X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

reunión de los alcaldes de la marina alta con puig y montón

Puig promete más control en el Hospital de Dénia ante el futuro incierto de la reversión

19/04/2017 - 

VALÈNCIA. Los alcaldes de la Marina Alta quieren la reversión del Hospital de Dénia, pero de momento tendrán que conformarse con un mayor control por parte de la Generalitat a la gestora, Marina Salud. Esta fue la conclusión de la reunión entre los alcaldes de la comarca de la Marina Alta con Sanidad y Presidencia, que aunque calificaron de positiva, no obtuvieron ninguna fecha concreta, sino simplemente voluntad.

A la reunión, en el Palau de la Generalitat, asistieron el presidente de la Generalitat, junto con la consellera de Sanidad, Carmen Montón, el subsecretario de la conselleria, Ricardo Campos, la directora general de Alta Inspección, Isabel Gónzalez, la directora de Gestión Sanitaria, Carmelina Pla, los alcaldes de Dénia, Ondara, Pedreguer y Pego y los representantes de la Plataforma per la Sanitat Pública de la Marina Alta.

A pesar de que Presidencia y Generalitat han acordado con los alcaldes compromisos, la reversión dentro de esta legislatura tan solo se queda como una "voluntad firme" de los asistentes. Tras más de un año del anuncio del propósito, las dificultades son amplias por la falta de determinación del precio de las compra y a que Ribera Salud posee un 35% del accionariado y no parece, por la tensión con el Consell, que vaya a ponérselo fácil.

Montón ya ha descrito en alguna ocasión las negociaciones como "complejas", al no haber finalización del contrato de la concesión privada, y en la que se barajan "varias fórmulas". Además, indicó que el contrato está en vigor" y "romper un contrato no es la voluntad del Consell" e insistía, en su última intervención sobre el tema, que están trabajando "constantemente" para "conseguir la manera de esa reversión a lo público con anticipación a la finalización del contrato".

La pelota ha sido trasladada en numerosas ocasiones a Hacienda al haberse encargado una valoración del precio de la empresa, de las acciones, situaciones y bienes y que, una vez que ese informe sea trasladado a Sanidad, su departamento ofrecerá su visión para tratar de dar el próximo paso.

Presión en la gestión asistencial

En el encuentro se forjó la creación de una comisión formada por la Plataforma per la Sanitat Pública de la Marina Alta y la Alta Inspección, encargada de vigilar el cumplimiento de las concesiones. El objetivo será la comunicación directa entre Generalitat y la Plataforma con la intención de realizar seguimientos de quejas o problemas en la parte asistencial. 

Entre los compromisos figura el ejercer un control intenso sobre la empresa encargada de la gestión en el Hospital y fiscalizar la asistencia con el fin de que no disminuya la calidad de la sanidad. También el hacer cumplir a la empresa todas las condiciones que marca el contrato firmado. Cabe señalar que los indicadores de Dénia no son los mejores de la Sanidad valenciana.

A esto han sumado el compromiso de construir los centro de Salud de Calp, Dénia y Pedreguer. También han acordado una reunión la próxima semana entre la red de alcaldes y la Plataforma para valorar la concentración convocada el 7 de mayo.

¿Falta de control?

La Conselleria de Sanidad encargó una auditoría externa para comprobar si Marina Salud había cumplido el plan de inversiones contemplado en el contrato, según el informe de la Viceinterveción. La auditoría concluía que "el importe de las inversiones realmente ejecutadas (111.946.812 euros) es superior al propuesto inicialmente por el concesionario (96.644.121 euros)". También al mínimo exigido en el pliego del concurso, 80 millones.

Sin embargo, la Viceintervención, en el mes de febrero, restó valor en su informe a la auditoría y destacó que tampoco hay control sobre las inversiones realmente realizadas. No existe, según el viceinterventor, un inventario de bienes a efectos de cuantificar las inversiones realizadas ante una posible reversión, además de que no existe el plan anual de inversiones y actas que requieren los pliegos. "No se han confeccionando los documentos básicos de control y de inversiones", señalaba. 

Noticias relacionadas

next