X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Podemos exige mantener el Consejo de Control de la Publicidad Institucional

24/03/2018 - 

VALÈNCIA. Cuando Compromís registró en septiembre de 2015 la Proposición de Ley de Publicidad Institucional incluyó entre el articulado de la norma la creación del Consejo de Control. Un órgano que debía encargarse principalmente de informar de las campañas previas a su publicación o difusión y realizar un informe anual de la actividad de publicidad institucional en la comisión de Les Corts. Sin embargo, PSPV y Compromís elaboraron este jueves una enmienda transaccional para que finalmente no se constituyera.

Una pretensión que Podemos no está dispuesto a aceptar. El diputado Antonio Montiel asegura que su grupo no votará a favor de esta enmienda transaccional, ya que tanto "a nivel estatal como en otras comunidades autónomas como Extremadura y La Rioja que también cuentan con una regulación de la publicidad institucional, las respectivas leyes crean sus órganos de control". "Sería una anomalía no hacerlo", añade el parlamentario morado.

Sin embargo, la oposición de Podemos a esta enmienda no significa que finalmente no vaya a aprobarse. El PP y Ciudadanos se han quejado en numerosas ocasiones a lo largo de esta legislatura de la cantidad de órganos creados por el Consell. Si bien en esta ocasión la ley parte de Les Corts y no del Ejecutivo valenciano, nada indica que los partidos de la oposición vayan a respaldar la creación de este nuevo organismo. 

Foto: KIKE TABERNER

En lo que sí llegaron a un acuerdo los tres socios del Botànic es en añadir una disposición adicional al articulado de la norma que señala que a partir de la entrada en vigor de la ley "los pliegos de condiciones administrativas contendrán cláusulas para desestimar la contratación de la Administración con empresas y medios de comunicación que contengan anuncios de comercio sexual o fomenten la prostitución". Una redacción negociada entre PSPV y Compromís -a la que este viernes Podemos dio su visto bueno- y que aseguraron a este diario que prefirieron mantener en secreto para debatirla directamente en la comisión del próximo miércoles pero que, sin embargo, hicieron pública tras la publicación en Valencia Plaza de otra enmienda que afectaba al mismo aspecto. 

En concreto, la enmienda que sí decidieron hacer pública incumbía al artículo 6 de la ley y señalaba que la "inserción de publicidad institucional debe realizarse con preferencia por los medios que no contengan anuncios de prostitución". Una preferencia que no indicaba veto y, por lo tanto, no impedía que la Generalitat pudiera continuar insertando publicidad institucional en medios que publicasen anuncios de prostitución, en contra del Pacto contra la Violencia de Género y Machista.

En la reunión de este viernes, los partidos del Botànic, además, dieron forma a la justificación de la nueva disposición adicional en la exposición de motivos. En ella argumentaron que no podían prohibir la publicidad de prostitución en los medios porque la competencia es estatal y así lo recoge el informe de 2011 del Consejo de Estado. Sin embargo, lo que sí puede hacer en este caso la Generalitat es decidir no otorgar subvenciones a estos medios de comunicación en las convocatorias por incluir estos anuncios de contactos entre sus páginas. 

El Consell el día de la firma del Pacto Violencia Machista y de Género. Foto: ESTRELLA JOVER

Conviene señalar que Podemos, tras conocer que PSPV y Compromís solo habían introducido una enmienda para que el reparto de contratos de publicidad se hiciera dotando simplemente de carácter preferente a la prensa que no incluyera anuncios de contactos, acudió a la reunión de este viernes -prevista para ultimar detalles técnicos de las enmiendas- dispuesto a exigir que se endureciera la redacción del texto. Sin embargo, no hizo falta al descubrir que ambos grupos tenían guardada otra modificación más dura y exigente que pretendían ocultar hasta el día de la votación. 

El malestar generado por que, a priori, los partidos del Gobierno valenciano fuesen a permitir la convivencia de ambos tipos de publicidades derivó en que finalmente tuvieran hacer pública la existencia de una segunda parte. Así, con la redacción de esta disposición Podemos sí está conforme, por lo que los votos de los tres grupos parlamentarios (8) serán suficientes para que se incluya en la ley.

next