X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Bonig dice que el PP y el Ministerio "vigilarán" que se cumpla la suspensión 

Puig defiende el plurilingüismo: "Hablar valenciano, castellano e inglés no es de derechas ni de izquierdas"

8/06/2017 - 

VALÈNCIA, (EP). El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha defendido este jueves la legalidad del decreto de plurilingüismo del Consell al contar con informes jurídicos que lo avalan, ha asegurado que espera que la resolución del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) sea "favorable" y ha acusado al PP de querer "arrinconar el valenciano" cuando en la autonomía "no hay un problema de libertades, hay un problema de resultados" en el aprendizaje de las lenguas.

Así se ha pronunciado en la sesión de control al 'president' en respuesta a la portavoz del PP, Isabel Bonig, a la que ha recordado que "hablar castellano no es de derechas ni de izquierdas y las cifras dicen que todos los valencianos lo podemos y lo hacemos; hablar valenciano no es de derechas ni de izquierdas pero lamentablemente muchos valencianos no dominan su lengua cooficial y hablar inglés no es de derechas o de izquierdas pero ha sido más difícil para la mayoría de los valencianos que no podían pagarse una escuela privada".

Bonig ha preguntado a Puig si el Consell va a cumplir los "tres varapalos judiciales al decreto de chantaje lingüístico" --en referencia a la suspensión cautelar ordenada tras las solicitudes de la Diputación de Alicante, la Asociación para la defensa del castellano en la Comunidad Valenciana y USOCV-- y le ha recordado que ante la paralización "se aplica el decreto de 2012 consensuado del PP" y tanto el PP como el Ministerio de Educación "le vigilarán para que cumpla la suspensión".

"Veinte años de oposición y dos años de gobierno de la izquierda para acabar aplicando el decreto del PP, esa es su realidad. Su sectarismo nos sale caro", ha agregado.

La 'popular' ha insistido en que el decreto supone una discriminación a la enseñanza en castellano, no cuenta con el aval del Ministerio de Educación y ha generado un "caos" en el proceso de matriculación y los centros "no saben qué planes aplicar". Por ello, ha preguntado si se van a dar instrucciones concretas a los centros en este sentido.

Puig ha asegurado que este Consell "ha cumplido, cumple y cumplirá las sentencias judiciales" y le ha recordado otras a la síndica del PP, como las que dan la razón a la Generalitat en las becas universitarias o los conciertos educativos. Además, ha insistido en que el decreto de plurilingüismo es "la respuesta a su fracaso de 20 años" tras los cuales "sólo el 6% de los niños tienen capacitación en inglés y sólo el 36% domina el valenciano".

Puig insiste en el aval del Ministerio

Según ha explicado, el TSJCV ha aplicado una suspensión sin escuchar a las partes para posteriormente decidir sobre el fondo del asunto y confía en que la resolución sea favorable porque cuenta con los informes positivos de la Abogacía, el Consell Jurídic Consultiu y, "aunque no le guste, el aval del Ministerio", dado que "si hubiera visto que había un problema de derecho hubiera recurrido y no lo ha hecho".

Puig se ha preguntado por qué los 'populares' no quieren "que los niños sepan inglés, castellano y valenciano", asegurando que "en ese afán de radicalidad" han superado incluso a Manuel Fraga, quien aprobó un plan por el que se impartía en gallego el 50% de la docencia.

Por último, el presidente ha querido reconocer a la diputada de Podemos Sandra Mínguez "como ejemplo de personas que han venido de otros territorios" y "estiman nuestra lengua", después de que este miércoles una diputada del PP señalara que nadie de Compromís, Podemos o de Cuenca --en alusión a la procedencia de Mínguez-- le iba a imponer el valenciano.

Asimismo, el conseller de Educación, Vicent Marzà, ha asegurado que el Consell cumple las sentencias y, de hecho, son "más respetuosos con fiscales y jueces que algunos ministros" y ha recordado que la Fiscalía estima que con el decreto no se lesiona ningún derecho porque en ningún precepto se obliga a nadie a optar por la enseñanza en valenciano y no se restringe la libertad de elección de centro.

"Ustedes --ha dicho al PP-- cuando van en contra del decreto no van en contra del conseller, sino de las universidades que lo han avalado, la Abogacía, los directores de Infantil, primaria y Secundaria, el CJC o la comunidad educativa", por lo que ha pedido "tranquilidad ante su tensión". "Nosotros con paciencia y por las oportunidades de todos; dejen de jugar con los derechos de los niños", ha concluido.

Noticias relacionadas

next