X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

según los parlamentarios, el reglamento se lo permite

Los ex de Ciudadanos acudirán al TSJ si la Mesa no les permite interpelar a los consellers

25/09/2017 - 

VALÈNCIA. ¿Pueden o no pueden interpelar a los miembros del Consell los diputados no adscritos de Les Corts? Depende de quién interprete el Reglamento de Les Corts, la respuesta es 'sí' o 'no'. El pasado 4 de julio el exdiputado de Ciudadanos David de Miguel –parlamentario no adscrito desde el mes de junio- presentó una interpelación al conseller de Hacienda, Vicent Soler, sobre la reestructuración del sector público. Esta, sin embargo, no fue admitida a trámite por la Mesa de Les Corts al considerar que este no es uno de los derechos reconocidos a los diputados individuales.  

La discusión, no obstante, no quedó ahí. Y es que, aunque el acuerdo de 2008 que se les aplica a los no adscritos no reconoce la interpelación a consellers como derecho, sí les atribuye los derechos que el Reglamento establece para los diputados individuales. Así, el artículo 148.1 de la normativa de la Cámara valenciana dedicado a las interpelaciones de los consellers dice que pueden realizarlas "los diputados y diputadas y los grupos parlamentarios" y no "los diputados y diputadas de los grupos parlamentarios". Esto es, los ex de Cs consideran que el Reglamento de Les Corts les reconoce la posibilidad de formular interpelaciones como diputados individuales. 

Ahora, transcurrido el plazo en el que la Mesa debía ofrecer respuesta al recurso de reposición que De Miguel presentó por no habérsele reconocido tal derecho sin que ésta haya pronunciado respuesta alguna, los cuatro ex de Ciudadanos barajan presentar un recurso contencioso administrativo en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) en los próximos días.

Desde que los cuatro parlamentarios de Ciudadanos abandonaran sus escaños naranjas el pasado 23 de junio y pasaran a no adscritos junto a Covadonga Peremarch y Miquel Domínguez, han tratado que se les atribuyeran competencias -como tener un representante en la Diputación Permanente- que la Mesa de Les Corts no les ha reconocido. Tras las vacaciones estivales, intentaron poder interpelar al president de la Generalitat, Ximo Puig, en el Debate de Política General, como ya hizo Marga Sanz –también diputada no adscrita– en el año 2009 y 2010 a Francisco Camps. El rechazo a esta petición, fue el último varapalo que recibieron los cuatro parlamentarios, Alexis Marí, De Miguel, Domingo Rojo y Alberto García.

Noticias relacionadas

next