X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de diciembre y se habla de sala martínez SMART CITIES DOCUMENTALES SANTA POLA

sostienen que es el tipo de envase más reciclado

Los fabricantes alertan de una subida de hasta el 35% de las latas de bebida con el sistema de retorno

13/12/2016 - 

VALENCIA. Los fabricantes de latas de bebida españoles estiman que la implantación de un sistema de devolución de depósito, devolución y retorno de envases (SDDR) implicaría un aumento de hasta un 35% en el precio que paga el consumidor. La entrada en vigor de este sistema que la Conselleria de Medio Ambiente prevé poner en marcha en 2018 multiplicaría por 30 los costes de reciclaje de este tipo de envases en comparación con el sistema actual de recogida selectiva, un incremento que los fabricantes acabarán repercutiendo en los consumidores.

El presidente de la asociación de fabricantes de latas de bebidas (BCME), Santiago Millet, y el director general, Miguel Aballe, han expuesto este martes en Valencia los argumentos para rechazar el SDDR que propone el Consell, del que han tratado de desmontar algunos "mitos", y han asegurado que sus asesores legales ya estudian posibles recursos ante la determinación de la Conselleria de Medio Ambiente por sacar el sistema adelante.

Millet ha defendido que las latas de bebidas "son los envases más reciclados” en España, con una tasa cercana al 85% sobre los 7.000 millones de latas que se consumen en España cada año. Se trata de la cuarta tasa más elevada en Europa de reciclaje de envases metálicos en general "por encima de la mayor parte de países que tienen SDDR”.

Millet ha destacado la "facilidad de recogida y la capacidad de reciclaje indefinido" que ofrece este tipo de envase, que es el de menor coste de punto verde -el identificativo del sistema actual de recogida selectiva mediante contenedores separados-. 

Por ello, sería el más perjudicado por la introducción del SDDR, en tanto que su coste de reciclado se multiplicaría por treinta al pasar de de 0,2 céntimos a 6 céntimos por unidad. Ese aumento, según alertaron los representantes de los fabricantes, se repercutirá en los consumidores con una subida de las bebidas en lata de entre el 10 y el 35% "sin una mejora apreciable en la tasa de reciclado”.

Millet aseguró que la mayor parte de los argumentos utilizados por la Generalitat para introducir el SDDR "no responden a la realidad". Según las estimaciones de la Conselleria de Medio Ambiente, el SDDR permitiría alcanzar tasas de reciclaje de hasta el 85% en envases de agua, zumo, cerveza y refrescos en formatos de vídrio, pet (plástico), latas y tetrabrik.

Aballe, quien hace un par de meses envió una carta a la consellera de Medio Ambiente, Elena Cebrián, para pedirle que no atribuyese a su asociación algunos de los datos que utiliza para justificar el SDDR, rechazó que la estimación que realiza la Conselleria sobre el abandono anual de 100 millones de latas en la Comunitat no es válido.

Con el SDDR, estos envases pasarían a ser gestionados directamente por los comerciantes, a quienes se compensaría con dos céntimos por unidad. El consumidor, por su parte, pagará 10 céntimos más por cada envase que recuperará en el momento de la devolución del mismo. Según la Conselleria, el pequeño comercio manejará alrededor de 35 millones cada año con la implantación de este sistema.

Ante ello, los representantes de los fabricantes de bebidas pusieron en duda la capacidad de ese sistema para mejorar las tasas de reciclado actual, ya que solo una parte de los envases actuales pasarían a estar gestionados mediante el nuevo sistema de retorno. El resto, como los envases no limpios (por ejemplo, latas de conserva) seguirán siendo tratados en el sistema de recogida selectiva o punto verde.

"Desde ningún punto de vista las latas son un problema ambiental, como ratifica un informe de la propia Generalitat Valenciana, que no prevé reducir los costes de limpieza viaria al introducir el SDDR", concluyeron.

Infografía de los fabricantes de bebidas sobre el SDDR 

Noticias relacionadas

next