X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

PRIMARIAS PSPV

Nuevo golpe psicológico de Puig a García

11/07/2017 - 

VALÈNCIA. La campaña electoral de las primarias socialistas se le ha complicado a Rafa Garcia. El candidato a destronar al president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, de la secretaría general del PSPV se encontró con una jornada negra antes de su primer debate, realizado en la Cadena Ser este lunes. Así, y después de encajar una derrota moral al perder la batalla de los avales frente a Puig, el también alcalde de Burjassot vio como el comité de garantías desestimaba su petición para apartar del proceso a los altos cargos socialistas del Consell. Pero también como la sección juvenil del partido se posicionó mayoritariamente del lado del actual líder de los socialistas valencianos.

Como ya hicieron con el proceso estatal, las juventudes del socialismo valenciano -o, al menos, más de la mitad de Joves Socialistes- se posicionaron con las tesis de Puig. Si durante las primarias nacionales mostraron su apoyo a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, como lo hizo el actual secretario general del PSPV, este lunes lanzaron un manifiesto en favor de Puig. Un texto firmado por más de 600 personas. Así, de los 1.000 militantes que tienen las juventudes socialistas del PSPV, el 51% aproximadamente ha rubricado ya el texto, pues este también ha recibido el apoyo de gente no afiliada a la organización joven del partido del puño y la rosa.

"Damos nuestro apoyo a Ximo (Puig) porque, antes de conseguir el liderazgo político a las instituciones, recompuso un partido fracturado, uniendo todas las sensibilidades y teniendo en cuenta todas las opiniones. Una unidad que no es uniforme, una integración que no es dogmática", expresa el documento. En él también destacan la defensa de "un militante, un voto" que hizo Puig, haciendo referencia a cuando apostó casi de forma inédita en el socialismo por un proceso de primarias regional. Joves Socialistes, incluso, no descarta realizar un acto en apoyo del president, si su agenda se lo permite.

En el manifiesto, además, destacan la "revolución generacional" que impulsó Puig en el partido, a juicio de Joves Socialistes. Una tesis reforzada también a través de un vídeo promocional que pretenden que se haga viral durante los próximos días. El líder de Joves Socialistes, José Muñoz, resaltaba así este lunes políticas como Avalem Joves o GenT impulsados por el Consell y que buscan reducir el paro juvenil.

Representantes de Joves Socialistes. Foto: VP

Así, tanto en el vídeo como en el manifiesto, hacen hincapié en el carácter dialogante del president, uno de los rasgos que ha potenciado con su ruta por las agrupaciones y con sus apelaciones a evitar "la publicidad negativa" en los procesos internos. "Damos nuestro apoyo a Ximo (Puig) por haber sido capaz de impregnar, en un gobierno plural, una acción política efectiva, con políticas de izquierdas y las prioridades claras. Y con el mismo carácter dialogante e integrador", apunta el documento. Y añade: "Damos nuestro apoyo a Ximo (Puig) porque nos brindó su mano para ser un president cercano a los problemas de los valencianos".

Muñoz, de hecho, ligó la victoria de Puig a que el Gobierno del Botànic no sufra erosión. Frente a la defensa de la bicefalia de García -es decir, separación de poderes entre lo orgánico y lo institucional-, el también síndic adjunto advirtió que una derrota de Puig "provocaría que la figura de secretario general y de presidente sería más débil". "Decir lo contrario es hacer trampas al solitario", insistió, para defender que si gana García sería "involucionar y no continuar el proceso de cambio iniciado en 2012 y consolidado en 2015". En cambio, para Muñoz, una victoria del actual secretario general “lo reforzaría”. “Un gobierno de coalición PSPV-Compromís necesita de un secretario general presidente, capaz de tomar decisiones", proclamó.

El texto también quiere aprovechar que García cuenta con el apoyo camuflado de Ferraz. Y por eso, resalta el discurso valencianista de Puig. "Damos nuestro apoyo a Ximo Puig porque ha defendido un relato autónomo del pueblo valenciano, que ha superado las divisiones y los enfrentamientos, y que reivindica lo que nos corresponde en un Estado federal solidario", se afirma en el manifiesto, para remarcar "el proyecto netamente valencianista, de izquierdas, autónomo y federal".

El apoyo de una buena parte de Joves Socialistes también se debe a la incorporación progresiva del talento joven a cargos de responsabilidad en las instituciones. De hecho, la gran apuesta de Puig para salir del agujero negro electoral que es para los socialistas la ciudad de València, fue Sandra Gómez, que se erigió como líder de facto cuando Joan Calabuig se marchó a Bruselas a raíz de la reestructuración que hizo Puig del Consell el verano pasado. En esa remodelación, además, incorporó en su círculo de confianza al secretario de organización de las juventudes en el Cap i Casal Borja Sanjuán o a María Such, exdiputada en el Congreso e hija del histórico del socialismo valenciano Toni Such, como directora del Instituto de las Mujeres. Por su parte, el líder de Joves Socialistes, José Muñoz, fue nombrado a principios de legislatura como síndico adjunto y fue el representante de la federación valenciana en la gestora del PSOE.

   
La presentación de este manifiesto es otra victoria moral de Puig sobre García. Cabe recordar que el president contó como anfritrión de un acto de la agrupación socialista de Ciutat Vella celebrado este domingo en el Octubre Centre de Cultura Contemporánea al portavoz d’Acció Cultural del País Valencià, Toni Gisbert, y también con el apoyo de algunos miembros de los sindicatos mayoritarios hace ya una semana. Así, 150 personas de UGT, CCOO e Intersindical firmaron un manifiesto a favor del president de la Generalitat. El secretario nacional de Servicios en la Comunitat, Tino Calero; el secretario general Ismael Sáez; la secretaria de Educación del PSPV y miembro de Comisiones Obreras, Inma Sánchez, y el dirigente de Intersindical Jesús Giménez, fueron los rostros más reconocidos que encabezaron el manifiesto. No en vano, el secretario de la federación de empleados y empleadas públicos de UGT País Valencià y sindicalista con amplia influencia en el PSPV,  Luis Lozano, ya anunció tan solo empezar la carrera electoral en el socialismo valenciano que apoyaría a Puig.

"L'Esquerra en Marxa", la candidatura de Puig, también demostró tener el apoyo de las distintas familias socialistas. En la presentación del proyecto, arroparon al actual líder del PSPV la consellera de Sanidad, Carmen Montón -que había pasado de apoyar a Pedro Sánchez a la neutralidad en el proceso estatal-; el síndico socialista en Les Corts, Manuel Mata, que había apoyado al 'sanchismo', y otros miembros de las plataformas cercanas al exlehendakari Patxi López, el tercero aspirante en el pulso nacional por el liderazgo del PSOE. Puig, además, consiguió también el golpe psicológico más claro en doblar en avales a García. El president obtuvo 7.584 frente a los 4.411 que sumó el alcalde de Burjassot.

Después de un debate tenso que, horas más tarde del acto de Joves Socialistes, protagonizaron Puig y García, el actual secretario general del PSPV quiso replicar la etiqueta de que García es el candidato de la militancia. Por eso, en un acto celebrado en Xàtiva, recordó su idea de crear la figura del Diputado por Circunscripción. "Se encargará de atender las demandas y de mantener una relación directa con el territorio asignado para que todo militante tenga un canal de acceso personal con los representantes del PSPV o de introducir mecanismos de elección abierta para configurar las listas autonómicas", explicó. Además, y para contrarestar el strepteasse de las cuentas del partido y bienes de los dirigentes que propone García, el president apostó por realizar tres auditorías en seno del partido: una política, otra económica y otra de cumplimiento de los estatutos.

L'Esquerra en Marxa. Foto: KIKE TABERNER

Garantías desestima que los altos cargos no se posicionen en el proceso

Al varapalo que recibió García de Joves Socialistes este lunes, se le sumaba la resolución de la Comisión de Garantías Electorales. El representante del candidato, Salvador Soler, presentó un escrito para que los altos cargos del Consell no se posicionaran en el proceso interno para garantizar "neutralidad". Una petición que creó un profundo malestar entre ellos, que se preguntaron por qué debían apartarse o "avergonzar" de formar parte de la administración valenciana. Y más cuando los socialistas gobiernan después de dos décadas esperando una mayoría progresista.

Sin embargo, el órgano que vela por el correcto funcionamiento de la elección interna rechazaba la queja de García. Firmado por el funcionario y exconcejal en el Ayuntamiento de València, Rafael Rubio y el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodríguez Mulero, el dictamen esgrime que la "queja planteada no se refiere a hechos individualizados o concretos, de los que pudiese deducirse alguna infracción de la norma que regula el proceso que en estos momentos se desarrolla".

Para la Comisión Nacional de Garantías Electorales, "la defensa de cualquiera de las candidaturas que pueda realizar una afiliada o afiliado que ostente la condición de alto cargo del Consell, no lo realiza desde su condición de alto cargo, sino en su condición de afiliado o afiliada". De hecho, en el dictamen se recuerda que el hecho de "poseer temporalmente esa condición no puede significar una merma de los derechos que como afiliado o afiliada le corresponden, siendo uno de éstos poder participar activamente en el proceso de elección a través del sistema de primarias".

El órgano, sin embargo, afirma que una "cuestión distinta sería que para ejercitar dichos derechos se empleasen medios propios de las instituciones, hecho este que de producirse, debería sustanciarse en ese ámbito y no en el puramente orgánico". Un extremo que no han detectado. Lunes negro para al candidato García. Puig se anota otra batalla psicológica.

Noticias relacionadas

next