X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de noviembre y se habla de sanidad ivo Baltasar Garzón Presupuestos 2018 PPCV SERIES documental

los agujeros en los argumentos de ambos candidatos

Miserias del PSPV: Puig no veía mal las bicefalias y García sacó los peores resultados de la historia

24/06/2017 - 

VALÈNCIA. El proceso de primarias del PSPV al que se presentan el actual secretario general del partido y presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde de Burjassot, Rafa García, se entiende sobre el papel como una confrontación de ideas y proyectos para mejorar la formación socialista. No obstante, como es lógico en estos procesos, también se busca atrapar en un 'renuncio' al aspirante rival, con contradicciones, acciones o manifestaciones que puedan ser difíciles de explicar.

Un cajón de trapos sucios al que es difícil resistirse y con el que ambas candidaturas tratan de influir a medios y militantes para ganar centímetros en la carrera por obtener el liderazgo. Así, además de ideas y proyecto, los dos equipos en liza preparan argumentos y contraargumentos para debilitar al rival y, en definitiva, provocar el rechazo del afiliado hacia el oponente. Y es que ninguna guerra fue limpia.

Por ejemplo, la bicefalia que ahora defiende el aspirante Rafa García y que a los seguidores de Puig les hace llevarse las manos a la cabeza, no era tan mal vista respecto al partido por el actual presidente en marzo de 2012 a las puertas del congreso nacional del PSPV, tal y como explicó en una entrevista a Valencia Plaza:
-"¿Cree que podría funcionar una bicefalia en el PSPV?"
-"¿Por qué no? Lo que debemos conseguir es pensar en términos de proyecto y de equipo. Un liderazgo fuerte no tiene porqué estar basado en comportamientos cesaristas o autoritarios. Yo quiero ejercer un liderazgo compartido. No quiero que exista un único vocero, sino muchas voces dando la cara y siendo la imagen del partido", explicó Puig en su día.

En la otra orilla, resulta curioso cómo el alcalde de Burjassot esgrime este argumento de impulsar un líder orgánico distinto al institucional, pero no defiende lo mismo para Pedro Sánchez ni tampoco se ha comprometido a dejar su cargo en el ayuntamiento si gana la Secretaría General del PSPV.

Presentación de la candidatura de Puig con dirigentes afines. Foto: KIKE TABERNER

De esta manera, el cruce de argumentos con el objetivo de 'talar' al rival es constante. Si Puig anuncia la creación de una Secretaría para la Militancia, desde el entorno de Rafa García se tacha de una maniobra "oportunista" tras el "varapalo de las primarias federales". Por otro lado, si el alcalde de Burjassot asegura en un tuit: "Daremos mayor peso a las estructuras comarcales como un elemento de cohesión de nuestro partido y de la Comunitat #LaFuerzaDeLaMilitancia"; el sector de Puig recuerda que en el reciente cónclave federal los 'sanchistas' taponaron la posibilidad de regresar a la organización comarcal para continuar con la provincial.

Por otro lado, desde el sector de García suelen incidir en que Puig es presidente de la Generalitat con el "peor resultado de la historia del PSPV" en unas elecciones autonómicas. Un hecho que el entorno de su rival se encarga de replicar asegurando que Pedro Sánchez también consiguió, por dos veces, el peor bagaje electoral desde la vuelta de la democracia. Más aún, dirigentes próximos a Puig ponen el acento en que Rafa García, pese a ser alcalde, logró el peor porcentaje de la historia en el citado municipio.

El alcalde de Burjassot y aspirante al PSPV, Rafa García, durante su presentación. Foto: ESTRELLA JOVER

No son las únicas piedras que cruzan de lado a lado la trinchera. Desde la candidatura de García critican que Puig asegura que apoya a Sánchez y "a las primeras del cambio" afea su cambio de posición respecto al tratado comercial de Canadá (CETA). En cambio, el entorno del presidente acusa al aspirante rival a estar "teledirigido" desde Ferraz por José Luis Ábalos por una "venganza" contra Ximo Puig.

Precisamente sobre esto, los afines al jefe del Consell acusan a la candidatura de García de gozar del respaldo de la dirección federal y lamentan que algunos responsables de la cúpula estatal estuvieran presentes en la presentación de García o concedan entrevistas posicionándose en el proceso. Desde el otro bando, critican que la dirección del PSPV y los altos cargos del Consell también participen en favor de Puig y, más aún, que efectivos de Presidencia promuevan el respaldo al jefe del Consell.

Por citar otro ejemplo de esta guerra subterránea, el sector de Puig critica que García se presente como el candidato de la militancia y la participación, cuando el actual líder del PSPV fue el primero en promover unas primarias abiertas en toda España. En esta lista de cruce de agravios, los afines a García acusan al secretario general de hablar de "renovación" cuando, aseguran, la campaña "la están confiando en realidad a las mismas personas de siempre". Y todavía faltan tres semanas para las primarias.

Noticias relacionadas

next