X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Medio Ambiente regará zonas de acumulación de pelusa de chopos para reducir el riesgo de incendio

11/06/2018 - 

VALÈNCIA. (EP) La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural va a regar este verano las zonas de acumulación del vilano o pelusa de los chopos como medida preventiva para reducir el riesgo de incendio forestal, ha informado la Generalitat en un comunicado.

Esta pelusa es un material altamente inflamable, del que los árboles de esta especie incrementan su producción durante esta época del año y que ha sido el origen de numerosos incendios en zonas donde se acumulaba, especialmente en áreas recreativas, de esparcimiento, playas fluviales o zonas de gran afluencia de visitantes en esta época, y por lo tanto es necesario extremar las precauciones.

En este sentido, desde la Conselleria se ha avisado a las personas que se desplacen a lugares donde se junta abundante vilano que con un pequeño foco de calor se puede ocasionar un incendio forestal.

Los chopos (populus nigra) son muy frecuentes en parques, jardines y riberas de los ríos y cada primavera, sobre todo en los meses de mayo y junio, se produce la dispersión por el viento (anemógama) de sus semillas, acompañadas de una abundante pelusa blanquecina, denominada vilano. Se trata de un mecanismo de reproducción por el que las semillas de este árbol son transportadas por el aire a grandes distancias.

El vilano del chopo es un material altamente inflamable que, en presencia de un foco de calor como un cristal que realiza un efecto lupa o ceniza de un cigarrillo, y unido a condiciones meteorológicas de alta sequedad del suelo o del ambiente, puede originar un incendio forestal y dañar o destruir los bosques de ribera y sus hábitats.

Parajes en las cuencas de los ríos valencianos como el Palancia, el Algar, el Mijares, el Turia, el Júcar o el Segura se han convertido en últimos refugios de fauna y flora de este tipo de hábitats fluviales, donde viven especies de reptiles como la culebra viperina (Natrix maura) y culebra bastarda (Malpolon monspessulanus), mamíferos como el Turón (Mustela putorius) la nutria (Lutra lutra) y una gran cantidad de aves asociadas a este ecosistema fluvial entre las que cabría destacar al martín pescador (Alcedo atthis) y la garza imperial (Ardea purpurea).

Por este motivo, la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural ha dispuesto la presencia en esas zonas de Unidades de Prevención con vehículos con autobombas para refrescar estas zonas y disminuir así la probabilidad de producir un incendio.

La mayor parte de los incendios forestales se producen por causas humanas, por lo que se aconseja extremar las precauciones y evitar las imprudencias. Las personas, con su conducta, pueden prevenir los incendios.

Una intervención temprana puede evitar un gran incendio y los primeros minutos son fundamentales para evitar que se propague y atajarlo cuanto antes. Por tanto, si se produce un incendio o hay algún indicio de inicio del fuego, se debe alertar al 112.

Noticias relacionadas

next