X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 27 de julio y se habla de ELCHE CF congreso pspv SANTA POLA UNIFORMES EMPRENDEDORES

DE MODA

San Valentín: los errores de estilo que no debes cometer


Celebrar San Valentín es un error de estilo en sí mismo pero si, a pesar de ello, deciden disfrutar del amor con su pareja -también- en este día señalado, tengan en cuenta estas pautas para superar con estilo su cita romántica. 

14/02/2017 - 

VALÈNCIA.  La elegancia y el estilo no tratan tanto de lo que llevamos puesto, al contrario de lo que mucha gente piensa, sino en saber adaptarnos en cada momento al ambiente que nos rodea y vestirnos de la forma adecuada en cada ocasión. Por eso, en el caso de una cita romántica, antes de que cunda el pánico -sobre todo si es la primera- pensando en qué ponernos, debemos tener muy presente qué vamos a hacer y el lugar en el que transcurrirá la cita. Porque no es lo mismo una cena en un restaurante de moda que tomar algo informal en la barra de un bar para luego ir a un concierto. Parece una obviedad pero ya saben que el amor es ciego y puede hacer que su déficit visual afecte también a nuestra capacidad para elegir vestimenta. Por eso, lo primero de todo es que tengamos claro el plan y así ser capaces de hacer un ejercicio de abstracción frente al armario. Las improvisaciones mejor, las dejamos para luego.

No al look "Noche de fiesta"

“El mejor vestido que puede lucir una mujer son los brazos del hombre que ama”, lo dijo el diseñador Yves Saint Laurent que de moda sabía un rato. Así que cuando se planten delante del armario para decidir modelito y se acerquen peligrosamente a la percha con el vestido de lentejuelas, el top de terciopelo de Nochevieja o esa falda que se puso  para la boda de su prima, recuerden la afirmación de Saint Laurent retumbando fuerte en su cabeza y eviten así el desastre. 

Un sencillo vestido negro, esa blusa con la que siempre te ves favorecida o una falda elegante pero con la que te sientes cómoda, serán las mejores opciones. Y aunque para ellos la frase de Yves no se ajuste, el mensaje es el mismo: huir del disfraz y apostar por la sencillez. Creanme cuando les digo que el amor ya se encargará de que brillen sin necesidad de utilizar una americana de ese tejido extraño y brillante que a tantos os gusta. 

Romanticismo Vs Exceso de piel

Es verdad que amor y seducción juegan con la misma baraja y también que no hay nada que nos guste más que sentirnos atractivos ante la mirada de la persona que amamos o queremos conquistar pero todo eso surge de forma natural.  No es necesario el exceso de piel en forma de escote interminable o un corte imposible enseñando pierna cuando surge el calambre entre dos personas, tampoco para provocarlo en una primera cita. Un hombro, parte del escote, la espalda... mejor insinuar que mostrar de forma rotunda. Lo que tenga que pasar después, se lo dejamos a Cupido que además es un ángel con los ojos vendados y pasa del exceso de piel. 

Una advertencia para los hombres atléticos: los brazos y espaldas amplias son evidentes sin necesidad de subrayarlos con camisas de una o dos tallas menos ni lycras asfixiantes.

San Valentín es cursi, nosotras no

En San Valentín abunda el rosa, rojo, los corazones, Cupidos e, incluso, una combinación loca de todo eso a la vez y sin medida. El ambiente se endulza hasta el riesgo de caer en una profunda hiperglucemia. Es fácil que sumergidos en un estado de enamoramiento uno se deje arrastrar por ese torrente dulzón que marca cada 14 de febrero. Por eso es fundamental buscar un punto de agarre al que engancharse y mantenerse firme sin dejarse llevar por la cursilería que, ojo, nada tiene que ver con el romanticismo y al lado de éste se queda en una mueca bastante boba.
No se pongan corazones ni se vistan de rosa ni de rojo si solamente es porque el calendario nos lo dicta. San Valentín es cursi pero nosotras no, no lo olviden. 

Maquillaje para enamoradas

Es verdad que el mejor maquillaje es una sonrisa y ninguna crema puede darle a la piel un aspecto tan lozano como una noche de pasión. Sin embargo, el maquillaje siempre es una buena ayuda y no prescindiremos de él. El rojo en los labios continúa imbatible como arma de seducción y belleza pero vale la pena que le dediquemos unos segundos antes de pintarnos a pensar que pasará con nuestro carmín después de un prolongado beso. No queremos acabar siendo Joker o que parezca que un eccema ha surgido de forma repentina en nuestra cara, por eso es preferible utilizar una barra de labios fija o matificar con polvos sueltos el pintalabios una vez aplicado. Si nada de esto nos convence, olvidémonos de maquillar nuestros labios y optemos por darle protagonismo a la mirada. 

La belleza está en el interior

Según las estadísticas, en enero y febrero la venta de lencería femenina se dispara. Pasada la alternativa de bombones y flores, la lencería es uno de los regalos más frecuentes y una de las compras más habituales por las mujeres para sentirse más atractivas en un día especial. Si nos decidimos a entrar en el tópico y participar en la estadística, elijamos un conjunto en color neutro no muy historiado porque además de sensual debe ser cómodo. Aunque si es lo que van a regalar a su pareja, mejor será que piensen otras alternativas con las que seguro aciertan y son más interesantes. Digamos que regalar lencería a estas alturas es un error de estilo y también de imaginación. 

Los caballeros tampoco deben descuidar esa parte de su vestuario e intentar no innovar demasiado, leo que se está popularizando peligrosamente en un sector de público masculino una especie de sleep tanga que merece arder en la hoguera. 

Y si todo lo anterior falla...

Si se ha vestido para ir a un concierto como si se fuera a una cena de gala, el pintalabios le ha manchado los dientes -los suyos y los de su pareja-, ha caído sin remedio en la trampa de llevar algo con forma de corazón o en regalar bombones o lencería -sin acertar en la talla ni el color-, ha entrado en un bucle de cursilería y se ha plantado en la cita luciendo más piel que tela... que no cunda el pánico. San Valentín es un error de estilo en sí mismo, un invento tan poco importante como seguir o no estos consejos porque, sin dejarnos llevar por el torrente dulzón de este día, sabemos que estar con la persona que uno ama es lo único que importa en una cita romántica. 


Noticias relacionadas

de modas

La moda te lo dice con flores

Por |  - 

Después de unos años duros, la floristería vive ahora su mejor momento. El negocio de las flores ha vuelto con fuerza impulsado por las nuevas tendencias en decoración, las redes sociales y la moda que, aunque nunca dejó de “regalárnoslas”,ahora declara con fuerza su amor incondicional por ellas

de modas

La fórmula de moda de las canciones del verano

Por |  - 

La moda es también uno de los ingredientes de la fórmula secreta capaz de convertir una canción cualquiera en éxito del verano, suene en todas partes y se cuele en nuestro cerebro irremediablemente. Analizamos la moda con menos ritmo de las canciones del verano 2017

next