X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Los primeros problemas para Estañ: sin consenso para Organización y no cierra la portavocía

21/06/2017 - 

VALÈNCIA. Después de la tormenta del Vistalegre estatal de Podemos -con sus consiguientes réplicas en la Comunitat Valenciana- y del congreso autonómico, vino la calma. Sin embargo, ha durado poco en la formación morada. Al menos para el nuevo secretario general del partido en la Comunitat, Antonio Estañ, a quien ya le acechan los primeros problemas orgánicos con críticas incluidas sobre la falta de consenso. 

Este sábado tuvo lugar una reunión del Consejo Ciudadano Valenciano (CCV) -Ejecutiva de Podemos en la Comunitat-. Una jornada en la que la nueva dirección autonómica abordó distintos temas y en la que estaba previsto, como último punto del día -tal y como trasladan desde el entorno de Estañ-, debatir sobre la composición del Consell de Coordinació del partido, un órgano directivo compuesto por 16 miembros procedentes del CCV con capacidad ejecutiva. 

Así, el líder de Podemos puso sobre la mesa una propuesta de estructura que situaba a Daniel Geffner como secretario de Organización y a 15 nombres más ocupando el resto de cargos orgánicos de manera equitativa a los resultados del Vistalegre valenciano tal y como obliga el artículo 14.2.d del documento organizativo aprobado: "La Secretaria General determinará el número de miembros del Equipo Ejecutivo respetando la proporcionalidad de las listas que superen el 10% de los votos, siendo 10 el número mínimo de integrantes".

El diputado de Podemos, Daniel Geffner. Foto: CORTS

Si bien el esquema incluía a miembros de todas las candidaturas del proceso autonómico que entraron en la nueva dirección -Obrint Podem, Més Morat, Més Podem-, desde éstas señalaban que les hubiera agradado que la proposición fuera elaborada de forma consensuada antes de llevarlo al CCV, ya que en este no existe "ninguna mayoría" y la propuesta podría no llegar a aprobarse por falta de apoyos. 

Esto es, que según los documentos resultantes del Vistalegre valenciano, debería ser secundada por dos tercios de la Ejecutiva. Es decir, Estañ necesitaría que 27 personas respaldaran su propuesta. No obstante, desde su entorno recuerdan que la propuesta para el Consell de Coordinació le corresponde hacerla al secretario general. 

Con este escenario, el CCV se reunirá el próximo 1 de julio para proceder al debate y votación. Pero de momento, tanto desde la candidatura de Obrint Podem como desde Més Morat, Més Podem creen que la propuesta de Geffner "es mejorable". Una consideración que ya per se dificultaría que saliera adelante, pues cuentan con 10 y siete miembros respectivamente en una Ejecutiva compuesta, de momento, por 39 personas (incluyendo a las dos procedentes de los círculos sectoriales y a los dos ya electos de territoriales). 

Fabiola Meco, Antonio Estañ, Pilar Lima y Antonio Montiel. Foto: KIKE TABERNER

Dudas sobre el cambio de portavocía

Por otra parte, aunque durante los días posteriores a la celebración del cónclave autonómico se barajara el nombre de Sandra Mínguez como favorita para suceder a Antonio Montiel en la portavocía del grupo parlamentario en Les Corts, las dudas han vuelto a aparecer en el grupo que lidera Estañ.

En este sentido, fuentes del grupo parlamentario apuntan a que el debate está todavía abierto ante las reticencias de la diputada a aceptar el cargo. Una circunstancia que reduciría las opciones para cumplir con el precepto de que hubiera un binomio hombre-mujer en la Secretaría General y la portavocía en Les Corts, tal y como proponía Estañ, dado que, de no ser Mínguez, tan sólo quedaría César Jiménez como miembro de la candidatura de Una Marea per Aprofundir el canvi para ocupar el puesto. 

Noticias relacionadas

next