X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

encadena 5 sesiones consecutivas bajando y cae a mínimos de octubre de 2015 

Prisa lidera las pérdidas anuales en la bolsa española

30/03/2017 - 

VALÈNCIA. Las acciones de Prisa (PRS) se dejaron ayer en el parqué un 2,64% en la que fue su cuarta sesión a la baja para cerrar en los 4,43 euros. O lo que es lo mismo: su cota más baja desde primeros de octubre de 2015. Los títulos del grupo de medios de comunicación han caído en tan corto espacio de tiempo prácticamente un 6% y, lo peor, que ayer el volumen de negocio se quedó a las puertas de triplicar su media diaria anual, dado que se intercambiaron de manos 123.719 acciones frente a una media de 45.679, según los datos de Infobolsa.

El mal tono bursátil de la cotizada presidida por Juan Luis Cebrián la ha llevado a ser la que más baja en toda la bolsa española en lo que va de 2017. Tomando el cierre de ayer, el descenso anual alcanza ya el 15,62% superando el 14,76% de Sniace y el 11,20% de Oryzon Genomics. Dicho recorte ha llevado a PRS a reducir su capitalización hasta los 347 millones de euros.

"Uno de los mayores problemas de Prisa es su abultada deuda, que la ha llevado a un proceso contínuo de desinversiones e incluso a deshacer toda su participación en Santillana, otrora una de sus joyas", apuntan desde una mesa de intermediación bursátil, mientras recuerdan "el empeoramiento de su gráfico por lo que no hay que perder de vista al valor". 


Y no le falta razón porque el propio Cebrián manifestaba la semana pasada en una entrevista con la Agencia EFE que prevé salirse por completo de Santillana sin descartar más desinversiones. Asimismo mostró su confianza en que, con la venta de Santillana -"que es un gran activo", dijo-, y con "algunos esfuerzos coordinados" por parte de acreedores y accionistas se pueda reducir la deuda hasta niveles "relativamente bajos".

La deuda bancaria total del grupo Prisa se situó al cierre del pasado ejercicio en 1.486 millones de euros, un 10,5 % menos que un año antes. En 2018, la empresa deberá hacer frente al vencimiento del segundo tramo de un préstamo sindicado que exigirá un desembolso de 956 millones. Una vez resuelto el problema de la deuda, Prisa podrá dedicarse "a desarrollar el negocio de medios en España y América Latina con adquisiciones, fusiones y desarrollos orgánicos que ahora están limitados por la propia existencia de la deuda", advirtió Cebrián.

Solo el 18% del capital cotiza libremente en bolsa

Mientras tanto, las posiciones bajistas se mantienen en el 0,31% desde el pasado 23 de diciembre, según la información recabada por este diario de la base de datos pública de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Algo lógico, por otro lado, porque el capital flotante o 'free float' de PRS se sitúa en torno al 18%, uno de los más bajos de todo el Mercado Continuo.

De hecho, el presidente de Prisa, que sobre su relevo se mostró distante,  reconoció en dicha entrevista que el capital está "muy concentrado en pocas manos pero al mismo tiempo muy fragmentado", ya que "no hay ningún grupo de referencia". El objetivo es contar con un "capital estable" que garantice el futuro del grupo y su "continuidad histórica y cultural" y, al mismo tiempo, con accionistas que quieran invertir a corto y medio plazo con un interés sólo financiero.

Noticias relacionadas

next