X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

CONFERENCIA DEL EX MINISTRO DEL INTERIOR EN ALICANTE

Mayor Oreja: "Hace falta un proyecto político que refuerce a España como nación frente a los nacionalismos"

30/11/2017 - 

ALICANTE. Quizás ya muy alejado de la primera línea de la actividad política, pero todavía con el carnet del Partido Popular, el ex ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, ha recalado este miércoles en Alicante, de la mano del Observatorio de la Economía, para dar su versión sobre El siguiente desafío nacionalista. Mayor concitó la atención de medio centenar de seguidores, fieles o curiosos, a los que desgranó su punto de vista sobre la cuestión territorial española. "Los nacionalismos son vanguardias, en forma de compartimentos, que siempre están en movimiento. Y España debe fortalecer el concepto de nación, necesito un proyecto político para eso", ha resumido.

Mayor Oreja se ha mostrado, incluso, partidario abrir el melón de la reforma de la Constitución, pero dejando una cosa clara: hay que acotar el tema de la soberanía; es decir, dejar claro que el artículo 2 es intocable. El ex ministro ha venido a decir esto porque augura que los partidos de izquierda reivindican la reforma de la Carta Magna para introducir un cambio legislativo que contemple la vía Quebec; es decir, una ley para la autodeterminación. Por ello, Mayor ha insistido en varias ocasiones en que en España hace falta un proyecto político que fortalezca la idea de nación.

A juicio del ex ministro, para saber lo que ha pasado recientemente, con el procés catalán, hay que saber primero de dónde se parte. "La crisis no es económica, financiera ni institucional; venimos de una crisis de valores; es una crisis moral, que se ha globalizado", ha expuesto. Y en el caso de España, su punto más débil es el territorio. "En Gran Bretaña ha tenido forma de Bréxit porque Gran Bretaña siempre se ha visto como una isla poderosa de difícil encaje en la Unión Europa; en Francia, son los fenómenos sociales porque es una país que ha vivido constantes sacudidas sociales. Y en el caso de España, el problema es la nación", ha afirmado. Y para combatir al nacionalismo, según el político vasco, "siempre nos quedamos en la superficie, y no atajamos el problema de raíz". "En el nacionalismo, la mentira siempre prevalece sobre la verdad; lo cómodo es defender la mentira", ha insistido.

Mayor ha explicado que España ha hecho frente a tres procesos nacionalistas, de ruptura. ETA, que fue el más duro y terrible; el plan Ibarretxe, que se venció con la ley, y el proceso catalán, el denominado procés. "Derrotamos a ETA; desmontamos a Ibarretxe y ahora hemos vencido a algo tan ridículo como Puigdemont", ha resumido. Pero el ex titular de Interior sostiene el nacionalismo es algo en constante movimiento y que se alarga en el tiempo, aunque sea en diferentes fases. "El procés no deja de ser parte de todo este proceso anterior". Y durante todo este tiempo, a su juicio, "el Estado le ha dado balones de oxígeno, como el Proceso de Paz de 2003 impulsado por Zapatero, o las conversaciones de Perpiñán".

Por ello, defiende el ex portavoz del PP en el Europarlamento que el nacionalismo es "un movimiento en su conjunto, es un equipo de relevos, que necesita estar en movimiento:  primero fue ETA, después el plan Ibarretxe y ahora el procés. Son movimientos que no tienen marcha atrás, como los partidos políticos, que van hacia adelante o hacia atrás. Los nacionalistas nunca tienen suficiente; están instalados en la constante insatisfacción, siempre se sienten maltratados y se hacen fuertes con el resentimiento".

A ellos, se suma Podemos, dice Mayor Oreja, que "nace del resentimiento". "Han tenido buenos resultados electorales porque en esas sociedades donde triunfan los nacionalismos -el vasco y el catalán- han cultivado el resentimiento social. Y aventura que "el resentimiento social que practican partidos como los CUP o Podemos son los que finalmente arbitrarán la solución a la salida del procés catalán". 

"La solución la van a buscar dentro de la ley", ha insistido el ex ministro para advertir que si hay reforma de la Constitución, hay que acotar el concepto de soberanía en los cambios que se puedan hacer en el artículo 2 de la Constitución. "La izquierda está esperando esos cambios para buscar una solución", ha enfatizado. 

Por ello, ha reiterado que "es necesario definir un proyecto político que refuerce la idea de España" y ha lamentado que los partidos constitucionalistas no hagan uso de esa coincidencia en las elecciones del 21D para combatir al nacionalismo rupturista en Cataluña. En este contexto, ha rememorado que "la unión entre PP y PSE en la elecciones vascas de 2001, que se quedó a un escaño de vencer al nacionalismo. Ahora, años después, Bildu tiene los mismos diputados que PP y PSE juntos", ha concluido.

Noticias relacionadas

next