X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

cruce de cartas entre ministerio y consell por la regla de gasto

Montoro coge carrerilla y amenaza con un 155 económico a la Comunitat Valenciana

28/12/2017 - 

VALÈNCIA. El Ministerio de Hacienda liderado por Cristóbal Montoro se ha enfrascado de nuevo en una batalla con varios gobiernos autonómicos –concretamente 10, entre ellos el valenciano– a colación de la regla de gasto, una de las exigencias previstas en la Ley de Estabilidad Presupuestaria que deben cumplir las Comunidades Autónomas junto a los objetivos de déficit y deuda. 

Así, este martes el ministerio aireó una carta remitida el 5 de diciembre a los interventores de estas regiones advirtiendo del "riesgo" de incumplimiento de la citada norma. En el caso de la Comunitat, la desviación sería de 1,1 puntos respecto al tope establecido en la regla de gasto situado en el 2,1%. La respuesta del Gobierno valenciano, a través del conseller de Hacienda, Vicent Soler, y del propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig, fue clara: "No habrá ajustes. Es imposible reducir el gasto este año". Un rechazo con el que los dirigentes valencianos aprovecharon para recordar al Gobierno central su promesa de reformar en 2017 el sistema de financiación que a día de hoy perjudica a la Comunitat. "No se puede cumplir si los valencianos no tienen los recursos suficientes", sentenció el jefe del Consell.

Unas justificaciones que no parecen enternecer a Montoro, quien este mismo miércoles dejó la puerta abierta a la intervención económica en las CCAA que no cumplan con la citada regla de gasto. "Sí, sí, siempre. Tenemos la obligación de hacerlo por la aplicación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Por eso insistimos, para todos, para evitar que tengamos que entrar en los renglones coactivos de la ley, deben cumplir", aseguró el ministro, quien fue además preguntado por la situación en Cataluña -entre las 10 afectadas- donde el Gobierno central lleva la batuta por la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Montoro junto al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, durante una de sus reuniones 
"La continuidad del crecimiento económico en España y la recuperación en la facturación de las empresas de mayor tamaño en Cataluña tienen que ver con las actuaciones que han dado seguridad, estabilidad y han permitido que prevalezca la legalidad en Cataluña como en el conjunto de España", destacó el ministro en defensa de su gestión económica tras la aplicación del 155. Un control que, a juzgar por su postura respecto a las otras autonomías, no le importaría extender más allá de Cataluña. 

Esta línea de pulso con las CCAA por parte del ministro deja entrever el siempre discutible talante autonomista de Montoro, quien parece decidido a tomar medidas de control en las regiones que no cumplan con la regla de gasto. Una posible maniobra ante la que también saltó Compromís este mismo jueves: "No consentiremos el chantaje de Montoro para una aplicación del 155 encubierta", subrayó el portavoz de este grupo en Les Corts, Fran Ferri, quien criticó el intento de "recentralización" y el retraso en la reforma del sistema de financiación. "Quieren controlar en qué gastamos los valencianos y en qué dejamos de gastar para que apliquemos las políticas del PP", sentenció el diputado.

Por contra, el ministro de Hacienda encontró la defensa de sus compañeros valencianos del PP en la presidenta regional, Isabel Bonig, y el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues. Así, la primera consideró positivo que el Consell "rinda cuentas" al Gobierno central e instó a Puig a "empezar a gestionar". "No pueden quejarse todos los días de no tener dinero y destinar más de 280 millones de euros a chiringuitos como la Agencia de Innovación o la Antifraude", afirmó. Por su parte, el segundo puntualizó que Montoro "en ningún caso ha pedido recortes al Consell pero sí eliminar el gasto innecesario y superfluo".

Noticias relacionadas

next