X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

responsable de Análisis Macroeconómico

Rafael Doménech (BBVA Research): "El Consell no puede perder el tren de la digitalización"

4/10/2018 - 

VALÈNCIA. "La digitalización es clave para superar algunas de las dificultades a las que enfrentan las empresas valencianas como la falta de densidad empresarial o el acceso a nuevos mercados más allá del local. Es por ello por lo que aumentar el nivel de digitalización de la Comunitat Valenciana hasta el promedio de España elevaría la productividad en la región un 3,9% y llevarla al nivel de Madrid un 14,5%. El Consell no puede perder el tren de la digitalización". Así se expresaba ayer miércoles Rafael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Resarch, que presentó último informe 'Situación Comunitay Valenciana' que elabora el prestigioso departamento del 'banco azul', que contempla que la economía valenciana complete seis años creciendo a una media del 2,8% y la tasa de paro se reduzca hasta el 12,6% a finales del año que viene.

Doménech, que estuvo acompañado por David Conde, director de la Territorial Este de BBVA -que se estrenaba en estas lides porque fue nombrado a finales de junio pasado-; y Carlos Rodríguez Escudero, director Regional Este de Banca de Empresas y Corporaciones de BBVA, destacó la importancia de la digitalización. Algo de lo que sabe -y mucho- esta entidad, cuya app móvil acaba de ser reelegida como la mejor del mundo por parte de la consultora Forrester. "La Comunitat Valenciana debe reducir la brecha de productividad que la separa de otras regiones y no perder el tren de la transformación digital. No solo hay que potenciar todo lo que tiene q ver con infraestructuras tecnológicas y garantizar en toda la región que la población tenga acceso a banda ancha sino también hay que tener en cuenta la formación porque el proceso de digitalización puede afectar al empleo", advirtió no sin razón.

"La formación adquiere mucha relevancia, tanto formación reglada como continua. Llevamos años reclamando a las Administraciones Públicas que potencien el big data y la inteligencia artificial porque es paradójico que con una tasa de desempleo excesivamente elevada las empresas se quejan de que no encuentran los trabajadores adecuados para cubrir los puestos y los trabajadores no encuentran y se tienen que ir fuera del país", señalaba Doménech; mientras animaba también a los dirigentes a "hacer un sobresfuerzo para que las empresas puedan crecer y ganar tamaño con una mayor capacidad de digitalización y transformación".

En otro orden de cosas, el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, apuntó que la recomendación del Pacto de Toledo de vincular las pensiones al Índice de Precios de Consumo (IPC) va a "presionar el gasto público", por lo que ha instado a introducir "medidas compensatorias" que garanticen su "sostenibilidad y suficiencia a corto, medio y largo plazo". Por ello abogó por "retrasar gradualmente la edad de jubilación" y a su vez "blindar" las pensiones mínimas, que puedan aumentar de acuerdo con el IPC y el incremento de la renta per cápita media.

De izquierda a derecha: Carlos Rodríguez, Rafael Doménech y David Conde
Como también señaló a preguntas de este diario que la mejor manera de desmarcarse del riesgo provocado por las intenciones del Gobierno italiano de elevar unilateralmente su objetivo de déficit, que están provocando un fuerte incremento de la prima de riesgo del país transalpino, no es otra que "cumplir con nuestro objetivo de déficit, no hay más"; mientras -siguiendo con la marcha de los mercados financieros- no espera que el cambio del mandato del presidente del BCE -Draghi se retira a finales de octubre de 2019- "genere ningún tipo de ruido".

Por su parte, Doménech cuantificó en tres décimas negativas en el crecimiento del PIB de la Comunitat Valenciana la inestabilidad política catalana, "que está repercutiendo más en las regiones más próximas a Cataluña". Como también informó que el Brexit sigue pasando factura sobre la economía valenciana "con la aportación negativa de las exportaciones del automóvil"; y sobre la 'guerra comercial' que libran americanos y chinos no dudo en afirmar que "nadie gana y todos perdemos". Expresión que también utilizó a la hora de hablar del impacto de la crisis catalana.

Sólidas perspectivas de crecimiento

Pese a todo, y en un escenario con sólidas perspectivas de crecimiento para la Comunitat Valenciana, el experto del BBVA Research observa también señales de desaceleración que suponen exigentes retos a medio plazo para la economía regional. De ahí que indicara la necesidad de "continuar incidiendo en políticas que ayuden a reducir más rápidamente la tasa de desempleo y la temporalidad" y a incrementar la productividad del factor trabajo.

A su juicio es necesario aprovechar las oportunidades de la revolución digital, con políticas que suavicen la transición, amortigüen los costes y potencien los beneficios. Para ello, es preciso continuar impulsando la mejora del capital humano, la atracción de talento, la rápida adopción de nuevas tecnologías en el sector privado y público, y el incremento del tamaño medio de las empresas.

Noticias relacionadas

next