X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

declaración en fiscalía

La tránsfuga Belmonte ratifica el intento de compra: "Los nombres y los documentos los tiene el fiscal" 

24/05/2018 - 

ALICANTE. La edil tránsfuga expulsada de Guanyar Alacant y de Podemos, Nerea Belmonte, ha ratificado ante el fiscal Anticorrupción, Felipe Briones, el intento de compra de su voto ante la celebración del pleno de investidura del nuevo alcalde, tras la dimisión del socialista Gabriel Echávarri. Al término de su comparecencia, que se ha prolongado durante cerca de dos horas, Belmonte ha señalado que había puesto sobre la mesa "todo lo que tenía que decir" para que el fiscal actuase en consecuencia. La regidora, cesada de sus competencias después de que trascendiese que había concedido contratos menores de manera directa a personas de su entorno, ha sostenido que había dado nombres sobre ese supuesto ofrecimiento en relación a su voto y que había aportado posibles evidencias que no ha concretado.

"Todo está en el expediente", ha dicho, sin especificar si había facilitado algún tipo de grabación o documento en el que se pudiese acreditar la oferta que dijo haber recibido, durante su intervención en el pleno ordinario de abril: un sueldo de 3.500 euros y su incorporación a la lista electoral de un partido que en ese momento no desveló, ante los comicios de 2019. Este jueves tampoco ha precisado de qué partido se trataba. En el pleno se limitó a señalar al portavoz de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, que la oferta no había procedido de ningún representante del PP y que debía buscar en los escaños más próximos al suyo. En ese emplazamiento se ubican los ediles de PSPV y compromís, junto a los de Guanyar. Sin embargo, las tres formaciones han desmentido las insinuaciones de Belmonte desde el principio. También el PP ha negado haber mantenido contacto alguno con la tránsfuga, cuyo voto en blanco permitió que el popular Luis Barcala se convirtiese en nuevo alcalde.

En cualquier caso, Belmonte ha insistido en su versión y -tras su declaración- ha sostenido que "había puesto nombres sobre la mesa" sin citarlos. Ha añadido que se sentía "satisfecha" como ciudadan y como concejal por haber cumplido con su obligación. "Todo lo que tenía que decir lo sabe el fiscal, hay un expediente entero", ha señalado. Tras ella también ha comparecido la exconcejal del PP, Elsa Martínez, amiga de Belmonte y quien ejerce como su asesora personal de facto. En principio, Martínez no estaba citada a declarar, pero también ha respondido al fiscal, ya que se encontraba presente en las dependencias de la Fiscalía, al haber acompañado a Belmonte. Se desconoce cuál podría haber sido su participación en los hechos sobre el supuesto ofrecimiento. Martínez no ha ofrecido explicaciones al término de su comparecencia, se ha limitado a asentir con gestos cuando a Belmonte se le ha preguntado si había aportado pruebas documentales.

Como ha venido publicando Alicante Plaza, la investigación abierta por la Fiscalía se inició a instancias de la denuncia presentada por dos particulares, militantes de Podemos, José Luis Valdés y Francisco García. Ambos han acudido a ratificar la denuncia este mismo jueves, antes de la comparecencia de Belmonte. Valdés ha manifestado, tras abandonar la Fiscalía, que se había limitado a poner en conocimiento de la Fiscalía las declaraciones de Belmonte en el pleno tras comprobar que nadie había tomado ninguna medida al respecto pese a que, de ser ciertos, los hechos relatados por Belmonte podían ser constitutivos de delito. Valdés también fue uno de los dos activistas vecinales que presentó la denuncia por el supuesto despido irregular de la cuñada del actual alcalde que han derivado en el procesamiento de Echávarri por un delito de prevaricación. 

Noticias relacionadas

next