X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

director de la agencia antifraude

Llinares afea a PSPV y Bloc que se escuden en el archivo de la causa para eludir responsabilidades políticas

18/04/2018 - 

VALÈNCIA. Desde el pasado mes de julio, Joan Llinares se encarga de dirigir un ente de nueva creación -la Agencia Antifraude- que canaliza las denuncias de los funcionarios o de los ciudadanos que observan comportamientos irregulares en la administración valenciana. Debido a su cometido y a su experiencia en limpiar el Palau de la Música de Barcelona o el IVAM de corrupción, este martes se pronunció sobre la investigación de la financiación del PSPV y el Bloc en la campaña electoral de 2007. Sus palabras fueron un dardo a ambos partidos.

Tras su comparecencia en la comisión de Les Corts a la que acudió para dar cuenta de la memoria de actividades realizadas en 2017 por el órgano que dirige, Llinares afeó que los partidos investigados se escuden en el archivo de la causa para eludir sus responsabilidad políticas. "Lo que no puede hacer una formación política es decir que como un delito ya ha prescrito, no tengo una responsabilidad. No. Tiene responsabilidad", criticó. "La prescripción impide la condena, pero no te absuelve. Hay una responsabilidad ética y moral", subrayó.

Como máximo responsable de vigilar que las malas prácticas no tengan cabida en las instituciones valencianas, Llinares subrayó que la prescripción es una figura perversa en los casos de corrupción, por lo que consideró que se deberían "alargar los plazos", las 'fechas de caducidad' en el ámbito de la corrupción. "En 2018 estamos hablando de presuntos delitos cometidos en 2007", señaló en referencia a los largos períodos que transcurren desde que se cometen los delitos hasta que se investigan y consiguen resolverse en los juzgados. 

Ahora bien, no es la primera vez que Llinares se pronuncia sobre este caso. En los últimos días, también ha lanzado mensajes en sus redes sociales al respecto incidiendo en esta misma idea. "La prescripción no absuelve, solo impide condenar. Necesaria catarsis y reparación hasta que el último céntimo vuelva a las arcas públicas", escribía hace un par de días. 

Si este lunes fue Podemos el que recriminó que el actual president de Les Corts, Enric Morera, "minimizara" la gravedad del caso de la presunta financiación irregular de la campaña de 2007 del Bloc –etapa en la que él lideraba esta formación y fue candidato a presidir la Generalitat Valenciana- al haber prescrito los delitos que se investigan, este martes fue el turno Llinares.

Noticias relacionadas

next