X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de agosto y se habla de benidorm PANORAMIS la vila joiosa port hotels

tras rechazar liquidar las dos primeras concursadas

Nou Temple coge aire: el juez aplaza la vista de liquidación a mayo, con el concurso finalizado

24/04/2018 - 

ALICANTE. La estrategia judicial de la promotora Nou Temple, que vive los últimos meses del convenio de acreedores tras el concurso al que se acogió en 2008 con una cascada de demandas de incumplimiento, parece seguir dando frutos. La firma ha logrado aplazar la tercera vista de incumplimiento, que podría derivar en su liquidación, prevista para este jueves. El abogado de Nou Temple ha alegado otro juicio señalado con anterioridad en Sagunto, y el juez ha fijado la nueva fecha para la vista el 24 de mayo.

Una decisión que resulta llamativa si se tiene en cuenta que el convenio de esta tercera concursada, Grupo Temple Obras, Proyectos y Desarrollos Urbanísticos SLU vence el 30 de abril. Es decir, la promotora podría pedir la sentencia de cumplimiento del convenio antes de que se celebre la vista en la que una quincena de acreedores denuncia precisamente lo contrario. Como ha venido contando este diario, Nou Temple estaba formada por tres empresas, que entraron en concurso sucesivamente en 2008 y lograron aprobar el convenio en 2010. Si bien en el concurso se acumularon las tres firmas, al entender que formaban un grupo de empresas, para resolver sobre el cumplimiento del convenio no ha sucedido lo mismo.

De esta forma, dos de las concursadas ya han afrontado sus respectivas vistas de incumplimiento a demanda de pequeños acreedores alicantinos, que denuncian que la promotora no ha cumplido el plan de pagos al que se comprometió, ni ha reanudado las promociones paradas en 2008 cuya venta, en teoría, garantizaba ese cumplimiento. El juez de lo Mercantil 1 de València ha rechazado las dos solicitudes de los acreedores valorando el quantum: es decir, lo que reclamaban era una parte ínfima del crédito reconocido por la empresa. El caso de Grupo Temple era particular precisamente porque es la empresa que acumulaba el mayor pasivo de la promotora.

Los acreedores sospechan que el aplazamiento conseguido por la empresa de Vicente Flames es una estrategia de su abogado, según las fuentes consultadas. Las suspicacias han saltado al ver que la vista que coincidía en el tiempo era un desahucio relacionado con otra promotora que también está en concurso. "Cuando la empresa está concursada, todos los asuntos se ven en el juzgado de lo Mercantil que instruye ese concurso", argumentan, "no en uno de Instrucción". Así, aseguran que la vista que ha servido para aplazar el incumplimiento de Nou Temple ha sido, a su vez, suspendida por este motivo.

Sea como fuere, la promotora valenciana debe acreditar que ha cumplido el convenio de acreedores antes de obtener la sentencia favorable, más allá de las reclamaciones que puedan existir por parte de estos últimos. Algo que, según los denunciantes, la firma no está en disposición de probar. En este sentido, ya hay acreedores que valoran la posibilidad de renunciar a los incidentes de incumplimiento para acudir directamente a impugnar ese supuesto cumplimiento.

Nou Temple protagonizó la última etapa del boom urbanístico, con David Albelda como reclamo publicitario. Con la crisis, las tres mercantiles que formaban el grupo se declararon en concurso, y lograron sacar adelante un convenio con un 50% de quita y dos años de carencia. El plan de pagos vencía a ocho años, un plazo que está a punto de cumplirse. Como ha venido contando este diario, los pequeños contratistas que trabajaron en sus promociones en la Marina Alta y varios compradores de viviendas que aún no han recibido su inmueble han denunciado el incumplimiento del convenio de una o varias de las concursadas. A estas peticiones se han sumado, además, el fondo Aiqon Capital (que compró los fallidos de Nou Temple a Catalunya Caixa) y la Seguridad Social

Noticias relacionadas

next