales, me cago en diez.

Noticias relacionadas

next