X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de agosto y se habla de atentado barcelona nino ELCHE CF DAVID FERRER

ilustradores unidos

Lorca breaks the Internet: el ‘Romancero Gitano’ ilustrado que todos quieren

21/03/2017 - 

VALÈNCIA. 1 de enero de 2017. Cumplido el plazo de 80 años a partir del fallecimiento del autor por el que su obra pasa a estar libre de derechos, la Biblioteca Nacional de España engrosaba esa nómina con un total de 377 creadores, coincidiendo el aniversario con el año en que comenzó la Guerra Civil, en la que algunos de ellos fueron asesinados. De esta forma pasaba a ser de dominio público la obra de Valle-Inclán, Miguel de Unamuno, Federico García Lorca, Pedro Muñoz Seca, Ramiro de Maeztu y otros tantos escritores, pintores, fotógrafos o arquitectos. Es precisamente la obra del mago Lorca la que ha inspirado a decenas de ilustradores, diseñadores, artistas y fotógrafos que, aprovechando la coyuntura, se han unido para dar una nueva piel a una sus creaciones más míticas.

De esta forma, ‘El mayor Romancero Gitano ilustrado’ suma a más de doscientos creadores, un proyecto que se impulsó hace apenas unas semanas en la plataforma de crowdfunding Verkami y que, con unos días todavía por delante para sumar mecenas, ya ha multiplicado por seis la cantidad que se habían fijado como objetivo. De 3.500 euros para desarrollar el proyecto a más de 22.600 euros recaudados. La pieza resultante, de una 300 páginas, supone “una reflexión colectiva sobre Lorca y su obra”, una obra en blanco y negro con portada de Fernando Vicente y caligrafiada por Félix Rodríguez Fernández. “La idea de ilustrar a autores que pasan a dominio público debe tener más recorrido. Quizá con el dinero que saquemos nos animemos a ilustrar y editar a Valle Inclán. O a Unamuno. Es posible que para entonces seamos más. Como colectivo creemos que nos queda mucho por crecer”, explican sus impulsores.

Los valencianos que quieren a Lorca

Bajo el nombre de Mil Coeditores -“aunque de momento seamos menos”-, la iniciativa suma a decenas de firmas entre las que, como no podía ser de otra manera, también hay una nutrida representación de autores de la Comunitat Valenciana. En el listado, Miguel Ángel Giner Bou, presidente de la Associació Professional d'Il·lustradors de València (APIV); Cristina Durán, que junta a Giner forma LaGruaEstudio; Elías Taño, Ada Sinache, Sergio Montal, SuarezCasanova, Manu Garrido, Diego Mir, Gracia Bondia, Fidel López, María Blasco, Fran Salcedo, Silvana Andrés o Lola Blasco, algunos de los nombres que darán sabor valenciano a un proyecto que quiere, no tanto reinventar la obra de Lorca, sino que servirá a modo de colección de las numerosas visiones y sentimientos que cada participante obtiene de la experiencia de sumergirse en el poemario. 

En la lista de autores cuya obra desde este año pasa a estar libre de derechos figuran desde escritores, pintores, arquitectos u otros artistas hasta políticos, religiosos y militares, entre estos últimos algunos de los que se sublevaron contra la República como el general Fanjul (también figura su hermano, el sacerdote dominico Alfredo Fanjul). Junto con estos, están también José Manuel Aizpurúa, Ricardo de Aguirre, el padre Rafael Alcocer, José Calvo Sotelo, José Canalejas, Blas Infante, José Antonio Primo de Rivera (y su hermano Fernando Primo de Rivera), Onésimo Redondo, José Sanjurjo o los pintores Álvaro Alcalá Galiano o Alfonso Ponce de León, entre otros muchos.

"En el crispado clima internacional de los años treinta, la guerra civil española fue, entre otras cosas, una sangrienta confrontación de simbologías culturales antagónicas que preconizaba su mutua destrucción", declaró José Carlos Mainer, catedrático de la Universidad de Zaragoza, a Europa Press, quien asesoró a la Biblioteca Nacional en la selección y digitalización de la obra de los autores que fallecieron durante el año 1936. Según Mainer, recordar el elenco de los muertos de los primeros seis meses de la Guerra Civil "acerca a los términos de una tragedia que se prolongó por dos años y medio más y que, en la España dominada por Franco, no cesó de incrementar después de 1939 el censo de condenas a muerte, persecuciones, depuraciones y encarcelamientos por motivos ideológicos".

En España, el plazo en el que expiran los derechos de explotación de las obras es generalmente de 70 años a partir de la muerte del autor, aunque en el caso de los autores fallecidos antes de diciembre de 1987, el plazo de vigencia de dichos derechos (que pueden ser ejercidos por los sucesores o poseedores de dichos derechos) es de 80 años, tras los cuales, cualquiera puede utilizar libremente las obras también con fines comerciales.

Noticias relacionadas

conversaciones cultur plaza

El año de Ana Penyas

Por |  - 

La ilustradora publicará a final de año Estamos todas bien tras ganar el Premio Internacional de Novela Gráfica Fnac-Salamandra Graphic, un relato sobre sus abuelas, Maruja y Herminia, impregnado de sus temáticas mas recurrentes: feminismo y memoria histórica

next