X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

diputada y miembro del comité federal del PSOE

Mercedes Caballero: "Puig debe nombrar la Ejecutiva que considere, pero que la haga trabajar"

26/07/2017 - 

VALÈNCIA. El PSPV se ha enfrentado a dos procesos de primarias en apenas tres meses. En el primero, los partidarios de Pedro Sánchez demostraron ser mayoría en la Comunitat Valenciana frente a los que apostaban por la andaluza Susana Díaz, entre ellos el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, o por el vasco Patxi López. En el segundo envite, el alcalde de Burjassot, Rafa García, se enfrentó bajo el paraguas del 'sanchismo' al jefe del Consell por el liderazgo del partido: la victoria fue de este último aunque su opositor consiguió un 42,3% de los votos.

La diputada y miembro del Comité Federal del PSOE Mercedes Caballero (València, 1966) se implicó en ambos procesos con el llamado 'sanchismo'. Periodista, concejal del Cap i Casal durante dos mandatos, la parlamentaria siempre ha sido una de las dirigentes más próximas al ahora secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, lugarteniente del repuesto líder socialista.

-El PSPV ha atravesado dos intensos procesos de primarias. ¿Cómo cree que sale la federación valenciana tras estos dos envites?
-Sale de forma positiva fundamentalmente por la movilización que ha habido, creo que incluso muy superior a la de muchas campañas electorales. Es cierto que se produjo mayor movilización en el proceso federal posiblemente por la situación traumática que se vivió. Pese a que el tiempo de espera fue demasiado, siempre digo que fue un embarazo y un parto, llama la atención que con todos los meses que hubo que esperar la movilización fuera de ese nivel. Nunca antes costó tan poco llenar los actos, en concreto los de Pedro Sánchez. Podemos considerar esto el resurgir de la militancia, porque muchas personas encontraron un motivo para volver a involucrarse.

-¿Qué diferencias ve entre los dos procesos?
-El estrecho margen en el proceso del PSPV. En el federal se pecó a mi juicio de un calendario demasiado extenso, tal y como comentamos cuando se creó la gestora. En cambio, aquí se ha hecho con los plazos mínimos y eso, bajo mi punto de vista, ha dificultado a la candidatura de Rafa García poder explicar los cambios que queríamos introducir en el modelo de partido. Además, las fechas evidentemente también han influido en que haya bajado la participación en este segundo proceso, en el que también la gente estaba más cansada. El calendario ha sido un poco atropellado, exprés, como dijimos nosotros. Apenas dos días para presentar candidatura después del congreso federal y 12 para recoger avales con un fin de semana de por medio.

Mercedes Caballero, diputada del PSPV. Foto: EVA MÁÑEZ

-¿Cómo valora el resultado de Rafa García? ¿El 42% es un buen balance o pensaba que podría ganar a Puig?
-Son procesos diferentes. Hay que contemplar que 11.000 personas de los en torno a 18.000 militantes no han votado a Ximo Puig. 11.000 personas que de una manera o de otra no están de acuerdo con la candidatura del secretario general nos da la razón de que este PSPV no tiene la fuerza suficiente o necesaria que nosotros queríamos darle. El secretario general se ha centrado en la gestión y, en la última etapa sobre todo, el partido ha estado desaparecido por completo. Todos los mecanismos han estado dirigidos por el secretario de Organización, no por el secretario general.

-¿Entonces considera que si Puig hubiera dispuesto de otra Ejecutiva en su día no se hubiera producido la candidatura de Rafa García?
-El equipo no ha trabajado los aspectos que debía y el presidente estaba metido en la gestión del Consell. Hizo una Ejecutiva de 69 personas, se supone que para integrar, pero creo que la integración no va por ahí. El objetivo debía ser que todo el PSPV trabajara, no que el cogollo de siempre tomara las decisiones. Además, Puig remodeló esa Ejecutiva cuando entramos a gobernar y tampoco se vio ningún empuje nuevo en el PSPV. Hay muchos asuntos en los que sabemos la opinión del Consell, pero no del partido. Por ejemplo, Puerto Mediterráneo: ¿Nuestra posición es la de la vicepresidenta o la que tiene el alcalde de Paterna, que es nuestro y que creo que se ha visto desangelado?

-¿Cree que va a haber integración de la candidatura de Rafa García en la dirección de Puig?
-No va de eso. Igual que las campañas no iban de que los cargos institucionales o casi todos los diputados apoyaran a Ximo, cuando sus votos valen lo mismo que el de cualquier militante. Cuando hablamos de integración se trata de que tú pongas a los mejores para que realmente tengamos mayor visibilidad en la sociedad. Desde mi punto de vista la gestión del Consell es acertada pero, como digo, en aquellos temas donde tú has tenido que rebajar tu programa electoral para llegar a consenso nos falta reivindicar nuestras posturas. Compromís tiene a menudo más clara su posición de partido y de Consell que nosotros.

Mercedes Caballero durante la entrevista concedida a Valencia Plaza. Foto: EVA MÁÑEZ

-¿Hay negociaciones al respecto de la integración?
-Que yo conozca, no.

-Desde el entorno de Puig hubo malestar cuando se conoció la candidatura de García. ¿Cree que hubo algún error en la forma de dar el paso?¿Lo ve comprensible?
-¿Por qué? Si en tus estatutos está que hay primarias para la Secretaría General lo que tiene que hacer la Organización es facilitarlas. Se ha hecho todo deprisa y corriendo; imagino que para ver si no había alternativa y luego los militantes apenas han tenido día y medio para leer la ponencia marco antes de debatirla en las agrupaciones. Si algún compañero considera que no debe haber primarias en el partido cuando estemos gobernando, que lo diga. 

-¿Cómo surge la candidatura de García? Algunos se la atribuyen a Sánchez, otros a Ábalos, a ambos o simplemente a la mera iniciativa de García. ¿Cómo fue?
-La cuestión es que tú tienes un secretario general que es Ximo Puig que sabes que se va a presentar y 15 días antes estaba defendiendo un modelo totalmente distinto el que esgrimía la candidatura de Pedro Sánchez y que la mayoría abrumadora de militantes del PSPV apoyaron. Como dijo Odón Elorza, ¿cuándo mentía? ¿cuando defendía el modelo de Díaz o luego cuando defendía el de Pedro? Así que el runrún empezó a surgir cuando defendía un proyecto que no era el de la mayoría de la militancia. Ximo podía haberse puesto de perfil. Ni Pedro ni José Luis (Ábalos) han dicho ni mú en las primarias del PSPV: es más, José Luis no avaló a ningún candidato. Lo dijo el otro día en una entrevista: 'Me he pasado tanto de objetivo que no he venido ni a visitar a la familia'. Así que la candidatura de Rafa surge, incluso antes de las votaciones entre Pedro y Susana, porque teníamos claro que una persona que se había implicado tanto en la caída del secretario general y en el proyecto de Díaz necesitaba a alguien enfrente. 

-¿Qué consejo le ofrece a Puig a la hora de diseñar la Ejecutiva y trazar los objetivos que mejoren el PSPV?
-Con que cumpla todo lo que ha prometido en campaña... Creo que tiene que hacer una Ejecutiva de su total confianza y exigirle que se gestione el partido para todos los militantes.  Durante la campaña ha prometido una serie de cosas que le llevan más a un modelo participativo que a su modelo original. Así que no sé si son solo promesas o se ha dado cuenta de que el modelo que defendía en mayo no es el que el partido quiere ni es el modelo que nos llevará a avanzar al mismo ritmo que la sociedad. Así que, consejo, en resumen: que los haga trabajar. Por ejemplo, muchos comités que presiden gente de su confianza y de su candidatura, como en el de la Vall d'Albaida, han tenido cero actividad.

-¿Hay alguien que le gustaría para el área de Organización y hay alguien que preferiría que no estuviera al frente?
-Eso lo debe decidir el secretario general. Sí que creo que debe ser más una cuestión de perfiles y capacidades que de nombres.

-¿Cómo se plantea el próximo congreso? ¿Qué enmiendas opina que deberían salir adelante sí o sí para que se apreciara un cambio en la línea marcada por Pedro Sánchez?
-Sí o sí, por ejemplo, la de la consulta de los pactos a la militancia. En cualquier caso, hemos volcado buena parte de nuestro programa en las enmiendas: muchas de ellas coinciden con la candidatura de Puig así que esperamos que esas no tengan ni discusión. Es cierto que la ponencia, al igual que en el informe de gestión, se ha jugado de nuevo a confundir la labor en el partido con la gestión del Consell. No estamos hablando de eso: tenemos que sacar resoluciones en el congreso 'pata negra' del PSPV. 

-Ha habido cierta contestación en las agrupaciones precisamente al informe de gestión de la Ejecutiva, concretamente en el 27% de ellas se ha tumbado. Algunos les acusan de provocar una revuelta por venganza, ¿qué opina?
-Me atrevería a decir que esta vez el informe de gestión se ha leído más que en otras ocasiones por la militancia. No me parece raro, había muchos afiliados que tenían claro que iban a tumbarla porque precisamente la candidatura de Rafa había explicado que el PSPV estaba "muerto" en los últimos tiempos, por lo que no es extraño que parte de la militancia haya votado en contra. Lo contrario sería incongruente. No vas a apoyar una gestión que crees que no ha respondido a las necesidades del partido. Además, esto ya ocurrió: el propio Ximo tumbó la gestión de Jorge Alarte en el anterior congreso.

-Ábalos es el actual secretario general provincial. ¿Cree que nacerá una candidatura para sucederle desde su entorno que pueda aglutinar la gran representación ‘sanchista’ que se ha dado en la Comunitat?
-No estamos en ese proceso, así que mejor no adelantar acontecimientos. Se volverá a abrir una convocatoria de primarias cuando llegue el momento y cualquier militante que considere que tiene un buen modelo de partido podrá presentarse.

-¿Usted podría ser una aspirante para la provincia de Valencia o, por qué no para Valencia ciudad?
 Yo estoy centrada en contribuir a que el congreso de este fin de semana salga lo mejor posible. Esto es, consensuar el mayor número de enmiendas que hemos presentado. Acudiré, aunque no como delegada eso sí, porque propuse a otra compañera dado que yo ya participé en el cónclave federal. A partir del domingo todos tendremos una Ejecutiva, unos nuevos órganos del partido y unas resoluciones. Jamás diré eso de si pierde mi candidato me iré porque no será mi secretario general.

Mercedes Caballero. Foto: EVA MÁÑEZ 

-¿Cree que el clima en el PSPV va a ser bueno en los dos años que quedan para las elecciones?
-Esto no va de 'feelings' personales. Esto va de qué vamos a establecer nuestro objetivo para las elecciones de 2019. Hay un dicho que reza: "A lo pasado, pisado; y al presente, de frente". Tú no ganarás por la gestión del Consell: ganarás por una buena gestión y por unas expectativas que creas. De aquí al 2019 tenemos que generar expectativas nuevas. Tras la victoria de Pedro Sánchez se ha generado ilusión, se han creado esas expectativas nuevas y aquí debemos lograr lo mismo. Y eso no pasa por tener un programa conjunto con otros partidos, sino por crear expectativas de PSPV.

-¿Qué pasos se deben de dar en memoria histórica, una materia en la que usted está muy implicada?
-La aprobación de la Ley de Memoria Democrática que está en trámite parlamentario es el paso definitivo. La Ley 52 fue un gran avance en su momento pero pecaba de dos cosas: una, que dejaba a la voluntad de instituciones como ayuntamientos cumplirla o no; y otra, las multas. Cuando estableces que hay que eliminar una estatua, por ejemplo, pero no pones plazos ni le pones sanción si no cumple; las cosas se demoran. Nosotros ahí hemos entrado: en los plazos, multas y obligatoriedad. Además, la Generalitat va a trabajar de oficio en este tema pero, al mismo tiempo, se va a respetar a los familiares que no quieran remover su pasado. Quien no quiera encontrar a su antepasado no lo va a encontrar porque es necesario facilitar tu ADN al banco de datos. Así que se va a respetar el derecho de cada uno: los que quieren saber donde están sus antepasados y los que no. También está en la ley la investigación de los bebés robados, donde desde el PSPV hemos introducido enmiendas para exigir implicación a las instituciones privadas y públicas para que den acceso a los archivos, entre otras cuestiones. 

-Usted forma parte de la comisión de RTVV, ¿cree que la tardanza en sacar adelante el nuevo ente es en cierta manera un fracaso del Consell?
-Yo no lo llamaría fracaso, aunque sí es cierto que quizá en un momento pecamos de precipitación dando fechas y nos pudieron las ganas de devolver a los valencianos su medio de comunicación. Los problemas han sido muchos: en Les Corts, creo que ciertas formaciones han tenido intención de frenar la apertura para evitar, por así decirlo, darle un altavoz al Consell del Botànic. En cualquier caso una televisión no es una tienda de electrodomésticos: no se pueden hacer bien las cosas y todo perfectamente hilvanado en un año ni en dos. 

Noticias relacionadas

next