X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

plantean cambiar el modelo de subvenciones

Podemos quiere premiar a los establecimientos turísticos que tengan plantillas fijas

22/04/2018 - 

VALÈNCIA. Una de las pretensiones de Podemos cuando peleó en la negociación de los Presupuestos por implantar una tasa turística en la Comunitat, era destinar parte de lo recaudado a impulsar las buenas prácticas laborales y a luchar contra la precariedad laboral en el sector. Con la propuesta tumbada en las votaciones de las enmiendas a ley de Acompañamiento de las cuentas de 2018, los morados buscan ahora alternativas para ir cumpliendo de una u otra forma los objetivos que tenían pensados sufragar con aquel tributo.

La formación morada trabaja en la elaboración de iniciativa estos días para replantear el modelo de subvenciones públicas a los establecimientos turísticos y otros agentes del sector. La idea, aunque todavía la redacción definitiva está por definir, busca cambiar el reparto de las subvenciones de la Generalitat. Proponen que se tenga en cuenta que los establecimientos turísticos cumplan con una serie de requisitos mínimos de regulación laboral.

"Estaríamos hablando de priorizar a aquellas empresas que contaran con cláusulas sociales como, por ejemplo, que todo el personal forme parte del hotel y no esté externalizado, o que un alto porcentaje, alrededor del 70% sea fijo", traslada el diputado David Torres a Valencia Plaza. "También que en el rango de unos años la empresa haya eliminado la temporalidad en el trabajo. Cumplir con estos y otros factores harían que las subvenciones fuesen más accesibles a los empresarios del sector", añade.

Al existir dos tipos de subvenciones –por concesión directa y por concurrencia competitiva-, la metodología a aplicar en cada caso sería diferente. En la concesión directa, Podemos insiste en que la clave está en "restringir los requisitos para premiar a aquellas empresas que lo hagan bien y respeten a los trabajadores sin que tengan externalizadas las contrataciones". En el segundo caso, y al no poder limitar la participación de empresas para acceder a las subvenciones tanto como en el supuesto de las ayudas directas, la idea sería "establecer en la baremación para que aquellas empresas que cumplan con determinados requisitos, puedan tener una mayor puntuación para optar a las subvenciones".

Con esto, la formación que lidera Antonio Estañ busca premiar a los establecimientos turísticos que trabajan por reducir la temporalidad y precariedad laboral. El objetivo es tener la iniciativa aprobada antes de verano, de manera que se modifiquen todas las órdenes de subvenciones y así el año que viene las ayudas que se otorguen ya incluyan los cambios que plantean. 

Un nuevo sello del sector

Hace un par de meses, el partido de los círculos también instó al Consell a crear un sello de empleo justo y de calidad de aplicación en el sector hostelero y de restauración. Con el tiempo, el propósito sería vincular estas subvenciones también a la obtención de este sello de calidad, de manera que las empresas "tuvieran un estímulo y aspirasen a obtener esta marca", señalan desde la formación. La precariedad del sector hostelero, como se vio durante las negociaciones por la tasa turística, convertida en prioridad para los morados.

Noticias relacionadas

next