X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

análisis vp - horizonte 2019

Pacto Podem-EU: más poder municipal, más diputados y entrada en el Consell

2/10/2017 - 

VALÈNCIA. Uno de los principales puntos de interés de cara a las elecciones municipales y autonómicas que deberán celebrarse en 2019 son las posibles alianzas previas que se conformen entre distintas fuerzas políticas para concurrir conjuntamente a los comicios.

Unas confluencias que, en algunos casos, pueden resultar especialmente fructíferas para sus componentes. Ejemplo de ello fue la primera alianza entre Compromís y Podemos en las elecciones generales celebradas a finales de 2015, donde superaron con holgura al PSPV-PSOE y se situaron relativamente cerca del PPCV como segunda fuerza.

Ahora bien, este tipo de alianzas no siempre suman como a priori podría esperarse por los resultados que las distintas formaciones tienen por separado. De hecho, también se puede citar como ejemplo el segundo envite de las generales celebradas en junio del pasado año, cuando el pacto entre Podemos e Izquierda Unida en el ámbito estatal no ofreció una mejoría ni permitió el sorpasso al PSOE o, en el caso de la Comunitat Valenciana, cuando el acuerdo entre Compromís, Podem y EU se saldó con un pequeño descenso de votos respecto al resultado obtenido en 2015 solo con el concurso de las dos primeras formaciones.

Un aviso para navegantes que, no obstante, no arredra a varias de las formaciones en liza a la hora de buscar posibles acuerdos para 2019. Aunque todavía es pronto para ello -así al menos lo aseguran fuentes de distintos partidos- se admiten desde diversas fuerzas contactos informales. Una de las combinaciones posibles, quizá la más probable y verosímil, es la de un pacto entre Podem y Esquerra Unida.

Las ventajas de que una alianza de estas características obtuviera buenos resultados son notables. Para el secretario general de Podem, Antonio Estañ, podría implicar un importante crecimiento en la cuota de poder municipal -EU podría ayudar a incrementar el número de concejales especialmente en la provincia de Alicante- e incluso una presencia más notable en las diputaciones, sobre todo en la citada demarcación. En este sentido, cabe recordar que en el sondeo publicado por Valencia Plaza semanas atrás, EU tendría una estimación de voto del 6,2% en esta provincia.

Una hipotética mejoría que, posiblemente, también se traduciría en aumento de los diputados de Les Corts. Un resultado que Estañ necesitaría para, por un lado, obtener una posición más sólida en la cámara y, por otro, para reforzar su liderazgo con un resultado mejor que los 13 escaños conseguidos con Antonio Montiel como candidato en 2015.

Así, y mientras en el ámbito estatal Podemos ya habla abiertamente de contactos con Izquierda Unida para confluencias en autonomías y municipios, desde la formación morada en la Comunitat Valenciana se reclama libertad para unos acuerdos que, según sus directrices internas, debe refrendar la militancia. No obstante, y si bien Estañ públicamente ya ha deslizado en varias ocasiones que prefiere no afrontar una alianza con Compromís, el líder de Podem no ve, según fuentes de su partido, con malos ojos la posibilidad de confluir con EU.

David Rodríguez, coordinador general de EU

Actualmente, el coordinador general de esta formación, David Rodríguez, que fue respaldado por el ala comunista de EU, viene pasando apuros por el caso del viaje a Cuba -que coincidía con el sepelio de Fidel Castro- y que, según han publicado diversos medios, se abonó con fondos del grupo de EU de la Diputación de Alicante. En este sentido, fuentes de la formación morada señalan que Estañ negociaría con Rodríguez un posible acuerdo preelectoral pero también se da la circunstancia de que el líder de Podem mantiene buenas relaciones con el sector opositor del coordinador general de EU.

Con estos factores, y a sabiendas de las propias dificultades que atraviesa EU tras haber quedado fuera de Les Corts, todo apunta a que las distintas partes -más aún con la implicación de ambas direcciones estatales- estarán dispuestas a llegar a un acuerdo que después deban refrendar sus bases. Un camino que, si bien no se verbaliza todavía por parte de las fuerzas implicadas, tendría como probable meta tras el 2019 la entrada en la reedición de un gobierno de izquierdas en la Generalitat.

Noticias relacionadas

next