X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

congreso pspv

Puig impone un control de asistencia a los miembros de su Ejecutiva

1/08/2017 - 

VALÈNCIA. El reelegido secretario general del PSPV, Ximo Puig, cerró este domingo el XIII Congreso Nacional del partido con un discurso eminentemente valencianista y federalista. Una clausura del cónclave que venía precedido por la aprobación de los distintos órganos de dirección de la formación socialista, que salieron adelante con un buen nivel de respaldo que, en general, superó el 80%, a excepción de la Ejecutiva, donde no hubo ningún tipo de acuerdo con los afines a Rafa García y el porcentaje se quedó en algo más del 72%.

Superado este proceso, ahora llega el momento -o más bien tras el mes de agosto- de ponerse a trabajar. Curiosamente, en la conformación de la Ejecutiva, Puig ha seguido el modelo que aplicó en el cónclave de 2012, cuando diseñó una dirección de 69 miembros. Pese a que en esta ocasión el líder del PSPV había avanzado su intención conformar el órgano con unos 40 elegidos, han terminado por elevarse hasta 66, además de crearse un Consell Institucional de carácter consultivo que suma ocho personas.

Ximo Puig, con su Ejecutiva al fondo, durante su discurso de clausura. Foto: RAFA MOLINA

Sin embargo, el presidente de la Generalitat no se ha mostrado impasible a los defectos de su pasada dirección. De hecho, una de las principales críticas vertida por su oposición interna ha sido la inacción de la formación socialista especialmente en los últimos dos años. En esta línea, Puig está decidido a conseguir que, pese al tamaño de la Ejecutiva, esta se mantenga viva y genere acción política.

Con esta intención ha evitado las vocalías en el citado órgano y ha asignado un área concreta a cada uno de los nombrados. Pero además, según apuntan fuentes del partido, Puig ha puesto el acento en la firma de un documento de carácter ético en el que va incluido el compromiso de asistencia a las convocatorias de los órganos del partido. Sobre esto, y aunque no se ha establecido todavía una directriz concreta, el mensaje que se ha ido trasladando en los últimos días es que si se producen tres ausencias sin justificar de las reuniones de la estructura se podrían retirar las responsabilidades de un miembro de la dirección si así lo ratifica el Comité Nacional. 

Una medida dirigida, según fuentes del PSPV, a evitar las ausencias continuadas en la Ejecutiva camufladas en la amplitud del órgano; una situación que al parecer ya se produjo en el pasado mandato. En este sentido, quedó establecido que, de manera ordinaria, las reuniones del Secretariado -la cúpula de 12 miembros- se reunirá cada 15 días, cada mes o dos meses tendrá lugar un encuentro del Secretariado más las secretarías de área y cada trimestre se llevará a cabo la cita plenaria en la que se incluye al Consell Institucional.


Noticias relacionadas

next